AutoSemanario


Momentos de inspiración: grandes inventos Honda de todos los tiempos


1968- Hondamatic, una transmisión automática con nombre propio

 

Honda contribuyó al desarrollo de las transmisiones automáticas con una transmisión con nombre propio, la Hondamatic. Debido a las patentes acumuladas por otros fabricantes, los ingenieros de Honda se vieron forzados a inventar su propio sistema, que en lugar de utilizar un engranaje planetario como hacen el resto de fabricantes, utiliza los piñones individuales tradicionales montados en engranajes paralelos, como las transmisiones manuales, con cada relación de cambio engranada por un cilindro hidráulico de embrague independiente. Este simple diseño que prescindía del engranaje planetario resultó ser más compacto, lo que permitía reducir la fricción. Desde entonces, el Hondamatic ha sido adaptado para su uso en múltiples modelos de la compañía. El sistema de control hidráulico y el axis paralelo, dos de las características centrales del Hondamatic original, marcaron tendencia en el sector y aún hoy siguen vivas y coleando.

 

 

1972- Motor CVCC

 

En los años 70 del siglo pasado, la contaminación atmosférica amenazaba ya seriamente a las grandes ciudades norteamericanas y los ciudadanos reclamaban poder respirar aire limpio. Honda fue una de las pocas firmas que colaboró con las instituciones para encontrar soluciones al problema. Frente a este reto, los ingenieros de Honda, que por entonces aún era una empresa relativamente pequeña, desarrollaron el motor CVCC, el primero en cumplir con la estricta normativa establecida en la Clean Air Act californiana, que se instaló en el primer Civic, lanzado en 1972. El modelo obtuvo las clasificaciones en ahorro de combustible más altas de la organización durante cuatro años seguidos.

 

1981- El ‘Electro Gyro-Cator’, la prehistoria de la navegación por satélite

 

El Accord fue el primer modelo Honda y el primer vehículo de marca japonesa que se fabricó en Estados Unidos, en 1982. Llegó sacudiendo la industria automovilística del momento con un nuevo tipo de coche, a la vez económico, deportivo y energéticamente eficiente. Y, lo que es quizá aún más sorprendente, incorporaba lo que se considera el primer sistema de navegación por satélite integrado en un automóvil. El ‘Electro Gyro-Cator’ utilizaba un giroscopio y un servomotor impulsados por helio para determinar el punto en el que se encontraba el vehículo y a qué velocidad se había desplazado. La pantalla era parecida a un sistema de radar de los submarinos, con un mapa transparente donde se marcaban los puntos de localización. Vale, no tenía nada que ver con la navegación por satélite de hoy en día, ¡pero es que era el año 1981!

 

 

1987- Honda Prelude: el primero con cuatro ruedas directrices

 

Actualmente tener dirección en las cuatro ruedas no resulta tan sorprendente. Honda se avanzó a los tiempos cuando en 1988 convirtió su nueva versión del Prelude en el primer coche para pasajeros con dirección en las cuatro ruedas. Eso sí, requería un conductor hábil, ya que el sistema era mecánico. El modelo estaba equipado con las últimas tecnologías en todos los sentidos, incluido el cierre centralizado, nada habitual en aquella época. La versión más potente, llevaba un motor B20A7 de 2 litros y 150CV. La revista americana de automoción Road & Track publicó en 1987 el sumario de una prueba donde el Prelude 2.0Si 4WS consiguió la mejor puntuación respecto a todos los demás coches presentados aquel año.

 

 

1989- VTEC, un motor legendario

 

El VTEC es el legendario motor de la marca actualmente conocido en todo el mundo que dio lugar al eslogan global de Honda: El Poder de los Sueños. En 1989, el nuevo Honda Integra salía equipado con el primer motor DOHC VTEC. La tecnología VTEC fue admirada mundialmente por ser la primera en ofrecer un mecanismo de cinco válvulas que regula el tiempo de apertura de las válvulas y la elevación (cuánto se abren). Así, en una situación que requiere alto rendimiento, las válvulas se abren más y durante más tiempo. Actualmente, las diferentes versiones del VTEC equipan todos los automóviles con motor de gasolina de Honda, también algunas motos y motores marinos, y este año Honda ha presentado los nuevos motores TURBO VTEC para la gama Civic 2017.

 

 

1999- Honda Insight, la vanguardia de los híbridos

 

El Honda Insight original, lanzado en 1999, fue el primer coche híbrido de producción masiva comercializado en EE.UU. y en Europa. La carrocería súper ligera fue una gran novedad, pero aún más importante fue el tren de manejo. El Insight fue también el pionero del sistema IMA (Integrated Motor Assist), que equipó todos los modelos híbridos de la marca durante décadas, incluidos el Civic y el CR-Z en Europa. La tecnología IMA estaba basada en un sistema híbrido paralelo, cuya simplicidad mecánica y ligereza permitían alcanzar niveles de eficiencia superiores a los de otras alternativas híbridas.

 

1993- Honda Dream I y II

 

El espíritu de competición de Honda llevó la compañía a ser uno de los primeros fabricantes de automóviles en atreverse a participar en la conocida competición australiana World Solar Challenge, en la que corren exclusivamente coches impulsados con energía solar. Con este propósito se diseñaron el Honda Dream, y más tarde el Honda Dream II, construidos a partir de plástico reforzado con fibra de carbono ligero y cubiertos de células solares. El modelo con forma de bala azulada, que ya en 1990 quedó segundo en la carrera, batió récords en la competición poco más tarde, y fue encadenando victorias del 1993 al 1996.

 

 

2001- Magic Seats, los asientos mágicos de Honda

 

La modularidad de un coche es siempre una de las cualidades más buscadas. Honda dio un salto en este sentido con la introducción de su ingenioso sistema de “asientos mágicos” (Honda Magic Seats), que permite adaptar el coche en cuatro modos disponibles (funcional, vertical, horizontal y abatido), y maximiza así la versatilidad del espacio interior del vehículo. El primer modelo en incorporar este sistema fue el Jazz de 2001, y desde entonces se ha convertido en una funcionalidad atractiva en múltiples modelos Honda como el Civic o el HR-V.

 

2002- FCX, el primer coche de emisiones 0 comercializado en EEUU y Japón

 

Honda lleva desde los años 80 desarrollando su modelo de coche eléctrico de pila de combustible de hidrógeno, una tecnología que la compañía lidera desde hace tres décadas. El modelo original, lanzado en el 2002, fue el primer coche de emisiones 0 comercializado en EEUU y Japón. La última expresión de esta línea de investigación es el Clarity Fuel Cell, concebido como un automóvil universal, capaz de ofrecer a sus usuarios las mismas prestaciones que los vehículos de tecnología convencional y hacerlo con unos estándares altísimos, propios de los vehículos de alta gama de última generación. La diferencia es que por su tubo de escape sólo emite vapor de agua.

 

2016- Híbridos libres de tierras raras

 

El nuevo híbrido de la compañía, el Honda Freed, cuyo lanzamiento en Japón ha tenido lugar en el mes de septiembre, es el primero del mundo fabricado sin tierras raras, una serie de minerales que por su escasez han provocado tensiones geopolíticas y una excesiva dependencia de China. A este respecto, la prestigiosa revista Forbes alabó en un artículo reciente esta novedad: “En su esfuerzo por prepararse para una nueva fase de la industria automovilística con más coches híbridos y eléctricos, este paso adelante de Honda dará a la compañía ventaja competitiva, en nuestra opinión”.

 

De eso trata exactamente la innovación, de ir siempre un paso por delante.



oct

blog comments powered by Disqus