AutoSemanario


BMW i Vision Circular: El compacto de la marca para el 2040


Con el modelo BMW i Vision Circular la marca alemana nos muestra todo lo que desea aportar para el auto del mañana.

Este vehículo de cuatro plazas es totalmente eléctrico y ofrece un amplio espacio interior en una longitud de unos cuatro metros. Además, se ha diseñado siguiendo los principios de la economía circular en todos sus aspectos y, por lo tanto, simboliza el ambicioso plan de BMW Group para convertirse en el fabricante más sostenible del mundo en el sector de la movilidad individual premium.
La economía circular y los materiales secundarios reducen las emisiones de CO2.
El objetivo principal de BMW Group para lograr la neutralidad climática es reducir las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida del vehículo.
Además de la electrificación de la gama de modelos y el paso a la energía renovable para la fabricación, la compañía se centra especialmente en los principios de la economía circular y el uso de materiales secundarios.
Estos materiales, como el aluminio secundario y el acero secundario, pueden obtenerse reciclando material de desecho para su posterior reutilización. El proceso de suministro de materiales secundarios es mucho menos perjudicial para el medio ambiente y requiere una cantidad de carbono muy inferior en comparación con la extracción y fabricación de material primario.
Esto puede suponer una importante mejora en la huella de carbono de un vehículo, especialmente en la cadena de suministro.
En la actualidad, los vehículos de BMW Group se fabrican con una media de casi un 30% de material reciclado y reutilizado. El desarrollo enfocado desde la idea de "primero lo secundario" pretende aumentar gradualmente esta cifra hasta el 50%.
El objetivo principal del diseño del BMW i Vision Circular es crear un vehículo pensado para los ciclos de materiales cerrados y lograr el 100% de uso de materiales reciclados / 100% de reciclabilidad. Para ello, se utilizan materiales que ya han completado el ciclo de vida del producto, o materiales secundarios, junto con materias primas de origen biológico certificado.
Lo mismo ocurre con el dispositivo de almacenamiento de energía: la batería de estado sólido del BMW i Vision Circular es 100% reciclable y se fabrica casi en su totalidad con materiales procedentes del ciclo de reciclaje. De este modo, se consigue una densidad energética mucho mayor reduciendo considerablemente el uso de los recursos más valiosos.
Diseño circular: un nuevo enfoque.
"En el proceso de diseño del BMW i Vision Circular hemos tenido muy en cuenta la circularidad desde el principio. Como resultado, este modelo Vision está repleto de ideas innovadoras para combinar la sostenibilidad con una estética nueva e inspiradora: llamamos a este enfoque "diseño circular"", explica Adrian van Hooydonk, Vicepresidente Senior de Diseño de BMW Group. El diseño circular abarca cuatro principios: RE:PIENSA, RE:DUCE, RE:USA y RE:CICLA.
RE:PIENSA. El diseño circular empieza por pensar en cosas diferentes. En el caso del BMW i Vision Circular, esto significó examinar los procesos y las tecnologías de fabricación y pensar de forma diferente. Se examinó la función que había desempeñado cada componente hasta el momento, y posteriormente se eliminó la pieza o se rediseñó de forma inteligente para permitir ciclos de materiales cerrados.
RE:DUCE. El lema de "Hacer más con menos" forma parte de la filosofía de BMW i desde hace tiempo. El BMW i Vision Circular lo demuestra a través de una rigurosa reducción del número de componentes, grupos de materiales y acabados superficiales, prescindiendo completamente de la pintura exterior, el cuero y el cromo, por ejemplo. Los materiales procedentes de materias primas biológicas también ayudan a minimizar el impacto medioambiental y contribuyen a reducir la huella de carbono.
En cuanto a las características de digitalización, los paneles de control inteligentes reducen tanto la complejidad como el uso de materiales. Además, los tratamientos digitales de las superficies permiten reducir el número de opciones de hardware mientras que abren nuevas posibilidades de diseño.
RE:USA. Lo ideal es que un producto sostenible tenga una larga vida útil, y que una experiencia de producto enriquecedora y agradable haga que el público se entusiasme mucho más al usar dicho producto, y lo utilice durante más tiempo. Una forma de garantizarlo es incorporando la digitalización para crear nuevas experiencias. Las opciones de visualización a través de superficies digitales en el exterior y el interior del coche y la disponibilidad de la "opción como servicio" permiten a los usuarios aportar constantemente algo nuevo al vehículo.
Las actualizaciones constantes “over the air” y la computación en la nube mantienen el producto actualizado durante un mayor periodo de tiempo. El ciclo de vida del vehículo también puede alargarse mediante la renovación y el rediseño. Las piezas se desmontan fácilmente y facilitan al usuario su sustitución, lo que le permite seguir rediseñando el vehículo.
RE:CICLA. En lo que respecta a los materiales utilizados, el BMW i Vision Circular se centra en los materiales reciclados (idea de “primero lo secundario”) destinados a ser reutilizados de nuevo al final del ciclo de vida del producto. Para un buen reciclaje es fundamental contar con un número reducido de grupos de monomateriales diferentes con uniones que puedan deshacerse fácilmente.
Por esta razón, el BMW i Vision Circular evita las uniones pegadas o los materiales compuestos y utiliza en su lugar tipos de conexión inteligentes, como cordones, botones de presión y cierres rápidos. Presenta un atractivo cierre rápido para las ruedas, los asientos y el panel de instrumentos que crea la "joyful fusion". El gráfico grabado con láser en el centro del cierre rápido está formado por las letras que componen la palabra "circular" dispuestas en forma de círculo. Una llave tubular especial separa las piezas unidas por el cierre con un solo giro. El cierre "joyful fusion" crea una conexión segura y a prueba de robos y, al mismo tiempo, permite desmontar muchos componentes del vehículo con una sola herramienta.
El enfoque de diseño circular rigurosamente aplicado confiere al BMW i Vision Circular una estética totalmente nueva y atractiva, al tiempo que demuestra que un alto nivel de sostenibilidad puede ir de la mano de una estética lujosa.
Lujo sostenible: el diseño interior.
En el habitáculo, el BMW i Vision Circular busca crear un ambiente lujoso, empleando materiales y procesos de producción que son indicativos de una manera de trabajar responsable con el medio ambiente y sus recursos.
Para minimizar la cantidad de residuos y recortes, todos los componentes y materiales se fabricarán a medida mediante procesos como la impresión 3D. El material sobrante se reintroducirá sistemáticamente al ciclo de materiales.
Las dos puertas exteriores con bisagras se abren de par en par para revelar un habitáculo luminoso y aireado. La combinación de colores básica del interior se compone de un color topo con elementos grises y un tono verde menta claro ("MONOchrome Mint") utilizado para el suelo y los paneles laterales.
Esto combina perfectamente con el acabado topo/violeta "MONOchrome Taupe" de los asientos delanteros y traseros para crear un ambiente moderno y acogedor. Los detalles metálicos en bronce dorado en el mismo tono Anodized Mystic Bronze utilizado para el exterior añaden un contraste cálido y sofisticado.
El interior recibe al conductor y al copiloto con un alto grado de luminosidad y una sensación de espacio abierto.
El techo de cristal con una pronunciada colocación pronunciada hacia atrás da a los que van delante la impresión de estar sentados al aire libre, al tiempo que maximiza la sensación de amplitud que se experimenta dentro de un espacio reducido. Los cuatro asientos se han diseñado intencionadamente para que parezcan muebles.
En la parte delantera, dos asientos de tipo “lounge” separados con reposacabezas integrados crean un ambiente exclusivo. Su tapicería aterciopelada está compuesta a partir de plástico reciclado y se asienta sobre un marco de aluminio de color dorado claro. Los asientos se apoyan en una esbelta base monoposte con ajuste hacia delante y hacia atrás. Junto con la ausencia de la consola central, este diseño tiene como resultado la creación de un generoso espacio para las piernas de los pasajeros de la segunda fila.
El respaldo de los finos asientos delanteros está fabricado con plásticos reciclados y tiene un acabado con efecto terrazo. Aquí se encuentra otro cierre rápido circular "Joyful Fusion" para un desmontaje sencillo, que permite separar y clasificar fácilmente el metal y el tejido, para luego reutilizarlo.
Este vehículo de cuatro plazas es totalmente eléctrico y ofrece un amplio espacio interior en una longitud de unos cuatro metros. Además, se ha diseñado siguiendo los principios de la economía circular en todos sus aspectos y, por lo tanto, simboliza el ambicioso plan de BMW Group para convertirse en el fabricante más sostenible del mundo en el sector de la movilidad individual premium.

La economía circular y los materiales secundarios reducen las emisiones de CO2.

El objetivo principal de BMW Group para lograr la neutralidad climática es reducir las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida del vehículo.

Además de la electrificación de la gama de modelos y el paso a la energía renovable para la fabricación, la compañía se centra especialmente en los principios de la economía circular y el uso de materiales secundarios.

Estos materiales, como el aluminio secundario y el acero secundario, pueden obtenerse reciclando material de desecho para su posterior reutilización. El proceso de suministro de materiales secundarios es mucho menos perjudicial para el medio ambiente y requiere una cantidad de carbono muy inferior en comparación con la extracción y fabricación de material primario.

Esto puede suponer una importante mejora en la huella de carbono de un vehículo, especialmente en la cadena de suministro.
En la actualidad, los vehículos de BMW Group se fabrican con una media de casi un 30% de material reciclado y reutilizado. El desarrollo enfocado desde la idea de "primero lo secundario" pretende aumentar gradualmente esta cifra hasta el 50%.

El objetivo principal del diseño del BMW i Vision Circular es crear un vehículo pensado para los ciclos de materiales cerrados y lograr el 100% de uso de materiales reciclados / 100% de reciclabilidad.
 Para ello, se utilizan materiales que ya han completado el ciclo de vida del producto, o materiales secundarios, junto con materias primas de origen biológico certificado.

Lo mismo ocurre con el dispositivo de almacenamiento de energía: la batería de estado sólido del BMW i Vision Circular es 100% reciclable y se fabrica casi en su totalidad con materiales procedentes del ciclo de reciclaje. De este modo, se consigue una densidad energética mucho mayor reduciendo considerablemente el uso de los recursos más valiosos.

Diseño circular: un nuevo enfoque.
"En el proceso de diseño del BMW i Vision Circular hemos tenido muy en cuenta la circularidad desde el principio. Como resultado, este modelo Vision está repleto de ideas innovadoras para combinar la sostenibilidad con una estética nueva e inspiradora: llamamos a este enfoque "diseño circular"", explica Adrian van Hooydonk, Vicepresidente Senior de Diseño de BMW Group. El diseño circular abarca cuatro principios: RE:PIENSA, RE:DUCE, RE:USA y RE:CICLA.

RE:PIENSA. El diseño circular empieza por pensar en cosas diferentes. En el caso del BMW i Vision Circular, esto significó examinar los procesos y las tecnologías de fabricación y pensar de forma diferente. Se examinó la función que había desempeñado cada componente hasta el momento, y posteriormente se eliminó la pieza o se rediseñó de forma inteligente para permitir ciclos de materiales cerrados.

RE:DUCE. El lema de "Hacer más con menos" forma parte de la filosofía de BMW i desde hace tiempo. El BMW i Vision Circular lo demuestra a través de una rigurosa reducción del número de componentes, grupos de materiales y acabados superficiales, prescindiendo completamente de la pintura exterior, el cuero y el cromo, por ejemplo. Los materiales procedentes de materias primas biológicas también ayudan a minimizar el impacto medioambiental y contribuyen a reducir la huella de carbono.
En cuanto a las características de digitalización, los paneles de control inteligentes reducen tanto la complejidad como el uso de materiales. Además, los tratamientos digitales de las superficies permiten reducir el número de opciones de hardware mientras que abren nuevas posibilidades de diseño.

RE:USA. Lo ideal es que un producto sostenible tenga una larga vida útil, y que una experiencia de producto enriquecedora y agradable haga que el público se entusiasme mucho más al usar dicho producto, y lo utilice durante más tiempo. Una forma de garantizarlo es incorporando la digitalización para crear nuevas experiencias. Las opciones de visualización a través de superficies digitales en el exterior y el interior del coche y la disponibilidad de la "opción como servicio" permiten a los usuarios aportar constantemente algo nuevo al vehículo.

Las actualizaciones constantes “over the air” y la computación en la nube mantienen el producto actualizado durante un mayor periodo de tiempo. El ciclo de vida del vehículo también puede alargarse mediante la renovación y el rediseño. Las piezas se desmontan fácilmente y facilitan al usuario su sustitución, lo que le permite seguir rediseñando el vehículo.

RE:CICLA. En lo que respecta a los materiales utilizados, el BMW i Vision Circular se centra en los materiales reciclados (idea de “primero lo secundario”) destinados a ser reutilizados de nuevo al final del ciclo de vida del producto. Para un buen reciclaje es fundamental contar con un número reducido de grupos de monomateriales diferentes con uniones que puedan deshacerse fácilmente.

Por esta razón, el BMW i Vision Circular evita las uniones pegadas o los materiales compuestos y utiliza en su lugar tipos de conexión inteligentes, como cordones, botones de presión y cierres rápidos. Presenta un atractivo cierre rápido para las ruedas, los asientos y el panel de instrumentos que crea la "joyful fusion". El gráfico grabado con láser en el centro del cierre rápido está formado por las letras que componen la palabra "circular" dispuestas en forma de círculo. Una llave tubular especial separa las piezas unidas por el cierre con un solo giro. El cierre "joyful fusion" crea una conexión segura y a prueba de robos y, al mismo tiempo, permite desmontar muchos componentes del vehículo con una sola herramienta.

El enfoque de diseño circular rigurosamente aplicado confiere al BMW i Vision Circular una estética totalmente nueva y atractiva, al tiempo que demuestra que un alto nivel de sostenibilidad puede ir de la mano de una estética lujosa.
Lujo sostenible: el diseño interior.

En el habitáculo, el BMW i Vision Circular busca crear un ambiente lujoso, empleando materiales y procesos de producción que son indicativos de una manera de trabajar responsable con el medio ambiente y sus recursos.

Para minimizar la cantidad de residuos y recortes, todos los componentes y materiales se fabricarán a medida mediante procesos como la impresión 3D. El material sobrante se reintroducirá sistemáticamente al ciclo de materiales.
Las dos puertas exteriores con bisagras se abren de par en par para revelar un habitáculo luminoso y aireado. La combinación de colores básica del interior se compone de un color topo con elementos grises y un tono verde menta claro ("MONOchrome Mint") utilizado para el suelo y los paneles laterales.

Esto combina perfectamente con el acabado topo/violeta "MONOchrome Taupe" de los asientos delanteros y traseros para crear un ambiente moderno y acogedor. Los detalles metálicos en bronce dorado en el mismo tono Anodized Mystic Bronze utilizado para el exterior añaden un contraste cálido y sofisticado.

El interior recibe al conductor y al copiloto con un alto grado de luminosidad y una sensación de espacio abierto.

El techo de cristal con una pronunciada colocación pronunciada hacia atrás da a los que van delante la impresión de estar sentados al aire libre, al tiempo que maximiza la sensación de amplitud que se experimenta dentro de un espacio reducido. Los cuatro asientos se han diseñado intencionadamente para que parezcan muebles.

En la parte delantera, dos asientos de tipo “lounge” separados con reposacabezas integrados crean un ambiente exclusivo. Su tapicería aterciopelada está compuesta a partir de plástico reciclado y se asienta sobre un marco de aluminio de color dorado claro. Los asientos se apoyan en una esbelta base monoposte con ajuste hacia delante y hacia atrás. 
Junto con la ausencia de la consola central, este diseño tiene como resultado la creación de un generoso espacio para las piernas de los pasajeros de la segunda fila.

El respaldo de los finos asientos delanteros está fabricado con plásticos reciclados y tiene un acabado con efecto terrazo. Aquí se encuentra otro cierre rápido circular "Joyful Fusion" para un desmontaje sencillo, que permite separar y clasificar fácilmente el metal y el tejido, para luego reutilizarlo.



sep

blog comments powered by Disqus