AutoSemanario


Blanca Cotta y una obra monumental


Por Damián Cotarelo

 

La calidad, diversidad y cantidad de recetas que la querida cocinera entrega en “Blanca Cotta: Todas las recetas. El libro definitivo”, lo transforman en una verdadera obra maestra. Similares -o superior incluso si contemplamos el avance de la industria gráfica- a los grandes libros que guardaban las abuelas en su cocina, firmados por Petrona  C. de Gandulfo o Ketty de Pirolo

Desde el prólogo del mismo esta reina culinaria, que a pesar de ser profesora de Letras siguió su verdadera vocación, exhibe el objetivo: “Intenté reunir todo lo que me pareció rico o práctico para que el libro descanse en su cocina y se llene de anotaciones, manchones de manteca, borrones de chocolate. Algo así como eran antes nuestros cuadernos: un muestrario de nosotros mismo”, dejando claro que desea que su texto se convierta en acción, en la acción de cocinar. “De nada sirven los libros durmiendo en los estante. Lo lindo es disfrutarlos, hojearlos y releerlos aunque los ajemos un poquito”, completa.

Cotta (click foto 2), que irrumpió en los hogares en la década de 1960 a través de medios gráficos y televisivos (como guionista del programa Buenas tardes, mucho gusto), se destacó por redactar sus recetas como si fueran cartas personales y que recomendaba ingredientes que pueden conseguirse en el almacén del barrio. Y eso se nota en este trabajo que encuentra desde una simple ensalada rusa hasta un más complejo conejo a la cazadora, siempre con explicaciones fáciles.

Acompañados y amenizados por sus tiernos dibujos (click sobre la primer foto para ver galería de ellos), el libro abre enseñando las “Técnicas y recetas básicas”, ya que según la autora “una buena técnica asegura el éxito de una buena receta y el conocimiento en las recetas básicas sortea cualquier dificultad”. Allí se redactan las preparaciones que luego pueden ser necesarias en otras preparaciones (distintas masas, bizcochuelos, etc.)

Histórica colaboradora del diario Clarín y sus productos, que actualmente sigue vigente a través de las páginas de la revista dominical Viva, el libro incluye un recorrido inmenso que incluyen: platos fríos y ensaladas; sopas, guisos y cazuelas; pastas y arroz; quesos y huevos; guarniciones y salsas; verduras, legumbres y cereales; aves o pescados y mariscos. En muchos casos se incluyen “tips” que entregan pequeños y grandes secretos que garantizan que todo salga bien.

Y la lista -que con fortuna parece sabrosamente interminable- continúa con la cocción y elaboración de: carnes; pizzas; empanadas y tartas saladas; panes, galletas y facturas. También todo lo relacionado a los postres está presente en las preparaciones de masitas y galletitas; tartas y arrollados dulces; tortas; postres; helados y postres helados; dulces, licores y golosinas y cócteles y bocaditos.

Un manual que, a través de sus 650 recetas, confirma absolutamente su bajada de título (cosa que no siempre ocurre): el libro definitivo.

 

A continuación, en exclusiva y a modo de ejemplo, Autosemanario te acerca tres recetas diferentes:

 

1) Pollo al curry

INGREDIENTES

• 1 pollo

• Sal y pimienta

• 1 zanahoria

• 1 cebolla

• 2 tallos de apio

• 3 cdas. de manteca

• 1 cebolla picada

• 1 manzana

• 1 hoja de laurel

• 2 cdas. de curry

• Almidón de maíz, c/n

• 200 g de crema de leche

Varios

• Arroz blanco moldeado

en forma individual

• 4 bananas

• 2 huevos duros (optativo)

• 100 g de almendras (optativo)

Preparación:

Desprese el pollo, lave las presas y séquelas. Sazónelas a gusto con sal y pimienta. Coloque las presas en una cacerola junto con la zanahoria, la cebolla cortada en rodajas y los tallos de apio. Vierta agua sobre las presas, hasta sobrenadarlas 2 cm. Tape la cacerola y ponga a hervir hasta que el pollo esté tierno. Escurra las presas de pollo y cuele el caldo en otra cacerola. Agregue al caldo colado la manteca, la cebolla picada, la manzana pelada y picada y el laurel. Hierva hasta que la manzana esté deshecha. Incorpore el curry remojado en agua fría y 1 cucharada al ras de almidón de maíz por cada taza de caldo (¡calcúlelo a ojo!), también previamente diluido en un poco de agua fría. Revuelva continuamente sobre el fuego, con cuchara de madera, hasta que hierva y espese. Pruebe y rectifique la sazón de la salsa. Justo en el momento de servir, coloque dentro de la cacerola las presas de pollo, agregue la crema de leche y caliente bien. Sirva el pollo con toda su salsa, acompañando cada porción con un budincito de arroz moldeado y media banana frita (pele las bananas, córtelas por la mitad, páselas por huevo y harina, y fríalas en manteca). Ofrezca aparte (si quiere), huevos duros picados y almendras tostadas y fileteadas, para que cada uno espolvoree a gusto.

Tip: El arroz también puede moldearlo en forma de anillo único, verter parte de la salsa y las presas de pollo en el centro y servir el excedente de la salsa en salsera aparte.

 

2) Ponche de frutas y vino

INGREDIENTES

Para 10 bebedores charlatanes

• ¼ kg de frutillas

• ¼ kg de cerezas

• ¼ kg de duraznos

• ¼ kg de ciruelas

• 1 ananá chico

• ½ taza de azúc, a gusto

• 1 taza de coñac o ron

• 2 o 3 trozos grandes de hielo

• 4 botellas de vino blanco bueno

Preparación:

Ponga en un bol grande las frutillas limpias y sin el cabito, las cerezas lavadas y descarozadas, los duraznos pelados y cortados en cubitos, las ciruelas cortadas en trocitos y el ananá pelado y cortado en cubos. Espolvoree con el azúcar y rocíe con el coñac o el ron. Tape y deje macerar de un día para el otro. Al día siguiente, un rato antes de servir el ponche, agregue el hielo a las frutas y mezcle hasta que el bol o la ponchera se empañen bien. Agregue el vinito bien helado y mezcle. Sirva en tacitas o vasitos apropiados colocando en el fondo un poco de las frutas maceradas (pero… ¡deslinde responsabilidades por si acaso a alguien se le ocurre comerlas!).

 

3) Rollito de salmón y queso

INGREDIENTES

• 125 g de queso crema

• 2 cditas. de cebolla rallada

• 1 cdita. de rábano picante rallado

• 1 lata de 100 g de salmón rosado

• Sal y pimienta

• 150 g de avellanas o almendras

Preparación:

Mezcle el queso con la cebolla, el rábano picante (o el sustituto que quiera) y el salmón escurrido y desmenuzado. Sazone a gusto con sal y pimienta. Ingénieselas para darle a la pasta forma de rollo. Hágalo rodar por las almendras o avellanas tostadas y molidas. Póngalo en la heladera hasta que esté bien firme. Sírvalo en una tablita, con un cuchillito filoso para cortarlo en rueditas y que cada uno se sirva solo… ¡cracker en mano!

 

Para ver la galería de dibujos hacé clic en la foto principal de la nota y recorrela! 

 

Si querés visitar el blog de la autora andá a: http://blancacotta.blogspot.com.ar          

 

Las novedades de editorial Planeta las encontrás en: https://twitter.com/planetalibrosar

y si deseás conocer mucho más visitá su web  en: http://ar.planetadelibros.com

 



ago

blog comments powered by Disqus