AutoSemanario


Literatura Musical: Publican la historia de la mítica revista Expreso Imaginario


Por Damián Cotarelo

 

Una renovada reedición de “Estación imposible”, el libro de los periodistas Sebastián Benedetti y Martín Graziano (click foto 2) que cuenta la historia de la revista Expreso Imaginario, ya está en las librerías para seguir recordando cómo se convirtió en una verdadera marca registrada que aun hoy permanece en el inconsciente colectivo de toda una generación.

De la mano de Gourmet Musical la propuesta de volver a recorrer el periodismo alternativo a través de esta mítica revista de tónica claramente musical, que singular y paradójicamente ganó y abandonó la calle durante el último y más sangriento gobierno de facto (1976-1983), continúa despertando una sensación única en los lectores. En los contemporáneos y en los actuales, que buscan saber qué representó su estadía en los kioscos.

Y esto se comprueba en la firme intención de los autores platenses de solamente ajustar el texto, es decir, corregir pero no aumentar, de aquella primera versión muy escasamente distribuida en 2007 y prácticamente agotada (Marcelo Oliveri Editor), para pretender mantener aquella frescura ya que “muchachos en sus tempranos veinte, que jamás habían tenido un ejemplar de Expreso en las manos, se metieron de cabeza en la historia. Leyeron, pensaron, preguntaron, escucharon”, cuentan.

Por su parte, el periodista e historiador Sergio Pujol, a cargo del prólogo, recuerda que el recorrido por sus extrañas páginas se realizaba detenidamente, “descifrando sus contraseñas y sus provocaciones y aceptando su invitación a conocer todo aquello ignorado por los medios masivos”, y de a poquito, “tratando de asimilar tanta información nueva”.

Hacia el final de una extensa pintura en donde se describe el “clima” que reinaba en los años previos a la salida de la creación de Jorge Pistocchi (y en donde se repasa la disímil suerte de otras prehistóricas como Cronopios, Rolanroc, Algún día, Contracultura, Mordisco, Pinap o Pelo), los escritores señalan que la revista, a partir de su salida ocurrida en medio de una Argentina dominada por el silencio y las desapariciones,  “se constituyó contra un enemigo: la cultura dominante y opresiva la dictadura cívico-militar”. Y haciendo especial hincapié en el valor que significó su contenido concluyen diciendo: “Su nombre, aun hoy,  resuena como un ícono de la contracultura. Un mito editorial. Sin embargo, la revista fue ignorada por el poder y ninguneada por la izquierda. Desconocida por la gran mayoría, pero diametralmente cómplice inseparable  del crecimiento de una minoría influyente”.

Estructurada en tres grandes periodos, (agosto 1976-septiembre 1979, octubre 1979-febrero 1981 y  marzo 1981-enero 1983), la invitación a disfrutar de este viaje literario-musical se inicia pocos meses después del asalto al poder por parte de la Junta Militar, con la llegada del primer número que desde una psicodélica portada prometía, entre otras cosas, una “Guía práctica para habitar el Planeta Tierra”.

A pesar del gran espacio destinado a la música, expresado a través de notas sobre rock and roll, jazz o folklore, la investigación de estos dos autores licenciados en Comunicación social por la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata (UNLP) demuestra que su temario era mucho más amplio e incluía desde grandes notas sobre poesía, literatura, ciencia, ecología, cine, hasta creativas e innovadoras historietas.

Con un equipo encabezado por Pistocchi y Alberto “Pipo” Lernoud, y enriquecido con nombres como Horacio “Negro” Fontova (dibujos), Alfredo Rosso, Claudio Kleiman, Eddy “La Foca” Rodríguez, y Fernando Basabru, entre otros, el libro repasa cómo se gestó el mensuario, su crecimiento, sus años de esplendor, sus mejores artículos, sus peripecias, sus reconversiones y los posteriores movimientos en su estructura, con la llegada de nuevos integrantes como Roberto Pettinato.

Entre las generosas 240 páginas de historia algunas fotografías de la intimidad de la redacción y sus responsables acompañan las reproducciones de un buen número de inolvidables tapas, que capturan desde algunos jóvenes y rebeldes personajes como León Gieco, Serú Girán o Mick Jagger, hasta otros, cultores de otro perfil, como Atahualpa Yupanqui o Ástor Piazzolla.

Hacia el final del volumen llega al momento en que se produjo el inexorable cierre que, según cuentan Benedetti & Graziano, tomó naturalmente al editor, Alberto Ohanian, protagonista de una anécdota que refleja una imagen de triste vacío. “Un día entró a la redacción y no encontró a nadie. Petinatto había empezado a tocar el saxo en Sumo y tenía la mirada puesta sobre la televisión, Pistocchi cerraba el ciclo de Pan Caliente, Lernoud pensaba en Cantar Rock, el propio Ohanian comenzaba a cosechar éxitos con su productora…”, enumeran. Recién comenzaba 1983 y apenas habían aparecido 78 ejemplares. Dos años más tarde, un frustrado intento por reflotarla (denominada segunda época, como aclaraba una columna) duró solo un puñado de meses.

 

Un material que retrata una época, una sociedad y, hasta quizás una forma de sentir la música y la literatura, que lógicamente se alejaron para irse al privilegiado sitio donde, con cierta melancolía, descansan ciertos hitos imborrables.

 

 

Seguí a uno de las autores en: https://twitter.com/sbndt

 

Todas las novedades de editorial las encontrás en: http://www.gourmetmusicalediciones.com

y si deseás hacerlo a través de Twitter andá a: https://twitter.com/gourmet_musical

 



jun

blog comments powered by Disqus