AutoSemanario


Llega el Fausto de Johann Wolfgang von Goethe, en una edición imperdible


Por Damián Cotarelo

 

Perteneciente a la colección Colihue clásica llega una excelente versión de lujo del Fausto de Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832), una de las obras fundamentales de la literatura universal y producto de un largo proceso de escritura que se extendió entre los años 1772 y 1831.

El texto del novelista y dramaturgo alemán (click foto 2) está basado en una honda reflexión sobre las condiciones de vida del hombre y, en particular, sobre las limitaciones del conocimiento humano. La tragedia enlaza de modo original motivos tales como la tensión entre acción y deseo y la dialéctica entre revolución y conservación.

Además de reunir completamente en un solo volumen la primera y la segunda parte escrita, esta nueva edición incluye la invalorable aporte de Miguel Vedda, profesor titular de Literatura Alemana de la Universidad de Buenos Aires e investigador del CONICET, que estuvo a cargo de la introducción, la traducción directa del alemán (ya lo había hecho en “El proceso”, de Franz Kafka” y “Manuscritos económico-filosóficos”, de Karl Marx) y una serie de notas. Además, y para completar un material imprescindible, también fueron incluidos los esquemas y esbozos previos a su publicación.

El catedrático argentino sostiene desde la introducción que “la empresa de Goethe tiene un carácter ensayístico experimental, y en su centro encontramos menos al hombre en general que a un personaje dotado de rasgos típicos: un soñador, un entusiasta. Ésta definición que es ante toda válida para la primera parte, no contradice el hecho de que en la obra en su conjunto se elaboran problemas que afectan a la humanidad a través de su evolución histórica. Ante todo, la obra puede ser leída como un campo de tensiones dentro del cual una visión trágica radical coexiste polémicamente con una concepción del orden universal como una Teodicea en la que, más allá de todas las catástrofes particulares, consigue finalmente imponerse la justicia”.

En cuanto a los primeros esbozos de la obra (documentados parcialmente por el Urfaust), Vedda señala que responden ya al paradigma de obra abierta y discontinua. No solo por constituir un bosquejo en el que se yuxtapone un conjunto de escenas relativamente inconexas, y en el que están ausentes episodios esenciales para la obra (por ejemplo, la escena de la apuesta entre Mefistófeles y Fausto), sino también en virtud de su manifiesta aversión hacia los ideales de la tragedie classique. “El Fausto es, pues, incongruente con el concepto de obra cerrada, y resultarán inaplicables a él categorías clasicistas como las de redondeo (Abrundung) o consumación (Vollendung). Pero podíamos preguntarnos si en el carácter disonante del drama, en su esencial falta de completitud deberíamos ver la prueba de su fracaso, o sino habría que ver más bien en la inconclusión una prueba de la modernidad de la obra; sobre todo si se piensa que el desarrollo de la literatura moderna está señalizado por una larga serie de torsos: la Recherche Proustiana, las novelas de Kafka, el basto proyecto narrativo de Musil o Los caminos de la libertad de Sartre, entre otros”, opina cerrando su línea de razonamiento.

En la primera parte el ejemplar brinda una imagen de su personaje principal como un outcaist, hundido en un aislamiento que no consigue superar y que podemos calificar de definitorio del intelectual moderno. Las primeras escenas del drama elaboran este problema en relación con lo que se ha dado en llamar la tragedia del erudito (Gelehrtentragodie); en ellas, lo vemos como a un intelectual que, hastiado de la rutina académica y de la futilidad del saber escolástico, quería encontrar vías de conocimiento genuinas, ligadas al mundo de la vida.

En tanto al comenzar la segunda parte, nos encontramos con un protagonista que ya ha experimentado una transformación radical. Así como el Wilhelm Meister de los Años itinerantes diverge del que aparecía en los Años de aprendizaje, el protagonista del segundo Fausto es diferente al del primero, y la metamorfosis del personaje va acompañada por la del mundo que lo rodea.

Un pequeño y verdadero producto deluxe (mide aprox. 11 x 17 cm y posee encuadernación rústica cosida) que a lo largo de sus 768 páginas entrega mucho más que el habitual reeditado texto del poeta y abogado, que elabora poéticamente las transformaciones y conflictos históricos de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Una oportunidad para hacerse de esta pieza literaria única que, por su misma forma fragmentaria y heterogénea, es considerara una de las meditaciones más imponentes sobre el carácter inacabado, contradictorio y violento del individuo moderno.

 

 

Las novedades de este sello las encontrás en: http://www.colihue.com.ar

Si preferís hacerlo por Twitter andá a: https://twitter.com/EdColihue

o si deseás visitar Facebook andá a: https://www.facebook.com/ediciones.colihue

 



ene

blog comments powered by Disqus