AutoSemanario


Nik presenta su nuevo libro "Para todos y todas"


Por Damián Cotarelo

 

Una verdadera lluvia de carcajadas es la que origina “Para todos y todas”, el nuevo libro de Nik (click foto 2), el genial historietista, creador del personaje Gaturro y responsable gráfico de las risas de actualidad en el diario La Nación.

La mezcla de provocación, humor y creatividad queda claro desde el inicio del ejemplar que reza “*por Nik” para luego aclarar en la llamada “* Néstor Iván Kirchner, el sucesor” y hacer que un personaje incrédulo señale “¡¡¡Hasta el seudónimo humorístico me llevaron!!!”.

El prólogo está a cargo de Carlos Reymundo Roberts, el simpático prosecretario de redacción y columnista del periódico fundado por Bartolomé Mitre el 4 de enero de 1870, que escribe acerca del kirchnerismo. Allí recuerda el ingreso de su compañero al medio, en 1992, a quien no define como un humorista sino como “un impostor”. “Veo la sagacidad con la que escruta el alma de los argentinos; la agudeza para desentrañar al país y a sus dirigentes, la mirada que interpela y desnuda”, sostiene.

Editada por Catapulta la obra presenta un excelente papel ilustración y se dividen en cuatro grandes capítulos que recorren los últimos 27 años, a través de las diferentes presidencias.

El primero de ellos se titula “Quebracho y algo-robo. El cotur” y está dedicado a los diez años en que Carlos Menem dirigió los destinos el país (1989-1999). Los chistes van desde una foto “pura” sin ningún truco en la que se lo ve al riojano llevado en andas, durante la campaña que lo enfrentó a Eduardo Angeloz (UCR), y a la cual el autor -sin ningún esfuerzo-simplemente colocó “Síganme, no los voy a defraudar. Salariazo y revolución productiva”; hasta su reelección y segundo mandato; pasando por las constantes risas debido a su cabellera. El pacto de Olivos, el Yomagate, el adiós al servicio militar obligatorio o la servilleta de (Carlos) Corach, todos acontecimientos que marcaron su gobierno, también tienen su espacio.

“Ese lentísimo Sr. Prescindente. Frenando De La Duda”, es la segunda parada en el viaje que propone el nacido en Buenos Aires, Cristian Dzwonik (tal cual el verdadero nombre del autor), donde repasa los días de Fernando De La Rúa al frente de Argentina (1999-2001). Entre muchísimas otras impacta una gran y desopilante foto a página completa bautizada “Los nabos sin voz” (cuento “El mago de Oz”) que muestra al mandatario cordobés en compañía de tres de sus ministros más representativos: José Luis Machinea (Economía), Federico Storani (Interior) y Graciela Fernández Meijide (Acción Social) y varios textos entre los que se destacan el introductorio: “Había una vez… un lejano país del Cono Sur… irreal, imposible de imaginar, de fantasía… donde la gente en el interior se moría de hambre. Protestaban pero no les daban bola… y los gobernantes les hacían cuernito….”.

La misma fórmula se repite en otras imágenes caricaturizando a parte de la Alianza como “La guita no alcanza 0,0007”, en referencia a James Bond (007), el personaje de ficción creado por el novelista inglés Ian Fleming; “Teliquidan”, en alusión a los Teletubbies, personajes de un programa de televisión de la cadena británica BBC con contenidos orientados a los bebés y niños de edad preescolar que tuvo gran éxito; o “El planeta de los cínicos” (El planeta de los simios) y “Bankman y Bobin(Batman y Robin) y “Alianzic” (Titanic), todas películas estrenadas en aquella época.

Promediando el trabajo aparece “Condenados al éxito. El cabezón”, un breve recorrido por la similar tarea que tuvo Eduardo Duhalde al frente del “sillón de Rivadavia”, entre enero de 2002 y mayo de 2003. Durante aquellos muy difíciles y tristes meses la “diversión” pasaba por satirizar la detención del ex Ministro de Economía Domingo Cavallo, a causa del tráfico de armas a Ecuador y Croacia, o la puesta en circulación de una serie de bonos como el Lecop y el Patacón que funcionaron como monedas, en el marco de una inflación creciente y un dólar por las nubes. Además, el egresado del Colegio Nacional de Buenos Aires y Diseñador Gráfico recibido en la UBA se destaca con la composición denominada “El Señor de los ahorrillos” (El Señor de los anillo).

En tanto las sonrisas de “El balotaje que no fue”, acerca de la fallida segunda vuelta que enfrentaría a Menem y Néstor Kirchner, le dan paso a “La era K. El pingüino” (2003-2007), cuando el ignoto santacruceño asumió el poder. Las carcajadas incluyen a hombres clave de su estructura como el vicepresidente Daniel Scioli, el ministro del Interior Aníbal Fernández o el de Planificación Federal, Julio de Vido, a quien el creador que publicó su primer dibujo a los 14 años en la revista Patoruzú de Oro, dibujó detrás de un alto atril gubernamental con visor y dos viñetas: en la primera una voz en off rezaba “Finalmente De Vido llamó a conferencia de prensa para contestarle a Lilita Carrió…” y en la segunda el responsable de asignar la obra pública nacional aseguraba “Quiero desmentir esas injurias de que soy el cajero del gobierno de Kirckner”. El pago de parte de la deuda externa al Fondo Monetario Internacional (FMI) y los primeros rumores acerca del clientelismo político en las elecciones legislativas del 2005 también tienen sus risueños recuadros.

El cierre del trabajo conformado por 200 páginas está a cargo de los hechos ocurridos entre  2007 y la actualidad, en el capítulo titulado “Cristina Kirchner. Hasta la Victoria Secret”. La presidenta de “todos y todas” sufre los embates alegres sobre, por ejemplo, el Caso Antonini Wilson, generado cuando el empresario venezolano-estadounidense ingresó a Ezeiza, en 2007, con una maleta con casi 800.000 dólares sin declarar o la crisis del campo, el paro agropecuario, lock out y bloqueo de rutas ocurrido un año después.

Además, el humorista que en 2002 obtuvo el premio Konex de platino como mejor humorista gráfico, y en cinco oportunidades el premio SIP (Sociedad Interamericana de Prensa),suma variados chistes de temas mucho más cercanos en el tiempo como la creación de Fútbol para Todos, la sanción de Ley de Medios, la reestatización de YPF, e incluso algunos que llegan hasta nuestros días como la instauración del cepo al dólar, la negociación con ciertos acreedores conocidos como “Fondos buitre” o la causa judicial Hotesur.

 

Un libro que desde la magistralidad humorística que desplega Nik repasa una gran parte de la historia argentina reciente, nos hace reír con ganas y por qué no reflexionar acerca de tantas cosas que han pasado -y pasan- en esta “bendita tierra”.

 

 

Seguí al humorista en: https://twitter.com/nikgaturro

y si querés conocer mucho más visitá la web de Gaturro en: http://www.mundogaturro.com

 

Todas las novedades de este sello las encontrás en: http://www.catapulta.net

o si preferís hacerlo por Facebook andá a: https://www.facebook.com/Catapulta.Editores

 

 

 



nov

blog comments powered by Disqus