AutoSemanario


Presentan una enorme y grandiosa biografía de Brasil


Por Damián Cotarelo

 

Luego de realizar una tarea ciertamente titánica, la cual por momentos pareció imposible, la llegada de “Brasil. Una biografía” hoy es una realidad de enorme valor histórico.

Firmado por las prestigiosas docentes e investigadoras brasileñas Lilia Moritz Schwarcz y Heloisa Murgel Starling (click foto 2) el volumen relata la travesía de más de cinco centurias que recorrió el entrañable y vecino país sudamericano.

En el recorrido por el extenso y pesado trabajo editado por Debate (cuenta con casi 900 páginas y pesa más de un kilo) se describe desde su descubrimiento (realizado en el año 1500 por una expedición portuguesa liderada por Pedro Alvares Cabral, que intentaba llegar a las Indias) hasta el desarrollo de su vida cotidiana, las expresiones artísticas y las minorías; pasando también por sus diferentes ciclos económicos y los más importantes conflictos sociales.

Uno de los aspectos que se abordan en uno de los 18 capítulos es el vinculado al alma mestiza que Brasil ha desarrollado a través de su historia. Construida en la frontera, la misma fue el resultado de la mezcla original de amerindios, europeos y fundamentalmente africanos, en un innegable producto de lo que sus autoras denominan como “prácticas discriminatorias centenarias”.

“Como un verdadero nudo nacional, la violencia está clavada en la más remota historia de Brasil, un país cuya vida social fue marcada por la esclavitud”, aseguran la profesora titular del departamento de Antropología de la Universidad de San Pablo y global scholar de la Universidad de Princeton (Schwarcz), y su colega titular y coordinadora del Centro de Investigación, Documentación y Memoria de la Universidad Federal de Minas Gerais e investigadora del Consejo Nacional de Desenvolvimiento Científico y Tecnológico (Starling).

Y dándole inicio a una línea histórica, que luego profundizan en la obra traída al español por la traductora argentina Teresa Arijón, recuerdan que Brasil fue el último país en abolir la esclavitud en Occidente, una de las grandes razones por las que “sigue siendo campeón en desigualdad social y hoy practica un racismo silencioso pero igualmente perverso”.

Según la pareja de autoras, la herencia de la esclavitud -marca fuerte y persistente- condiciona incluso la cultura brasileña y la nación se define con un lenguaje pautado según la raza. Porque aunque señalan que la frontera del color es porosa y la gente no se reconoce por criterios exclusivamente biológicos, aunque expresan la inclusión cultural es una realidad que se expresa a través de numerosas manifestaciones como la capoeira, el candomblé, el samba, el fútbol, y aunque digan que la música y la cultura son mestizas desde su origen y particularidad, también afirman que no se pueden olvidar los numerosos procesos de exclusión social.

Continuando con la exposición, el libro de corte fundamentalmente textual (apenas añade un dossier con un puñado de fotografías) indica que este tipo de fenómenos se mantienen aún hoy, y se expresa en el diferencial acceso a mejoras vinculadas al ocio, el empleo, la salud y la tasa de nacimiento, o incluso en las intimidaciones y los allanamientos cotidianos de la policía, maestra en el lenguaje de la discriminación.

“De tanto mezclar colores y costumbres hicimos del mestizaje una suerte de representación nacional”, aseguran las escritoras que cuentan que en gran parte esa combinación se consolidó mediante prácticas violentas, que se dieron con el ingreso forzado de pueblos, culturas y experiencias. Fundamentalmente, esto se debió como consecuencia de la compra de africanos, que arribaron obligados al país para trabajar en las colonias agrícolas de la América portuguesa, a partir del siglo XV (según se expresa, sumaron aproximadamente 3,8 millones y representaron un 40% del éxodo total).

“Es innegable que esa mezcla sin igual generó una sociedad definida por uniones, ritmos, artes, deportes, aromas, cocinas y literaturas mixtas. Tal vez por eso, el alma de Brasil está cribada de colores. Nuestros varios rostros, nuestros rasgos diferenciados, nuestras muchas maneras de pensar y sentir el país comprueban la mezcla profunda que dio origen a nuevas culturas, híbridas de tantas experiencias”, concluyen Schwarcz y Starling desde el trabajo que demandó una investigación iconográfica de la que participaron más de 15 personas.

 

Un material sencillamente indispensable que, apoyada en una copiosa documentación original, narra con un estilo sutil y preciso nada más y nada menos que la historia de una tierra que ya superó los cinco siglos de vida. Cuestionando las versiones tradicionales y lejos de ofrecer esquemas rígidos de interpretación, donde los objetivos son exaltar y condenar, esta es una biografía que intenta entender a Brasil y a su gente.

 

 

Las últimas novedades de Penguin Random House las encontrás en: http://www.megustaleer.com.ar

y si deseás hacerlo por Facebook andá a: http://www.facebook.es/megustaleerArgentina

Además, todas las noticias de este sello las encontrás en: http://www.megustaleer.com.ar/editoriales/debate/022

 



ago

blog comments powered by Disqus