AutoSemanario


Una ilustradora japonesa llega para derribar aquel viejo mito de “No puedo dibujar”


Por Damián Cotarelo

 

“Para hacer cosas bonitas hay que perder el miedo a hacerlas feas”, sentenció alguna vez Eduardo Souto de Moura, un arquitecto portugués ganador del premio Pritzker 2011 (el más importante dentro del rubro). Y en este sentido, con el objetivo de ayudar a mucha gente que siente que definitivamente “no puede dibujar”, la ilustradora japonesa Chika Miyata (ver click foto 2) desembarca en Argentina con su novedoso trabajo.

“Cómo dibujar (casi) todo”, es el título elegido para este libro desde el cual cualquier persona es invitada a aprender fácilmente a representar más de dos mil figuras con un estilo cándido: animales, objetos, alimentos, vehículos, personajes, entre muchos otros.

Surgido a raíz de la necesidad que la nipona tuvo de querer ayudar a una vieja amiga, que presentaba grandes dificultades a la hora de que sus hijos “le pedían un dibujo”, el libro se basa en una técnica muy sencilla que consiste en “desarmar” cada ilustración en pasos muy breves y básicos. Muchas personas “se sienten frustradas cuando tratan de dibujar y no les sale nada. Tal vez no saben por dónde empezar o quizás simplemente duden de su capacidad”, explica Miyata desde la introducción.

Repleto de color (sus páginas presentan media docena de diferentes tonos), las instrucciones para poder cristalizar las ideas en el papel van desde elementos presentes en una casa, y cosas relacionadas a la arquitectura y lugares famosos del mundo, hasta un capítulo denominado “Momentos”, donde desfilan actividades cotidianas, los signos astrológicos y el horóscopo chino, el clima y una buena cantidad de acontecimientos festivos.

Mostrando el proceso creativo del dibujo desde el inicio hasta su fin, para luego ofrecer otras variantes más avanzadas (ver click foto 3), esta premiada autora asiática -que también supo poner su talento al servicio de la industria publicitaria-, indica (según la ocasión) cuáles son los materiales apropiados para trabajar en cada caso: ya sea lápices de colores, lápices coupy (sin madera, y con el brillo y la textura de un crayón), una amplia gama de bolígrafos y fibras, marcadores Brush pen (con punta de nylon, ideales para trazos gruesos) o plumas fuente.

Lleno de desafíos que ayudan a sus lectores a desarrollar sus habilidades mientras practican, el volumen persigue la finalidad de divertir y se muestra muy lejos de pretender buscar la perfección: “En mi opinión los dibujos más interesantes son los que tienen líneas torcidas o aquellos que se van más allá del borde de la página. Me encantan los dibujos de los niños porque no siguen ninguna regla”.

Muy reconocida y respetada en su país, Miyata fue galardonada con Premios como el Sociedad de ilustradores y el Competencia de Ilustración de Sobrecubiertas (ambos en Tokio) y ha exhibido todo su talento a lo largo de diferentes exposiciones que han recorrido las más prestigiosas galerías del “País del sol naciente”.

 

Un muy bonito libro que invita a sacar al “pequeño gran artista” que hay en cada uno de nosotros, y tras haberlo disfrutado y recorrido en cada una de sus tiernas páginas -como la propia autora define-: “Les enseñará a divertirse cuando dibujan, más que a dibujar mejor”.

 

 

Todas las novedades de editorial las encontrás en: http://asuntoimpreso.com

y si deseás hacerlo a través de Twitter andá a: https://twitter.com/asuntoimpreso

 



ago

blog comments powered by Disqus