AutoSemanario


El Mazda MX-5 exhibido en Paris


La clave de la popularidad que el Mazda MX-5 lleva disfrutando tanto tiempo ha sido el equilibrio. Equilibrio entre la tradición del deportivo ligero en la que se basa este biplaza legendario, pero sin perder nunca de vista los tiempos y las expectativas de los clientes. Ahora, Mazda presenta una nueva generación de este modelo. Este hecho ya es por sí solo una prueba evidente de lo bien que este fabricante ha sabido crear su propio camino.

Sobre todo si pensamos que, cuando el Mazda MX-5 se lanzó al mercado allá por 1989, nadie esperaba que pudiera ser un éxito tan rotundo... y tan duradero. Porque, al fin y al cabo, competía en un segmento que había decaído hasta prácticamente desaparecer. En aquel momento, los escépticos auguraban al modelo unos pocos años, en el mejor de los casos.

Ahora, 25 años y tres generaciones después, la producción se acerca a la cifra mágica de un millón de unidades. El Mazda MX-5 ostenta el récord Guinness mundial como el deportivo biplaza más vendido de todos los tiempos. Además, es una marca que difícilmente podrán arrebatarle, ya que este pequeño deportivo de leyenda sigue gozando de una salud excelente.

El Mazda MX-5 de cuarta generación se ha creado pensando en los amantes de los deportivos y conserva todos los elementos que han hecho de este coche un icono tan reconocible. Por ejemplo, la experiencia Jinba Ittai de “fusión entre el jinete y su caballo”, que subraya la comunicación entre el conductor y su coche. O el diseño compacto y ligero, con el motor situado en la parte media del vehículo, tracción trasera, reparto perfecto del peso entre ejes, respuesta directa, una agilidad sobresaliente y unos cambios cortos y precisos. Todo ello, por supuesto, a un precio accesible.

Ha ejercido una influencia directa en toda una generación de automóviles, porque esas son precisamente las características de todos y cada uno de los vehículos que fabrica Mazda. El comportamiento dinámico del Mazda MX-5 ha sido la cota de referencia para el desarrollo de la tecnología SKYACTIV, por citar solo un ejemplo. Ahora, el círculo se cierra de nuevo y todas esas innovaciones se aplican a esta cuarta generación.

25 años con paso firme

Así, y a pesar de que se han endurecido los requisitos en materia de seguridad y emisiones, Mazda ha logrado reducir el peso del Mazda MX-5 en más de 100 kg con respecto al modelo anterior. Además, ofrece mayor diversión al volante que nunca, gracias a un potente y ligero motor 1.5 l. SKYACTIV-G combinado con un SKYACTIV-Chassis con el centro de gravedad más bajo que nunca. Si además le sumamos una interpretación ultradeportiva del diseño KODO – Alma del movimiento, con el que Mazda ha ganado numerosos premios, y un interior pensado para conducir, sobre todo con la capota abierta, el resultado es un coche sin concesiones de ningún tipo.

El nuevo Mazda MX-5 está hecho para despertar todo tipo de emociones en conductores de todo el mundo, desde el primer instante. El próximo cuarto de siglo ha empezado bien y trae consigo mucha más diversión.

Estilo inolvidable

 

Las personas tienen cierta tendencia a recordar la primera vez que vieron un Mazda MX-5. Precisamente por eso, los diseñadores del nuevo roadster sabían que debían encender una pequeña llama de emoción en el corazón de los clientes. Así que buscaron una adaptación del diseño KODO - Alma del movimiento capaz de acelerar el pulso. Solo hay que mirarlo una vez y entran ganas de subirse, bajar la capota y conducirlo. Y es una sensación duradera.

 

El diseño KODO, concebido para transmitir sensación de agilidad, se ha adaptado a todos los aspectos del coche. El nuevo modelo expresa con gran riqueza ese “Alma del movimiento” con un contraste entre la quietud y el movimiento que también se aprecia en los otros modelos de la última generación. El nuevo modelo tiene la presencia sólida y estable típica de KODO, pero su aspecto también sugiere una agilidad sorprendente.

 

Los reflejos sobre las superficies de la carrocería cambian en función del ángulo de incidencia de la luz: el coche parece vivo. Sus líneas transmiten sensación de movimiento, incluso cuando está parado. Se extienden hacia atrás desde las ópticas delanteras, pasando sobre los pasos de rueda delanteros y convergen frente a las ruedas traseras, antes de elevarse de nuevo sobre las aletas traseras.

 

Control y armonía

 

El habitáculo ha sido desplazado ligeramente hacia atrás y se ha rebajado el punto H de los asientos. Ambas medidas contribuyen a mejorar su aspecto dinámico. Los paneles de la carrocería, por su parte, se prolongan hasta casi fundirse con el guarnecido interior de las puertas, difuminando el límite entre el interior y el exterior del vehículo.

 

Su interior sigue siendo confortable —otra de las características del Jinba Ittai—, pero con una simetría que ayuda al conductor a fijar su atención. Arrancando desde el volante, por ejemplo, una poderosa línea se extiende desde la parte superior del guarnecido de las puertas hasta la parte superior de las dos aletas delanteras. El tacómetro está situado en el centro de un volante de pequeño diámetro, guardando la simetría con los demás relojes y con las salidas de aire situadas a ambos lados del salpicadero. De este modo, todo el habitáculo se articula en torno a un único eje, lo cual produce una agradable sensación de seguridad y crea la atmósfera perfecta para conducir. Precisamente de eso se trata en el nuevo Mazda MX-5.

 

Porque la experiencia de conducirlo es, en una palabra, cautivadora. Y no por la cilindrada del motor, que nunca ha sido

una de sus apuestas. Al igual que las generaciones anteriores, el nuevo roadster de Mazda desarrolla potencia suficiente para su tamaño. Sin embargo, la clave de sus sensaciones está en la interacción de todos los elementos asociados a la conducción, como la potencia, el par motor, la respuesta de la dirección o el cambio de marchas.

 

Respuesta pura y dinámica

 

Aquí es donde se recogen los frutos del esfuerzo que Mazda ha dedicado al desarrollo de la tecnología SKYACTIV y a adaptar sus innovadores motores, transmisiones, chasis y carrocerías a los demás modelos de nueva generación de la marca. El Mazda MX-5 adopta la tecnología SKYACTIV por primera vez en su historia. En este nuevo deportivo, esta tecnología da un nuevo significado a la expresión “respuesta directa” y eleva la diversión al volante a una nueva dimensión.

 

Bajo el capó, incorpora un motor 1.5 l. SKYACTIV-G de inyección directa con relaciones de compresión ultraaltas que trasladan la potencia a las ruedas traseras mediante transmisiones muy precisas, entre las que destaca el cambio manual de seis velocidades SKYACTIV-MT*. Todas las motorizaciones disponibles se han ajustado especialmente al nuevo Mazda MX-5.

 

La cuarta generación del Mazda MX-5 se ha beneficiado de la “Estrategia del gramo” de Mazda, que ha hecho posible rebajar el peso en más de 100 kg con respecto al modelo anterior. Ello supone casi un 10% menos, a pesar de que se han incorporado nuevos elementos, como la interfaz HMI más avanzada de Mazda o MZD Connect**, el sistema de conectividad de nueva generación. ¿Cómo ha sido posible? Por ejemplo, mediante la utilización de aluminio en el capó, en la puerta del maletero, en las aletas delanteras y en los refuerzos de los paragolpes delantero y trasero. Hasta la capota de lona es más ligera que antes.

 

 

 

 

 

 

 

 

* También se encuentran disponibles transmisiones automáticas.

** MZD Connect se denomina Mazda Connect en Japón y Norteamérica.

Moderno y tradicional

 

Hay cosas que, desde luego, no han cambiado. Como el motor en posición delantera, en la parte media del vehículo, y la tracción trasera; de hecho, ha sido la primera vez que la tecnología SKYACTIV se adapta a esta configuración. Asimismo, se conserva intacta la distribución casi perfecta del peso al 50% entre los ejes delantero y trasero, con la máxima cantidad de peso concentrada lo más cerca posible del centro de gravedad que, por cierto, ha sido rebajado. La nueva suspensión, ligera pero muy rígida, es de doble trapecio en las ruedas delanteras y multibrazo en las traseras. El sistema de frenos, por su parte, se ha ajustado para que sea lo más controlable y efectivo posible. Además, ayuda al conductor a mantener una postura correcta incluso en frenadas a fondo. Y los frenos reaccionan a los deseos del conductor como si fuesen una prolongación de su propio cuerpo.

 

Cuando el conductor decide conducirlo por carreteras viradas, siente que los pedales, los mandos, el cuadro de instrumentos y el resto del equipamiento se encuentran ubicados en el lugar idóneo para mantener en todo momento una postura erguida y cómoda. Se ha prestado una especial atención a la forma del guarnecido de las puertas y a reducir el tamaño de las ventanillas de custodia. El objetivo de estas medidas consiste en controlar de forma activa el flujo de aire que entra en el habitáculo cuando se conduce con la capota abierta.

 

Se han desplazado hacia atrás los pilares A y el marco del parabrisas, y se ha rebajado la altura del capó para mejorar la visión frontal y periférica del conductor. Tampoco hay que olvidar el enfoque de seguridad proactiva de Mazda, que incluye las últimas tecnologías de seguridad activa i-ACTIVSENSE. En definitiva, el nuevo Mazda MX-5 es el más seguro de su ya larga historia y permite disfrutar de la conducción con la máxima seguridad.

 

Sensaciones únicas con la capota abierta

 

En los últimos 25 años, el Mazda MX-5 ha encontrado casi un millón de dueños. En todas esas decisiones de compra ha pesado mucho la experiencia de conducir un descapotable. La última generación no ha hecho más que perfeccionar esa experiencia estimulante, con una capota de lona muy fácil de manejar, incluso desde los asientos. En combinación con las mejoras en el interior y en el control del flujo de aire - y sin olvidar los nuevos altavoces instalados en los reposacabezas -, la conducción descapotable promete ser formidable. ¡Prepárese para pasar momentos inolvidables al volante!

 

 

Especificaciones principales

 

Nuevo Mazda MX-5

 

Modelo en exposición

 

Tipo de carrocería

Descapotable de 2 puertas con capota de lona

 

Número de plazas

2

Longitud x anchura x altura total

(mm)

 3915 x 1730 x 1245

 

Distancia entre ejes (mm)

2315

Motor

Motor naftero de inyección directa

1.5 l. SKYACTIV-G con 130 CV

Transmisiones

Transmisión manual de seis velocidades

SKYACTIV-MT

Suspensión delantera

Doble trapecio

Suspensión trasera

Multibrazo

Dirección

Dirección asistida eléctrica de cremallera

y piñón (EPAS)

Frenos (delanteros / traseros)

Discos ventilados / discos macizos

Neumáticos

205/45R17

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



oct

blog comments powered by Disqus