AutoSemanario


El nuevo Ford Kuga


El nuevo Kuga se presentó en un evento para la prensa realizado en el Faena Hotel & Universe de la ciudad de Buenos Aires. El SUV compacto de Ford que se constituye como la tercera generación lleva más lejos desde entonces los conceptos de deportividad, modernidad y sofisticación.

El Kuga encabezó la expansión europea de la gama SUV de la compañía cuando salió a la venta por primera vez en 2008.  En Europa las ventas crecieron hasta alcanzar la cifra record de 102.00 unidades vendidas en 2015, un aumento del 19 por ciento respecto a 2014*. Ford espera sobrepasar las 200.000 unidades vendidas por primera vez en Europa en 2016, lo que supondría un crecimiento superior al 30 por ciento con respecto a 2015.

En la Argentina, al igual que varios productos de la competencia, con los últimos impuestos había quedado en una franja de precios irreal y lamentablemente el mal llamado “impuestos a los autos de lujo” no sólo continúa vigente, sino que quieren aumentarlo en su primer escala. 

Todavía esta muy caro, pero todos sus competidores tienen los precios por las nubes. En su segmento sus principales rivales son el Hyundai Tucson, Kia Sportage, Honda CR-V y el Chevrolet Captiva. El nuevo Volkswagen Tiguan llegará de México y Renault tiene en carpeta la introducción del nuevo Koleos en nuestro mercado. Estos dos últimos llegarán el próximo año. Además, es interesante observa a un nuevo competidor que también estará en nuestro país el próximo año. Se trata del Peugeot 3008 que, en su nueva generación recién presentada en Europa,  ha dejado atrás su formas de monovolumen y ahora es un SUV de este segmento.

Equipado con los más completos sistemas de seguridad activa y pasiva, el Kuga incorpora dispositivos únicos en su segmento con soluciones tecnológicas de vanguardia, confort y seguridad.

Su ADN está constituido por cuatro grandes pilares que lo definen de principio a fin: Kinetic Design, tecnología superior, versatilidad y protección inteligente.

Kinetic Design:

El diseño del Kuga expone la evolución del Kinetic Design, revelando todo el confort de su interior y anticipando la experiencia de manejo deportiva. Posee una sofisticada parrilla con detalles cromados. El conjunto óptico muestra un diseño agresivo, con luces LED y faros antiniebla.

El capó posee dos nervaduras centrales que confluyen en el logo Ford del frente. Sus marcadas líneas de cintura resaltan su dinamismo mientras que las llantas de aleación de 18” para la versión Titanium y de 17” para las versiones SEL acentúan el perfil deportivo del vehículo. Las ópticas traseras de diseño envolvente con luces de LED acompañan la figura del vehículo al encenderse a la vez que mantiene la doble salida de escape con terminación cromada.

En su interior, cuenta con butacas y tapizados de cuero y regulación eléctrica de 10 posiciones con ajuste lumbar para la versión Titanium y una combinación de cuero y tela en las versiones SEL para brindar una gran sensación de confort.

El panel de instrumentos se presenta en colores oscuros y detalles metalizados. De diseño envolvente, incorpora todos los comandos con una distribución ergonómica e intuitiva. Incorpora el sistema de ambientación de luces LED integradas en puertas, consola central, techo y bajo el tablero que aumenta el confort de su interior, todo esto sumado a su techo panorámico con apertura eléctrica.

Tecnología superior:

Se presenta con Sync 3 en todas las versiones. Se trata del sistema que vincula al conductor con las tecnologías del vehículo y sus dispositivos digitales incluyendo aplicaciones móviles y navegación. Posee compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play permitiendo acceso a las aplicaciones, navegación y mensajes de texto a través de la pantalla táctil o por comandos de voz.

Además, cuenta con el Sistema Engine Start-Stop en todas las versiones que se encarga de apagar automáticamente el motor cuando el vehículo se encuentra detenido por períodos breves, como frente a un semáforo, volviendo a encenderlo de forma inmediata y silenciosa al dejar de presionar el pedal del freno.

Además, está equipada con el sistema de frenado automático en ciudad Active City Stop, sistema de audio Sony con 10 parlantes Hi-Fi, pantalla multitáctil de 8”, control por voz, sistema de apertura programable y cierre de portón trasero manos libres que permite abrir y cerrar el baúl simplemente deslizando el pie bajo el paragolpes trasero. Se suma el sistema de estacionamiento asistido paralelo y perpendicular con Pull Out para salir de la plaza de estacionamiento elegida, faros delanteros con tecnología Bi-Xenón y Keyless que detecta la presencia del control remoto en forma cercana y habilita el acceso al vehículo sin el uso de llave, permite abrir y cerrar todas las ventanillas y techo solar y arrancar el motor mediante el botón Ford Power. Dispone de cámara de retroceso, sensores de estacionamiento, y climatizador Bi-zona.

 Versatilidad:

Tanto en el manejo urbano como fuera de las calles pavimentadas, el nuevo Kuga se adapta a las diferentes condiciones del terreno. De tal modo incorpora freno de mano automático que con solo presionar un botón, activa automáticamente el freno de mano.

Además, cuenta con el motor naftero EcoBoost 2.0L y 240CV, dotado de una transmisión automática secuencial de seis velocidades con opción de paso de marchas manualmente a través de levas detrás del volante sin utilizar el embrague. Por el momento, no hay opciones de un motor turbodiesel. En el Viejo Continente, puede llevar un turbodiesel con una potencia de 120, 150 y 179 CV.

La tracción es integral e inteligente All Wheel Drive (AWD). La cantidad de fuerza que se envía a cada rueda puede ser visualizada por el conductor en la pantalla de 4,2” del tablero de instrumentos. A lo antes mencionado se suman los sistemas de Control Dinámico en Curvas (TVC) y Sistema de Mantenimiento de Carril. Este sistema detecta las líneas marcadas en la ruta y ayuda al conductor a mantenerse en el centro del carril.

Protección inteligente:

Los sistemas de seguridad activa y pasiva que incorpora el Kuga le permitieron alcanzar la máxima calificación (5 estrellas) en las exigentes pruebas de choque realizadas por EuroNCAP.

Se destacan su Active City Stop como novedad absoluta en el segmento. Se trata del sistema de frenado automático en ciudad compuesto por sensores que detectan la velocidad relativa y la distancia de los vehículos que se encuentran delante. Si estos se detienen, aplica los frenos de manera automática para reducir las consecuencias de un impacto o, en ocasiones, prevenir totalmente la colisión.

Además, dispone de los sistemas ABS, EBA que aplica una presión adicional al sistema de frenos para incrementar la fuerza y reducir la distancia de frenado y EBD que distribuye automáticamente la fuerza de frenado en las ruedas delanteras y traseras según el número de ocupantes y la distribución de la carga, ESC (Control de Estabilidad Electrónica) y TCS (Control de Tracción), Control de Balanceo de Trailer que compensa el balanceo o “viboreo” peligroso que se puede producir a alta velocidad o por causa de vientos cruzados, Dirección Asistida EPAS y HLA, luces de frenado de emergencia y 7 airbags: airbags frontales de dos etapas que se despliegan con salida baja o alta según la gravedad del choque frontal; airbags laterales de asiento delantero, laterales de cortina y  de rodilla del conductor.

La primera generación de Kuga, lanzada en Argentina en el año 2010, introdujo un nuevo concepto en diseño y dinámica de manejo en el segmento de los SUV compactos de tracción integral Esta tercera generación viene a afianzar y profundizar ese liderazgo para continuar la historia.

Con una garantía de 3 años o 100 mil kilómetros los precios de las diferentes versiones son: SEL 4×2, 742.600 pesos argentinos; SEL 4×4, 828.200 pesos argentinos; Titanium 4×4, 922.100 pesos argentinos.. 



dic

blog comments powered by Disqus