AutoSemanario


GT2, el Fluence más deportivo


Renault Argentina realizó el lanzamiento comercial del Renault Fluence GT2, un modelo que adopta la nueva imagen de la marca y optimiza todos sus parámetros. Se convierte así en el automóvil de fabricación nacional más potente y veloz: 190 CV y 222 km/h. 

Por primera vez en un modelo de fabricación nacional, se incorpora el RS Monitor, una tecnología inédita que permite al conductor hacer uso de la telemetría y acceder a un nuevo nivel de información: máxima diversión, directo de los circuitos a la calle.


ADN Renault Sport

El poderío motriz le reconoce ser el producto nacional más deportivo y alcanzar los 222 km/h de velocidad final. Las relaciones de la caja, manual de 6 desarrollos perfectamente escalonados, posibilitan mejorar 0,5 segundos la tradicional prueba de 0 a 100 km/h (en comparación con el modelo precedente) y firmar el pasaporte a las emociones con exactos 8 segundos en el cronómetro.

En el circuito manifiesta un carácter intempestivo, 300 Nm de torque, que con la nueva puesta a punto, le brinda 30 Nm más que su predecesor a altas revoluciones.

Renault Sport Technologies optimizó todas las variables y llegó a 190 caballos de fuerza para mejorar todos los registros. El motor mantiene la denominación F4RT 2.0L y la configuración de 4 cilindros, 2 litros de cilindrada, turbocompresor twin scroll –asegura el máximo rendimiento de la turbina en una gama mayor de revoluciones– y 16 válvulas con distribución variable.

Su esencia se corresponde con un vehículo de élite y las mejoras a nivel técnico tienen directa incidencia en el desempeño dinámico. El poder motriz se expresa de manera segura al eje delantero gracias a una puesta a punto notoriamente diferente, donde las suspensiones estrenan reglajes y obtienen más rigidez: abrevia al mínimo las inclinaciones y ajusta los movimientos de la carrocería en condiciones de total exigencia.

Los neumáticos que exhiben una nueva medida de 225/50 R17, estimulan los mejores desempeños en situaciones límite y propician condiciones óptimas para transmitir la potencia sin pérdidas de motricidad. El sistema de dirección ejecuta un programa de asistencia con otras equivalencias respecto del Fluence conocido y la relación entre el movimiento del volante y las ruedas es mucho más directa.

La estabilidad direccional y el veloz paso de curva son la mejor prueba de que el Renault Fluence GT2 mantiene una adherencia impecable. La precisión y el temperamento en un circuito no van en detrimento de las cualidades relativas al confort necesarias en un sedán de estas aspiraciones.

Las ayudas electrónicas fueron recalibradas: la gestión del ESP (Control Electrónico de Estabilidad) y del ASR (Control Electrónico de Tracción) recibieron un software modificado, acorde al espíritu racing de su propuesta. El sistema de frenos, de cuatro discos, está redimensionado (los delanteros ahora con un diámetro de 296 mm.) y no se resienten con el aumento de temperatura. Estas mejoras permiten un aumento en la velocidad máxima a 222/5 km/h. 

Puesto en un circuito, el escenario ideal si se quiere explorar sus límites y cualidades innatas, en el transcurrir de las vueltas el sistema de frenos no acusa fading (cansancio) alguno ni pérdida de firmeza en el pedal: tiene siempre resto suficiente.

Diseño

Los nuevos vectores definitorios de la NBI (New Brand Identity, nueva imagen de marca) le posibilitan estrenar un frontal renovado e integrado, más aerodinámico y personal. Se  destacan las ópticas finamente enmascaradas y el interesante trabajo de diseño practicado en el generoso carenado inferior –recorre el ancho del nuevo paragolpes– como sugiriendo la  performance del motor y enmarcando con trazos limpios y atractivos la nueva iluminación de tecnología LED.

Todos los planos, ángulos y vistas resaltan la “musculatura” administrada con inteligencia. Las manijas son de  color dark metal y las llantas se resuelven en dos tonalidades. El tercer volumen es una clara demostración de cómo un detalle de status  puede ser armónico, fluido y conservar un toque sport  distintivo. Resalta en el sector la nueva firma luminosa con tecnología LED.

En cuanto al interior, exhibe materiales seleccionados y una terminación cuidada: apliques símil metal que otorgan un brillo muy particular en contraste con la fina tapicería de cuero oscuro; las costuras rojas remarcan el trabajo artesanal del cosido punto a punto en los asientos, volante y palanca de cambios; y la exclusiva pedalera de aluminio. El anagrama GT recuerda de manera delicada la presencia de una serie especial.

Tecnología y confort

El destacado nivel de equipamiento se manifiesta en muchos detalles y exclusividades. La adopción del RS MONITOR –dentro del sistema multimedia R-LINK y por primera vez en un vehículo de fabricación nacional– transforma el habitáculo en el cockpit de un automóvil de carreras. De modo sintético hace uso de la telemetría para la transmisión on line de mediciones de magnitudes físicas. 

El RS MONITOR diseñado por Renault Sport Technologies –con una gráfica muy atractiva– desde la pantalla y los mandos de la radio gestiona una interfaz muy útil.  Proporciona instantáneamente información sobre distintos parámetros muy específicos y mediciones de performance (aceleración lateral, entrega de potencia y par motor, presión del turbo, etc.). Además el sistema brinda posibilidad de descargar los datos generados por el vehículo y almacenarlos en un pen drive USB para analizarlos en una computadora. Una herramienta inédita de ayuda en la conducción deportiva.

La conectividad descansa en el R-LINK desde una pantalla táctil de 7 pulgadas que reúne las funciones multimedia y navegación, la gestión del sistema de Audio Premium con seis altavoces de alta fidelidad, la telefonía y el Bluetooth, el audio streaming y los puertos de conectividad (USB, toma auxiliar y tarjeta de memoria SD), la visualización de fotos y videos (contenidas en USB o tarjeta SD), el Full iPod Control y el Navegador Tom Tom.

El Renault Fluence GT2 es reconocido porque  ofrece prestaciones de alta gama con múltiples equipamientos tecnológicos.  Se  destacan elementos tales como: tarjeta llave “Smart Card” que permite ingresar y encender el vehículo con solo detectar la presencia de la tarjeta, y luego cierra automáticamente al alejarse del auto. También cuenta con funciones de “global closing” (cierre remoto de techo solar, ventanas y puertas) y de activación de luces “follow me home” (encendido remoto de luces bajas por un lapso de 60 segundos, para facilitar el ingreso a casa). Se destacan además el techo solar panorámico, el limitador y regulador de velocidad, la cámara de estacionamiento trasera y sensores delanteros, el sensor crepuscular y de lluvia, entre otros.

La tarjeta inteligente de manos libres prescinde de las llaves (sin necesidad de accionar el control remoto: reconoce la presencia y acciona la apertura o cierre centralizado). La posición de manejo permite acomodarse en una butaca de nuevo estilo, radicalmente más deportivo respecto del modelo tradicional. Brinda la sujeción esperada para disfrutar de los 190 CV de manera franca, segura y cómoda, gozando de gran visibilidad hacia afuera y un entorno sofisticado y cualitativo puertas adentro.

El climatizador automático bi-zona permite seleccionar la temperatura deseada y el techo de cristal aporta luz y sensación espacial. Excepto el cuentarrevoluciones, el tablero resuelve toda la entrega de información de manera digital y no deja nada librado al azar. Desde la pantalla touch central se resuelven las funciones relativas a la conducción y de personalización. 

Seguridad

Es un aspecto vital, decisivo: está dotado de un conjunto de soluciones que exceden la media de su categoría. De serie incorpora ESP (Control Electrónico de Estabilidad) y ASR (Control Electrónico de Tracción). El equipamiento de seguridad activa es destacado: un total de 6 airbags están dispuestos a fin de proteger a los ocupantes (todos con cinturones de seguridad inerciales de tres puntos de sujeción) y en las plazas traseras se configuran fijaciones normalizadas Isofix para el anclaje de sillas de niños.

Es parte del equipo estándar el ABS (Sistema Antibloqueo de Frenos) en pos de una sólida asistencia a los cuatro discos de frenos, que suman, además, el inestimable aporte de la electrónica a través del EBD (Distribución Electrónica de Fuerza de Frenado). Éstos trabajan  en conjunto con el AFU (Asistencia de Frenado de Urgencia) para disponer de la máxima presión de frenado, aún si el conductor no hubiera reaccionado con la decisión que requiere un imprevisto. El EAB (Encendido Automático de Balizas) se encarga, de manera autónoma, de prevenir inmediatamente a los vehículos que circulan detrás si estamos ante una situación de emergencia.

Ser un producto desarrollado por Renault Sport Technologies implica una toma de decisión: disponer de un automóvil que administra un plus de potencia extra respecto de los modelos convencionales, disfrutar de un equipamiento  único y ostentar un look más agresivo y personal. Se asume, casi, una cuestión de principios respecto del placer de conducir y conocer otros límites, llevar más allá las emociones.

El precio del Renault Fluence GT2, fabricado en la Argentina, es de 316.400 pesos argentinos.

 



sep

blog comments powered by Disqus