AutoSemanario


Honda revela más informaciones del NSX


Cuando Honda presentaba a principios de año, y tras meses de impaciente espera, la nueva versión del mítico NSX ya intuimos que iba a marcar un antes y un después, no sólo en la historia de la compañía, sino también en el mundo del motor. Y no íbamos errados.

 

 

Muestra de ello, la revelación de los detalles técnicos del modelo en el marco de la SAE 2015 World Congress&Exhibition que se ha celebrado hace unos días en Detroit, la capital mundial del motor. Manteniendo el espíritu del NSX original, los ingenieros del nuevo modelo han presentado unas novedades sobre las tecnologías de fabricación, la carrocería y el conjunto propulsor que convierten esta nueva generación en una revolución mecánica y tecnológica.

Las palabras del ingeniero jefe del NSX ejemplifican la voluntad transformadora de la Compañía: “Para ofrecer unas prestaciones a la altura del modelo teníamos que obligarnos a experimentar y a perfeccionar”. Dicho y hecho.

 

Una carrocería al servicio de la conducción

Por primera vez, Honda utiliza un diseño de bastidor space frame, fabricado con diversos materiales, ofreciendo una rigidez en la carrocería líder en su categoría sin incrementar el peso. Si la carrocería monocasco completamente de aluminio del NSX original ya en su día se adelantó a su tiempo, la arquitectura de la carrocería actual, basada en acero de ultra-alta resistencia y aluminio, no se queda atrás y supone todo un hito tecnológico.

No es la única novedad a lo respecta la carrocería. Combinando métodos de fundición tradicionales con técnicas de refrigeración rápida, el NSX se ha llevado a cabo la primera aplicación de la historia de la automoción de la fundición por ablación. De esta manera se obtienen altos niveles de rigidez garantizando una flexibilidad en el diseño que de otra manera hubiera sido imposible.

Por último, los ingenieros de Honda han utilizado por primera vez en la historia un montante A de acero de resistencia super-alta y modelado tridimensional. El objetivo es triple, pues además de incrementar el nivel de rigidez y mejorar el rendimiento en caso de colisión, también proporciona una extraordinaria visibilidad exterior, al estilo de su predecesor.

 

Prestaciones aerodinámicas líderes

Para alcanzar las cotas de rendimiento que se querían obtener, el diseño térmico y aerodinámico del nuevo Honda NSX también ha experimentado cambios extraordinarios. La ingeniería en este ámbito ha girado alrededor de un paquete de próxima generación por medio del control total del flujo de aire. Esta nueva estrategia contribuye a la refrigeración de los componentes y coloca el rendimiento aerodinámico a un nivel muy elevado sin utilizar tecnologías de aerodinámica activa a la vez que maximiza la circulación del aire alrededor.

Además de estas incorporaciones, el nuevo NSX emplea diez intercambiadores térmicos refrigerados por aire para enfriar su unidad de potencia híbrida deportiva de tres motores. Con estas novedades, la resistencia aerodinámica del superdeportivo de Honda se reduce al mínimo incluso con grandes flujos de aire de admisión y expulsión. Las numerosas pruebas en el avanzado túnel del viento que Honda tiene en Ohio y los modelos computaciones han servido para perfeccionar una de las claves del NSX.

 

Potencia y maniobrabilidad al nivel del coche

El NSX ha incrementado la rigidez de su carrocería y mejorado el diseño aerodinámico, pero lo que define a un superdeportivo es el motor, y lo que define a un conducción es la conducción. y en esto Honda no ha escatimado esfuerzos.

La cilindrada del nuevo motor V6 con dos turbocompresores del NSX es de 3,5 litros y para una mayor nivel de maniobrabilidad marca la diferencia la revolucionaria tecnología de vectorización dinámica del par motor de la unidad de potencia híbrida deportiva con sistema de tracción a las cuatro ruedas. De esta manera, el sistema recibe más potencia eléctrica y de forma más directa, de modo que se gestiona una mayor potencia de combustión interna que con ningún otro sistema que Honda haya diseñado jamás.

 

Los ingenieros han trabajado para hacer del NSX el “superdeportivo orientado a las personas” y ha diseñado una tecnología de maniobrabilidad que haga única la experiencia del conductor al volante del NSX. Las nuevas tecnologías automovilísticas incorporadas se aplican para ofrecer una respuesta precisa a las interacciones del conductor.

Honda ha puesto los cinco sentidos para convertir la conducción del NSX en una nueva experiencia deportiva con un objetivo que va más allá de consolidar el nuevo modelo como uno de los mejores superdeportivos del mercado, sino que este legado automovilístico sirva de inspiración para las próximas generaciones.



may

blog comments powered by Disqus