AutoSemanario


Renault Kadjar


Valiéndose del éxito de Captur, Renault continúa su ofensiva en el universo de los crossovers y lanza Renault Kadjar, su primer crossover del segmento C.

En un segmento en pleno desarrollo y muy codiciado, Kadjar viene a respaldar las ambiciones de Renault a escala internacional, primero con su comercialización en Europa y en muchos países de África y de la cuenca mediterránea, y más adelante en China.

Este hermano mayor revitaliza los códigos establecidos con una propuesta novedosa y atractiva en el mercado de los crossovers. Renault Kadjar se distingue por un diseño exterior fluido y atlético.

El modelo ofrece un interior deportivo a la vez que refinado gracias a la calidad de los materiales y de los acabados.

Renault Kadjar, disponible en 4x4 y en 4x2, se mueve cómodamente por la ciudad gracias a su tamaño compacto (4,45 metros de longitud y 1,84 metro de anchura) y es a la vez una invitación a la evasión.

Dotado de prestaciones interiores de calidad y de equipamientos modernos, Renault Kadjar ofrece conectividad con R-Link 2® y serenidad gracias a las ayudas a la conducción más recientes.

Dispone asimismo de motorizaciones extremadamente eficientes que lo posicionan en el mejor nivel del segmento en términos de consumo y de emisiones de CO2. Se presentará al público con ocasión del 85o Salón Internacional del Automóvil de Ginebra que abrirá sus puertas a partir del 5 marzo de 2015.

Se empezará a comercializar a principios del verano de 2015 en Europa y en muchos países de África y de la cuenca mediterránea.

Renault amplía su oferta de crossovers

Con Kadjar, el Grupo Renault muestra su capacidad para crear y hacer evolucionar sus modelos para conquistar nuevos mercados y nuevos clientes.

El dinamismo de la oferta de productos se traduce por la media de edad de su gama que ha pasado de 4,8 años en 2012 a 4,2 años en 2014 y que, a finales de 2015, llegará a 3,7 años.

En 2014, cerca de un vehículo de cada cinco que se vendían en el mundo era un crossover, con una cuota de mercado del 23% en Europa y del 26% en China. Este segmento representa una puerta de entrada a los principales mercados de expansión a los que aspira el Grupo.

Después de Renault Koléos, Captur es el segundo vehículo en hacer su aparición en la gama crossover de Renault. El éxito es rotundo: este crossover urbano con innovaciones prácticas y una fuerte personalidad se sitúa a la cabeza de las ventas de crossovers del segmento B en Europa con algo más de 178.000 matriculaciones en 2014.

Renault continúa su ofensiva en este segmento internacional. Con Kadjar, la marca amplía su oferta de crossovers al posicionarse en el segmento C, entre Captur y Koléos.

Kadjar, el hermano mayor de Captur, constituye una propuesta novedosa en este segmento: diseño fluido y atlético, estatus, calidad de vida a bordo y respeto del medio ambiente.

Una ambición internacional

Presente en 128 países, el Grupo Renault ha vendido 2.712.432 vehículos en el mundo en 2014. Gracias a su estrategia internacional, el 46 % de los vehículos Renault se venden ahora fuera de Europa (frente a un 37% en 2010).

El plan de producto es la piedra angular del crecimiento y de la proyección de la imagen del Grupo Renault. Kadjar contribuye al desarrollo del Grupo a través de la extensión de su gama y de su cobertura geográfica. Se produce en la fábrica de Palencia. En la actualidad, la planta española exporta el 83 % de su producción a más de cincuenta países de los cinco continentes.

Se comercializará a partir del verano de 2015 en Europa, y más adelante en la mayoría de los países de la cuenca mediterránea y en África. En China, Kadjar será la punta de lanza de la ofensiva del Grupo Renault

 

Kadjar será el 1er vehículo Renault fabricado en China. Este crossover será un sólido embajador del desarrollo del Grupo en el país asiático.

China, que en 1999 registraba 600.000 ventas de vehículos, es ahora el primer mercado mundial con más de 22 millones de unidades vendidas en 2014.

En diciembre de 2013, el Grupo Renault oficializó la creación de una empresa conjunta con Dongfeng e inició en Wuhan la construcción de una fábrica con una capacidad inicial de 150.000 vehículos.

El éxito de los crossovers es global, y cerca de un vehículo de cada cinco que se venden en el mundo es un crossover. Las expectativas son además transversales con, como criterios de elección, el diseño, el precio y también la imagen.

Kadjar ha sido especialmente estudiado para responder a las expectativas de los clientes en este segmento. Por su fluidez y su dinamismo, el modelo cumple con esta necesidad de atractivo.

Un crossover con el ADN Renault que utiliza una plataforma común de la Alianza

Creada en 1999, la Alianza Renault-Nissan ha vendido 8,4 millones de vehículos en cerca de 200 países en 2014 y consolida su posición como 4o Grupo automovilístico mundial.

Renault y Nissan han incrementado sus sinergias en 2014 al identificar ámbitos de convergencia en cuatro apartados: compras, recursos humanos, fabricación y logística, además de la ingeniería. Cada una de estas cuatro funciones se integra bajo un management común para incrementar su eficacia.

Para la ingeniería, uno de los objetivos prioritarios es el desarrollo de las plataformas comunes.

En este caso, se beneficia de las sinergias nacidas de esta alianza ya que se basa en una plataforma compartida por los dos constructores. El desarrollo de arquitecturas modulares dentro de la Alianza es una fuente de sinergias en constante progresión.

El enfoque CMF (Common Module Family) consiste en producir una amplia gama de vehículos con una serie de piezas y de componentes comunes. Dicho enfoque permite reducir los costes gracias a que una amplia gama de modelos se construyen a partir de un número más limitado de piezas. El ahorro que de ello se deriva se reinvierte en el vehículo, para un producto más atractivo que ofrece funcionalidades y contenidos que el cliente espera.

El proyecto CMF se descompone en tres segmentos: CMF-A para los pequeños vehículos, CMF-B para los vehículos intermedios y CMF-C/D para los vehículos más grandes. Utiliza la plataforma CMF C/D de la Alianza Renault-Nissan que ha supuesto cuatro años de desarrollo conjunto. Su fabricación es compartida por Renault y Nissan, y Renault aporta su saber hacer en materia de concepción y fabricación de las suspensiones traseras, así como de las transmisiones.

De eficacia ya probada en 3 vehículos de Renault y Nissan, la plataforma CMF C/D da muestra del saber hacer de la Alianza en el segmento de los crossovers.

Las sinergias llevadas a cabo por Renault y Nissan permiten compartir un máximo de piezas no visibles en el vehículo (como por ejemplo el bloque motor, la arquitectura del sistema de navegación…), a la vez que se respetan la identidad, el diseño y las prestaciones de cada uno de los socios de la Alianza.

UN NUEVO ESTILO EN EL UNIVERSO DE LOS CROSSOVERS

Renault se posiciona en el universo de los crossovers del segmento C con un diseño que aúna robustez y elegancia. Con su color de lanzamiento Rojo Deseo, Renault Kadjar aporta un nuevo brillo y apuesta por su poder de seducción.

Es un crossover del segmento C que se sitúa en el cruce entre los mundos del SUV, de la berlina y del break. Comparte el ADN del concept-car Captur, con un toque del concept-car Dezir. Captur ilustra el pétalo «Explora» de la estrategia de diseño de Renault. Dicho universo evoca el dinamismo, la robustez y la aventura, mientras que Dezir, el prototipo nacido del pétalo «Love» aporta emoción y sensualidad al vehículo. Además, Kadjar se presenta en Rojo Deseo, el emblemático color de los vehículos que invitan a la pasión.

 

El hermano mayor de Captur ofrece una nueva propuesta dentro del universo de los crossovers por su diseño único, rompiendo así con las actuales representaciones del segmento. Renault Kadjar luce una personalidad fuerte con un alto poder de seducción. Su tamaño compacto (4,45 metros de largo y 1,84 metro de ancho) asociada a una moderada altura de 1,60 metros acentúa el dinamismo del vehículo.

 

De la parte delantera se desprende una fuerte impresión de robustez. La barra de cromo que se prolonga en las luces delanteras aumenta la anchura visual del vehículo y contribuye a la expresión de fuerza y carácter de Kadjar. La silueta fluida y atlética del modelo es reforzada por el diseño de unas aletas de aspecto muy robusto. La fluidez de las líneas, que evocan la sensualidad, se acentúa con el acabado de las puertas que cubren los largueros laterales.

Los flancos del vehículo son ligeramente ahuecados y los musculosos hombros dinamizan el conjunto y expresan la robustez. En la parte trasera, la carrocería cubre el paragolpes con sutileza, inscribiendo claramente Renault Kadjar en un universo cualitativo. Su elevada distancia al suelo (190 mm) sugiere de inmediato la robustez y la capacidad que tiene de salirse de los caminos marcados.

La rejilla de entrada de aire, muy estructurada, proporciona fuerza expresiva a la parte delantera mientras que los esquís delantero y trasero, característicos de los SUV, destacan la naturaleza aventurera de Renault Kadjar.

Las grandes ruedas de 690 mm asociadas a unas llantas que pueden llegar hasta 19’’ según las versiones, subrayan la vocación deportiva de Renault Kadjar.

Las protecciones inferiores de las puertas forman un escudo de protección a la vez que refuerzan el asiento del vehículo. Los ensanchadores de aletas de color negro marcan la continuidad con el bastidor del vehículo y lo proyectan aún más dentro de un universo de aventura.Las barras de techo de tipo raíl de aluminio anodizado refuerzan el carácter trotamundos de Renault Kadjar y acentúan el dinamismo de su perfil. Se diferencia de los crossovers de su segmento por unos elementos que le aportan elegancia sin alterar su carácter robusto.

La guía de luz LED (Light Emitting Diode) en forma de «C» de las luces de día (DRL) delanteras aporta distinción al vehículo. Esta firma confiere a Renault Kadjar una identidad luminosa fuerte, emblemática a la vez que tecnológica.

Además, la prolongación de la barra de cromo en el faro contribuye a la riqueza que emana del vehículo.

En la parte trasera, esta misma firma moderna de los faros crea una estela luminosa en el cerco del piloto, a imagen del concept-car Captur.

Un interior deportivo y refinado

Renault Kadjar ofrece un interior muy cuidado y valorizante, en armonía con el diseño exterior.

El puesto de instrumentación se orienta naturalmente hacia el conductor e inspira un verdadero placer de conducción. El diseño del puesto de mando destaca la horizontalidad de las líneas y ofrece una sensación de mayor anchura. El tacto es agradable y de gran calidad gracias a la utilización de materiales a base de espuma. La calidad del interior es de alta factura, el acabado es preciso y cuidado.

El diseño de la palanca de velocidades es rotundo y expresivo, subrayando así el lado deportivo, pero también es elegante, con finas y brillantes decoraciones. Un techo de vidrio fijo de 1,4 m2 aporta equilibrio y luminosidad en el interior del habitáculo.

El doble pespunte en los asientos, los tiradores de sujeción y la visera de la instrumentación encima del contador rematan el interior de Renault Kadjar.

La personalidad destaca tanto en el exterior como en el interior del vehículo. Ofrece un estilo único con un alto nivel de confort sin dejar de ostentar una fuerte expresividad.

 MUCHO CARÁCTER PARA EXPRESAR TODOS LOS DESEOS

Con su estilo, satisface las expectativas de los clientes de este segmento. Es polivalente, por lo que con su lado práctico y su modularidad responde también a las necesidades de las familias.

Rico en equipamientos, Renault Kadjar se beneficia de todas las tecnologías útiles e intuitivas para una conducción eficaz y serena.

Disponible en 4x4 y en 4x2, Kadjar se mueve igual de bien por carretera que por ciudad. Conjuga sutilmente los códigos del SUV, del break y de la berlina con todo el ADN y el diseño de Renault. Ofrece una experiencia de conducción y de vida a bordo intuitiva para conductores en busca de evasión y de confort.

Disponible en transmisión integral, ofrece una motricidad mejorada. Los tres modos de utilización (Auto, LOCK y 2WD) permiten seleccionar la transmisión ideal. En 2 ruedas motrices, propone el Extended Grip que permite al vehículo agarrarse a la carretera en condiciones de conducción difíciles, todo ello asociado a unos neumáticos «Mud and Snow» que evacuan el barro o la arena que cubre la carretera y garantizan una mejor adherencia.

La distancia al suelo de 190 mm, así como los ángulos de ataque y de fuga de 18 y 25° garantizan aptitudes en todos los terrenos.

La polivalencia y practicidad proceden del mundo del break.

La modularidad interior es fácil e intuitiva. Gracias a las empuñaduras situadas en el maletero, el sistema «Easy Break» permite desbloquear y abatir automáticamente la banqueta trasera 1/3-2/3. Como complemento, el asiento del pasajero puede colocarse en bandeja gracias a una empuñadura situada en la parte inferior del asiento, lo que permite cargar objetos largos.

Las dos posiciones del baúl permiten elegir entre una posición alta del piso plano completo, para facilitar la carga de objetos voluminosos, o una posición baja para un volumen de carga máximo de 472 dm3. La posibilidad de dividir el maletero en 2 o 3 compartimentos permite disfrutar de ingeniosos espacios protegidos donde guardar los objetos.

El espacio interior ofrece una gran habitabilidad. En la parte trasera, la habitabilidad vertical de 910 mm y el ancho disponible para los codos de 1456 mm se sitúan en el mejor nivel del segmento. Dispone de 30 litros de espacios portaobjetos repartidos por el habitáculo.

Hacerse con Renault Kadjar es muy fácil. La posición de conducción es típica de una berlina debido al grado de inclinación de los asientos. El interior es refinado y muy confortable, gracias sobre todo a la excelente calidad de confección de unos asientos muy envolventes. Es manejable, con un diámetro de giro de 10,72 m.

Además, dispone de todas las tecnologías de ayuda útiles para la conducción diaria con, en particular, el parking «manos libres» y la cámara de marcha atrás para aparcar fácilmente en la ciudad.

Por último, Renault Kadjar presume de un consumo moderado. Su sistema Stop&Start permite ahorrar combustible y reducir la contaminación en medio urbano.

Kadjar propone Renault R-Link 2®, que también se presentó en Nuevo Renault Espace.

R-Link 2® está equipado con reconocimiento de voz para la navegación, el teléfono, las aplicaciones y la radio, para un acceso más sencillo y seguro a las funciones. La página de inicio de R-Link 2® es personalizable y permite encontrar fácilmente las funciones más utilizadas.

La oferta de aplicaciones se enriquece en todos los ámbitos: automóvil, turismo, informaciones, medios sociales y utilidades. Cuenta con un cuadro de instrumentos muy moderno, con pantalla capacitiva en color TFT de 7’’ muy luminosa que mejora la legibilidad de la información.

Por último, se beneficia del saber hacer de Renault en materia de seguridad a lo que se suman las últimas tecnologías útiles dedicadas a los pasajeros.

Las ópticas de Renault Kadjar con dobles luces Full-LED (Light Emitting Diode) mejoran la seguridad gracias a un haz luminoso más intenso y preciso.

Los bloques ópticos incorporan dos módulos LED «Pure Vision» que cumplen la función de luz de cruce y de carretera. La tecnología Full LED «Pure Vision» dota a Renault Kadjar de una iluminación precisa y eficaz. El haz emite una luz parecida a la del sol: un 20% más potente que un haz halógeno, lo que mejora el confort de visión nocturna.

Se puede acceder a todas las ayudas a la conducción desde el menú R-Link 2. Dispone de todas las tecnologías como la asistencia al frenado de emergencia, la alerta por cambio involuntario de carril, el reconocimiento de la señalización con alerta de límite de velocidad y la cámara de marcha atrás.



feb

blog comments powered by Disqus