AutoSemanario


SEAT LEÓN CUP RACER: Si queres correr


SEAT pone de manifiesto su claro compromiso con la competición y con los equipos de sus clientes en el legendario

encuentro GTI del estado austriaco de Carintia.

Este modelo ya presenta todos los rasgos de identidad de un futuro turismo de competición, preparado para correr en diversas pruebas en cualquier parte del mundo.

El León Cup Racer, que desarrolla 330 CV de potencia, forma la base del trabajo de desarrollo y las pruebas dinámicas que se realizarán en los próximos meses.

 “La competición está profundamente arraigada en nuestra marca; SEAT acumula ya más de 40 años de historia en este ámbito y, con el nuevo León Cup Racer, podemos escribir el próximo capítulo para seguir alentando el entusiasmo de nuestros clientes. El Cup Racer no es un modelo de exhibición sino el primer vehículo de pruebas para nuestro trabajo de desarrollo,” comenta el Dr. Matthias Rabe, vicepresidente de I+D de SEAT.

“Sin duda, la nueva generación del León ofrece una base convincente; tanto nuestros clientes como los profesionales de la prensa especializada alaban sus cualidades deportivas. Con esta variante de competición, seguimos la trayectoria forjada por nuestros años de éxitos.”

ADN DE DISEÑO INCONFUNDIBLE Y DESTACADAS CUALIDADES AERODINÁMICAS

Basado en el León 5 puertas y pintado en color gris metálico mate con detalles en color naranja, el Cup Racer seduce a primera vista. Destacan unas llantas de competición de 18 pulgadas unidas a las trochas que son más anchas que las del modelo de serie, lo que subraya su imagen atlética.

Además, el nuevo frontal se ha diseñado para mejorar la eficiencia aerodinámica y maximizar el flujo de aire en el vano motor, mientras que el sistema de frenos y los poderosos pasos de rueda presentan aperturas en la parte posterior para ayudar a refrigerar los frenos de cuatro pistones de las ruedas traseras.

Por su parte, el diseño de las taloneras, el spoiler delantero, los bajos del chasis carenados, el difusor trasero y el alerón

posterior extensible en dos etapas consiguen el máximo efecto suelo para trazar las curvas a mayor velocidad.

Aun así, en el Cup Racer el ADN de diseño del León se mantiene intacto: los distintivos faros de LEDs integrales con el trazo de las luces de circulación diurna son un calco exacto del modelo de serie, al igual que los faros traseros de LEDs, el contorno del techo, las líneas de carácter y los precisos “blíster” laterales.

PERFECTO CONTROL Y MÁXIMA SEGURIDAD

El interior del León Cup Racer también está preparado para demostrar su valía en el circuito. Un diseño más ligero con un enfoque cuidadosamente minimalista define el habitáculo, cuyo interior protege una jaula de seguridad de alta resistencia.

El asiento tipo baquet presenta un soporte HANS para cabeza y cuello para mayor seguridad y el tapizado es una piel especial que regula la humedad.

Se mantiene la disposición básica del puesto de conducción del modelo de serie, pero toda la información al conductor y los mandos se concentran en el volante multifunción y en la

pantalla TFT de alta resolución que se ubica detrás, de modo que el piloto pueda centrarse plenamente en conducir el coche.

PLENO RENDIMIENTO QUE GARANTIZA EL MEJOR TIEMPO EN CADA VUELTA

Obtiene su explosiva fuerza gracias a un motor con turbo de dos litros y cuatro cilindros que desarrolla una potencia máxima de 330 CV.

Una caja de cambios DSG de seis velocidades con levas

en el volante y un diferencial de bloqueo electrónico envían el par motor máximo de 350 Nm a las ruedas delanteras.

Se puede equipar una variante especial para las pruebas de resistencia con una caja de cambios secuencial con el cambio en la consola central y un diferencial de bloqueo mecánico.

Ya se ha perfilado un precio de salida para el León Cup Racer: la variante equipada con la caja de cambios DSG costará 70.000 Euros (512.561 pesos argentinos), mientras que el precio de la versión destinada a las carreras de resistencia con transmisión secuencial y diferencial de bloqueo mecánico se sitúa en 95.000 Euros (695.618 pesos argentinos).

“Esperamos ofrecer a nuestros clientes profesionales el León Cup Racer para la temporada 2014. En sus dos variantes, para las carreras de velocidad y de resistencia, el Cup Racer es el coche ideal para competir en una gran variedad de carreras, desde el ETCC al Campeonato de Nürburgring de Resistencia de la VLN,” afirma Jaime Puig, director de SEAT Sport y responsable de las actividades deportivas de la marca.

“También prevemos seguir desarrollando el Cup Racer para crear una versión equipada con motor 1.6 para competir en el WTCC. Después de todo, es allí donde tenemos que defender nuestra larga tradición.”



ago

blog comments powered by Disqus