AutoSemanario


Test drive Porsche 911 Carrera S


Exclusivo, desde Alemania.

Por Sebastián Diego Ramos

 

 

LA MAGIA ETERNA DE UN GRAN DEPORTIVO



A FAVOR

Calidad de materiales

Comportamiento muy deportivo

Diseño

Placer de conducir inusual

Prestaciones fuera de serie

Motor

Presentación interior

Solidez estructural

Terminación

 

EN CONTRA

Ausencia de airbags de rodilla de serie

Falta el sistema de visión nocturna con reconocimiento de peatones

Garantía de dos años

Radar anticolisión opcional

Sin rueda de auxilio

 

La historia del Porsche 911 no tiene similitudes con otros modelos deportivos. Con más de 40 años desde la primera generación cada vez que una nueva gama sale al mercado vuelve a ser la referencia en su segmento. Ahora llega a la Argentina el último exponente de esta clásica familia. Con innovadores motores bóxer sobrealimentados por turbo, un chasis superior que ofrece mayor diferencia entre rendimiento y comodidad y un nuevo sistema de información y entretenimiento, se comercializa extremadamente equipado. Gracias a más de cuatro décadas de experiencia con motores turbo –tanto en carreras automovilísticas como en la producción en serie de automóviles deportivos– los nuevos motores del nuevo 911 Carrera establecen una vez más parámetros de referencia en cuanto a rendimiento, placer de conducir y eficiencia. El eje trasero direccional activo, una opción disponible por primera vez en los modelos Carrera, amplía en gran medida el alcance en la dinámica de conducción. Y para los usuarios que quieren disfrutarlo en todos los terrenos existe la versión con tracción total, denominada Carrera 4S.

Las ventas en el mundo

En promedio se venden por año 32.000 Porsche 911. Es, por lejos, el deportivo premiun más vendido del mundo. El año pasado la marca logró patentamientos por 225.121 unidades, pero este gran incremento se debe principalmente a sus últimos SUV, es decir el Macan y el Cayenne. Del Macan se vendieron 80.000 unidades y de su hermano mayor 73.119.

Frente a sus competidores

En este mundo de sueños cumplidos, caprichos y gustos por lo exclusivo solamente la Ferrari 458, el Jaguar F-Type y el Mercedes-Benz AMG GT son, en su esencia, bastante similares al 911. Sin embargo, no hay que dejar de lado la producción y venta de cada uno de ellos. Por ejemplo, en el caso de Ferrari, son solamente 9.000 unidades al año entre todos sus modelos y del Mercedes AMG GT la marca estará muy feliz si logra un promedio de 7.000 unidades. En todos los casos serán muy exitosos y cumplirán su objetivo, pero no olvidemos las ventas espectaculares del 911: ¡32.000 unidades!

Esta vez viaje a Stuttgart para probar el Carrera S coupé dotado con un motor capaz de entregar una potencia de 420 CV que le permiten unas prestaciones fuera de serie como lo indican su velocidad máxima de 306 km/h y una aceleración de 0 a 100 de 3,9 segundos con la caja automática de doble embrague y 7 marchas PDK. Además, se puede elegir en versión coupé o convertible, con cajas manuales de 6 o automáticas de 7 marchas y con tracción total, pero, lo que más me impresiona de la nueva generación es la capacidad de adaptación que tiene para satisfacer los gustos del conductor que busca una conducción deportiva inigualable. Pocos automóviles en el mundo son capaces de ofrecer el placer de conducir que logra el 911, y el Carrera S que probamos en exclusiva en Alemania vuelve a demostrar una y otra vez porque es el deportivo que todos quieren imitar.

Cada vez más personalizado

La posición de manejo es excelente. Continúa la tradición de ubicar al cuentavueltas en el centro del tablero de instrumentos y el encendido del motor se realiza colocando la llave de contacto del lado izquierdo, un homenaje a las viejas carreras de Le Mans. El asiento sujeta al cuerpo de forma ejemplar. Parece que se abraza al cuerpo. Lo único mejorable, para mí gusto, es que los apoyacabezas integrados al asiento no permiten modificar su regulación en profundidad.

La presentación interior es otra de sus virtudes, hace tiempo que ha dejado de ser un vehículo espartano y con pocos mandos a la vista. Ahora, las sutilezas se viven adentro. Por ejemplo con el sistema de calefacción los asientos, los ajustes que permiten modificar la dureza de la suspensiones, la posibilidad de regular a gusto el alerón posterior y otras funciones.

Placer de conducir

Mi viaje principal fue de Stuttgart a Munich incluyendo un interesante camino de montaña en donde las virtudes comienzan a lucirse. En primer lugar, se logra una velocidad superior en las curvas sin perder seguridad y agarre al suelo. Cuando uno comienza a tomarle el ritmo a los cambios que se pueden rebajar desde los mandos ubicados detrás del volante comprende rápidamente porque las llamadas paddle shifts son las elegidas por los pilotos profesionales. En un auto convencional los rebajes y la ganancia de los tiempos no se aprecian cuando se pasan los cambios con las levas al volante, pero en un deportivo como el 911 sus beneficios se notan rápidamente. Aquí si hay potencia para sentir sus diferencias. En el camino de montaña pude apreciar la velocidad de sus rebajes y como la caja trabaja de forma perfecta adaptándose a nuestro estilo de manejo. Combinado con el opcional Sport Chrono Package, el 911 Carrera trae por primera vez un selector de modos de conducción en el volante, que tiene su origen en el selector de modos de conducción del superauto híbrido 918 Spyder. El selector de modo consiste en un botón giratorio con cuatro posiciones para diferentes tipos de conducción: ‘Normal’, ‘Sport’, ‘Sport Plus’ e ‘Individual’. Dependiendo del equipamiento, este último modo permite al conductor configurar diversos ajustes del vehículo según sus preferencias, por ejemplo, el sistema de suspensión activa PASM, los soportes dinámicos de motor activos, los programas de cambio para la transmisión PDK y el sistema deportivo de escape. En combinación con la caja de cambios PDK, el conmutador cuenta con un botón adicional, el ‘Sport Response Button’. Cuando se aprieta este botón el automóvil se prepara previamente para una aceleración máxima durante 20 segundos, algo muy útil en casos como preparar un adelantamiento. Para ello, se engrana la marcha óptima y la gestión del motor se ajusta para una respuesta aún más inmediata en un periodo de tiempo corto.

Con la función Sport Plus se logran reacciones aún más rápidas y el sonido del escape es sencillamente inolvidable. Da gusto colocarlo en esta posición ya que en su interior se transmiten los ruidos provenientes de un motor que no deja de ofrecer un sonido que endulza los oídos y que es una tentación absoluta para los amantes de los automóviles deportivos.

Entre 4.000 y 6.500 r.p.m. es el rango del placer absoluto, pero es interesante aclarar que la introducción del turbo le permite aprovechar mucho mejor el par motor. Los 500 Nm pueden estar presentes entre las 1.700 y 5.000 r.p.m.

Equilibrio exquisito

Por otro lado, en los últimos años las nuevas suspensiones le han permitido lograr un gran equilibrio de marcha. Ya no es un auto que ofrece un ajuste ideado sólo para otorgar un gran agarre al suelo en autódromos. Ahora se permite un buen confort para circular en la ciudad y gracias a las capacidades de configuración que ofrece se puede transformar rápidamente en el vehículo ideal para ser disfrutado en los circuitos. Todos sabemos que los Porsche son de los autos que mejor frenan en la industria automotriz. Logran las distancias de frenado más cortas y no se fatigan ante fuertes exigencias y en un uso intensivo. Por ejemplo, necesita sólo  47,3 metros para detenerse de 120 kilómetros por hora a 0.

El comportamiento dinámico del 911 es espectacular, te permite circular a un ritmo fuera de lo normal pero lo hace con total seguridad y aplomo, no siento que me estoy jugando la vida  a cada rato ¡y sin embargo voy realmente fuerte!

Lo que más disfruto de este coche es la velocidad que logra en las curvas, con un agarre increíblemente neutral, sin patinamientos, ni balanceos de ninguna clase. Va muy bien apoyado al piso, te transmite todo lo que siente del suelo y cuando lo aceleras fuertemente sale a un ritmo “endiablado” para la dirección que estás eligiendo.

Pocas cosas hay que mejorar en un vehículo que sigue siendo un clásico, y sin dudas uno de los más deseados. Creo que por su precio debería tener mayores elementos de seguridad de serie. Por ejemplo, deberían incluirse los airbags de rodilla y el sistema de visión nocturna con reconocimiento de peatones o el radar anticolisión, que te permite lograr una mayor prevención y una mayor conciencia de la velocidad y de la proximidad que podemos tener con otros automóviles. Además, para nuestros caminos el hecho de no disponer de una rueda de auxilio es siempre un problema.

En suma, en su nueva versión el Porsche 911 continúa ofreciendo una gran dosis de caballos salvajes para disfrutar de su eficiencia fuera de serie en cualquier circuito del mundo o adaptarse a todos los caminos con un muy buen confort cuando llega el momento de circular en una ciudad. Sin dudas, cada vez que tengo la posibilidad de conducir un 911 vuelvo a disfrutar, como un niño con su juguete preferido, la magia eterna de un gran deportivo.

Mañana se presentará en nuestro país la nueva versión Targa y nos pondremos al día con los precios de toda la gama, los objetivos de la marca y los próximos lanzamientos en la Argentina.

 

Ficha técnica

Porsche 911 Carrera S

Motor: Naftero, bóxer de seis cilindros; cuatro árboles de levas superiores; cuatro válvulas por cilindro; tiempos de control variables del lado de admisión y conmutación de la carrera de la válvula (VarioCam Plus); sistema de admisión con sobrealimentación por tubo oscilante con variación de la longitud de los tubos del colector de admisión e inyección directa.

Cilindrada: 2.981 cm3

Potencia: 420 CV a 6.500 rpm

Par motor: 500 Nm a 1.700-5.000 rpm

Capacidad del tanque de combustible: 64 litros

Capacidad del baúl: 145 litros

Fabricado en: Alemania

Longitud:      4.499 mm

Ancho:  1.808 mm

Alto:      1.296 mm

Distancia entre ejes:   2.450 mm

Neumáticos: adelante 245/35 R 20, atrás 305/30 R 20

Peso: 1.535 kg.

Mediciones

Prestaciones probadas por AutoSemanario

Velocidad máxima  306 km/h

Aceleración de 0-100 km/h 3,9 segundos

Aceleración de 0-400 metros 12,4

Aceleración de 0-1000 metros 22,5

80 a 120 km/h en Drive 2,6 segundos

Frenada en metros

60 km/h a 0  11,9

80 km/h a 0  24,2

100 Km/h a 0       32,7

120 km/h a 0               47,3

Consumos en litros cada 100 Km

Ciudad   12,1      

A 90 km/h.   6,8

A 120 km/h. 9,3



nov

blog comments powered by Disqus