AutoSemanario


Alianza Ferrari y Shell


Una de las asociaciones con más éxitos en la historia del deporte del motor a nivel mundial

Con más de 150 carreras ganadas en Fórmula 1, Ferrari ha sido sinónimo de autos de grandes prestaciones, tanto en la pista de carreras como en la carretera. Cuando el primer Ferrari salió por las puertas de la fábrica de Maranello (Italia), estaba alimentado y protegido por productos Shell.

La asociación técnica de Shell con Ferrari se extiende por más de 60 años. Su pasión compartida por el desempeño ha sido testigo de la creación y desarrollo de lubricantes Shell Helix

Ferrari entiende lo fundamental de utilizar el lubricante adecuado para el motor, tanto en la pista como en la carretera. Su función es proteger las piezas móviles frente al desgaste mecánico, reducir la fricción y la pérdida de potencia y enfriar el motor. Se necesita un buen lubricante para conseguir el equilibrio entre estas características sin dejar de garantizar un rendimiento óptimo del auto.

El Equipo Técnico de Shell Helix  busca continuamente ganar esa décima que pueda poner un Ferrari en el Podio, sin dejar de mantener el nivel de protección que permite que el motor rinda en las mejores condiciones. La fiabilidad de Shell Lubricantes ha sido un factor fundamental que ha ayudado a Ferrari a ganar diez títulos de constructores y doce títulos de pilotos en el campeonato mundial de Fórmula 1 de la FIA. Más de 50 científicos de Shell trabajan en el programa de Fórmula 1 de Shell con Ferrari. El equipo lleva a cabo su labor en los laboratorios Shell pero también en el corazón de la escudería Ferrari en su sede de Maranello (fábrica al norte de Italia). 

Mark Wakem, especialista en lubricantes de Fórmula 1 de Shell, comenta en un reportaje la importancia de la continua y exhaustiva investigación en laboratorio para lograr el combustible acorde a las exigencias del banco de pruebas de La Fórmula 1. Wakem trabaja con los equipos de diseño y desarrollo de Ferrari para asegurar que los aceites de motor de Shell ofrezcan el máximo rendimiento y una protección óptima en cada nuevo desarrollo de sus motores de Fórmula Uno.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentan los ingenieros de Shell en el desarrollo de lubricantes para vehículos Ferrari y para transferir sus aprendizajes de la Fórmula Uno?

MW: Todos los tipos de lubricantes que Shell Helix produce, tienen que someterse a rigurosas pruebas para garantizar que cumplan las principales normas internacionales. Todos estos aceites deben pasar una serie de pruebas en diferentes tipos de motores y condiciones, así como un número de otras pruebas de laboratorio. Cada prueba se ve en un área particular de rendimiento, tales como la temperatura, la oxidación y el desgaste. Con la Fórmula Uno, trabajamos directamente con Ferrari para desarrollar el aceite/lubricante específicamente para los coches de carreras. En la Fórmula Uno, podemos probar los componentes que no funcionan actualmente en un coche de calle, ya que contienen aditivos que no están en producción en masa. Al poner a prueba en un automóvil  de Fórmula Uno, se puede identificar si un aditivo tiene un gran potencial para el desarrollo del coche del camino y luego trabajar con el desarrollador de este aditivo para sacarlo adelante con el uso de automóvil de carretera.

¿Cuán estrechamente emparejados están los lubricantes usados en un Ferrari GT y en un coche de Fórmula Uno?

MW: Es claro que no son idénticos. Estamos hablando de  diferentes motores que se utilizan para diferentes cosas y por lo tanto necesitan ser atendidos de manera distinta. Un coche de Fórmula Uno levanta una velocidad extrema y los cambios de Lubricante se llevan a cabo sólo después de que se llega al final de su vida útil prevista - alrededor de 2.500 kilómetros con la regla actual que permite al conductor usar sólo ocho motores por temporada-. El lubricante que se utiliza en la Fórmula Uno por lo general siempre se ejecuta a temperaturas similares y nunca tiene que manejar un arranque en frío, a diferencia de la mayoría de los aceites de motor de automóvil de carretera.

¿Pueden compararse el lubricante Shell Helix Ultra utilizado en la actual gama Ferrari GT y los usados  en anteriores modelos de Ferrari?

MW: La principal diferencia está en la viscosidad / espesor del aceite. El aceite usado en una Ferrari solía ser 10W-40 o grados de viscosidad 10W-50. Ahora estamos utilizando 5W-40 y la próxima generación será aún más delgada que eso. Usar el aceite más fino posible en general otorga el beneficio de economizar el consumo de combustible. Sin embargo, la otra cara es que el aceite más fino produce menor protección y por lo tanto el motor puede desgastarse más rápido. Es por eso que estamos constantemente trabajando con los ingenieros de Maranello para desarrollar ideas que consigan aumentar aún más la potencia de los motores, reduciendo al mínimo las pérdidas por fricción. Idealmente, queremos producir la máxima cantidad de caballos de fuerza y ​​queremos que el desgaste del motor se controle para que no falle antes del final de la vida útil requerida, asegurando así la máxima eficiencia.

La relación de Shell Helix con Ferrari continuará desarrollándose. Podrías contarnos cuál es el próximo gran desafío en el desarrollo de Shell Helix Ultra para vehículos Ferrari?

MW: Contribuir al continuo desafío de mejorar la economía de combustible y reducir las emisiones de C02, significa una amplia mejora en la eficiencia, lo cual puede hacerse mediante la reducción de la fricción en el motor. Al igual que cualquier fabricante de automóviles, Ferrari está muy interesado en mejorar la eficiencia del combustible, por lo tanto estamos constantemente buscando la evolución de Shell Helix Ultra.

• El aceite Shell Helix es el único lubricante recomendado por la Escudería Ferrari. Es por ello que Shell Helix está dentro de cada Ferrari GT que sale de Maranello y también en los vehículos Formula Uno  del Caballito rampante.

Helix Ultra aceite de motor Shell ofrece máximo poder de limpieza de Shell, ayuda a los motores a lograr el máximo rendimiento y protección, manteniendo al mismo tiempo la economía del combustible. El aceite en un motor limpio puede fluir más rápidamente a donde se necesita, asegurando que el motor esté mejor protegido.



sep

blog comments powered by Disqus