AutoSemanario


Fiat y la muestra Caravaggio y sus seguidores


Del 25 de octubre al 15 de diciembre de  2012

Pabellón e exposiciones temporarias

Museo Nacional de Bellas Artes

Avenida del Libertador 1473

Martes a viernes de 12.30 a 20.30

Sábados y domingos de 9.30 a 20.30

Entrada gratuita



Del 25 de octubre próximo y hasta el 15 de diciembre se podrá ver en el Museo Nacional de Bellas Artes, la muestra Caravaggio y sus seguidores, que se integra de un destacado conjunto de obras del pintor Michelangelo Merisi de Caravaggio (1571-1610), uno de los más importantes representantes del barroco europeo, y un grupo de piezas de artistas de la época, directamente influenciados por su producción y su técnica, entre ellos Artemisia Gentileschi, Bartolomeo Cavarozzi, Giovanni Baglione, Hendrick van Somer y José de Ribera.

 

Nunca antes se había realizado en América Latina una exposición de la obra de Caravaggio de esta importancia, y su presentación en la Argentina es el resultado del desafío compartido de las autoridades del MNBA, la Embajada de Italia en el país –como auspiciante-, y  Case IH, New Holland, Iveco Argentina y Fiat Auto Argentina, empresas de los grupos Fiat Industrial S.p.A. y Fiat S.p.A. que patrocinan la muestra, y el permanente apoyo de la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes.

 

La muestra –tras su presentación en la Casa Fiat de Cultura de Belo Horizonte y en el Museo de Arte de San Pablo- arriba a Buenos Aires en el marco de la conmemoración del cuarto centenario del fallecimiento del Caravaggio, que dio lugar desde 2010 a exposiciones y debates en diferentes ciudades del mundo.

La selección de las obras que integran la muestra fue concebida por la doctora Rossella Vodret, una de las principales especialistas de Caravaggio en Italia, jefa de la Superintendencia Especial para el Patrimonio Histórico,  Artístico y  Etnoantropológico y de los Museos de la Ciudad de Roma, y fue curada por el Profesor Giorgio Leone.

Se exhiben más de veinte obras procedentes de renombradas instituciones italianas y de colecciones privadas de Italia, Malta e Inglaterra. Algunas de las pinturas pertenecen a tres de los museos estatales más prestigiosos de Italia: Galleria Nazionale d’Arte Antica di Palazzo Barberini y Galleria Borghese (ambas de Roma), y la Galleria degli Uffizi (Florencia), además de otras instituciones romanas (Galleria Nazionale d’Arte Antica in Palazzo Corsini, Galeria Spada, Museo Diocesano Prenestino di Arte Sacra) y de Urbino (Galleria Nazionale delle Marche).

Caravaggio nació en 1571, probablemente en Milán y se trasladó con su familia a Caravaggio en 1576, huyendo de la peste que asolaba su ciudad natal. Conocido como un artista “tenebrista”, cuyo estilo combinaba fondos negros con focos de luz intensa, fue probablemente uno de los artistas con mayor influencia en la historia de la pintura. Sus obras evidencian una existencia impetuosa y turbulenta, con escenas de tema religioso de marcada violencia y crueldad, en las que puede verse un enérgico contraste entre los fondos oscuros y los personajes bañados por una luz fuerte y dramática, principal característica de su producción. Estas pinturas también se definen por un marcado realismo en la representación de los personajes, sus vestimentas y los objetos que los rodean.

Formado en Milán y Roma, Caravaggio viajó luego a Nápoles, Malta, Siracusa, Messina y Palermo, escapando de un sitio a otro debido a su tumultuosa vida, y murió joven, en 1610, sin haber podido regresar a Roma. Estos viajes permitieron la difusión rápida de su pintura, y todavía en vida, su obra y la técnica que empleó sirvieron de inspiración para muchos de sus seguidores, los llamados Caravaggistas (que continuaron sumándose después de su muerte).

Sobre la elección de las obras del artista para esta exposición dice la doctora Vodret:   “Para la muestra adoptamos una línea curatorial innovadora mostrando obras consagradas y conocidas del imaginario de Caravaggio, nuevos descubrimientos y lo que llamo cuadros problema –como concepto de la historia del arte- es decir, obras en estudio que estamos comparando con otros trabajos del artista por medio de investigaciones y publicaciones”.

El primer núcleo de la exposición está compuesto por las obras del gran maestro lombardo: San Jerónimo escribiendo (1605-1606), de la colección de la Galleria Borghese y San Francisco meditando (1606), del Palazzo Barberini. Asimismo a este bloque pertenecen Medusa Murtola  (1597), de una colección particular, San Juan Bautista que alimenta al cordero, pintura del siglo XVII también de una colección privada, obras que se exponen  por  primera vez después probarse su autenticidad. Además se exhibe el Retrato del cardenal (Benedetto Giustiniani), (1599-1600), de la Galleria degli Uffizi, pintura que, como la Medusa Murtola, es la primera vez que sale de Italia, y que pertenece a una época muy productiva del artista, en la logró un gran dominio de la técnica pictórica. El módulo se completa con San Genaro decapitado o Santo Agapito (c. 1610) (atribuida a Caravaggio) de la colección del Museo Diocesano, y San Francisco meditando (1606-1618), copia de autor, proveniente de una colección privada.

Caravaggistas

En los núcleos restantes podrán verse las obras de catorce artistas influenciados por Caravaggio, que adoptaron su técnica, recreándola o copiándola, conocidos como Caravaggistas. Estos pintores utilizaban el claroscuro de una manera particular, diferenciándose entre las distintas escuelas. “De los caravaggistas siempre digo que era un gran desventura para los artistas de la época vivir en el mismo período que un genio. Eran grandes pintores, pero cuando se los compara con un genio, todo queda oscurecido. Fue eso lo que ocurrió. Y es importante contextualizar para que el público comprenda la relación de los artistas de la época con Caravaggio”, explica Vodret.

La exposición cuenta con obras de: Artemisia Gentileschi (1593-1653), Bartolomeo Cavarozzi (1590-1625), Giovanni Baglione (1566-1643), Giovanni Battista Caracciolo (1578-1635), Hendrick van Somer (1615-1684/85), José de Ribera (1591-1652), Leonello Spada (1576-1622), Mattia Preti (1613-1699), Orazio Borgianni (1574-1616), Orazio Gentileschi (1563-1639), Orazio Riminaldi (1593-1630), Simon Vouet (1590-1649), Tommaso Salini (1575-1625) y Valentin de Boulogne (1591-1632). 

 



oct

blog comments powered by Disqus