AutoSemanario


Peugeot 2008 DKR: un automóvil radical, listo para afrontar el Rally Dakar


Formas extremadamente robustas, tracción delantera y motor V6 bi-turbo diesel con 340
caballos de potencia: esa es la “máquina” desarrollada por PEUGEOT Sport en alianza con Red
Bull y Total, para encarar el rali más desafiante del mundo en enero de 2015.
El equipo PEUGEOT-Total vuelve oficialmente al Rally Dakar 25 años después de su última
participación en el año 1990, cuando cerró un ciclo de cuatro victorias consecutivas abordo de los
legendarios 205 Turbo16 (1987) y 405 T16 (1988, 1989, 1990).
Concebido para ser el representante de la Marca en este nuevo reto, el 2008 DRK está dotado de
líneas muy audaces, resultado de una estrecha colaboración entre el Centro de Estilo PEUGEOT y el
Departamento de Diseño de PEUGEOT Sport. Para corresponder a las expectativas ambiciosas de la
Marca, sin embargo, el 2008 DKR está lejos de ser simplemente un ejercicio de estilo: su postura
agresiva está dictada por requerimientos técnicos asociados a la misión que se le ha atribuido.
El bólido está basado en el PEUGEOT 2008, y trasladar el estilo de la versión de paseo a la
competencia cross-country fue relativamente simple, exigiendo un trabajo más cuidadoso solamente
en la parte frontal, debido a la altura ideal del ángulo de ataque para asegurar buena
maniobrabilidad en las condiciones extremas de la competencia.
Técnicamente, la solución encontrada por el equipo PEUGEOT-Total es muy audaz, y se
fundamenta en un concepto innovador para este tipo de prueba, en especial en un vehículo del
tamaño del 2008 DKR. Tras un estudio detallado, la dirección de PEUGEOT Sport optó por utilizar
tracción delantera en lugar de integral, por considerar que esa propuesta ofrece beneficios más
interesantes. Esta decisión permitirá al equipo algo más que solo luchar por la victoria, le asegurará
la primera conquista en el Dakar abordo de un vehículo con tracción en dos ruedas y a diesel.
Con el propósito de equilibrar las posibilidades de los competidores, independientemente de la
solución de tracción adoptada, la reglamentación en vigor compensa la ventaja inherente a los
vehículos 4x4 con algunos beneficios para los vehículos con tracción en dos ruedas. En el
automovilismo, el peso es enemigo del rendimiento. Es por ello que automóviles con tracción en dos
ruedas pueden ser significativamente más livianos, además de la posibilidad de contar con ruedas
más grandes, lo que representa una ventaja frente a los obstáculos asociados a ese tipo de terreno.
Esa característica nos permite minimizar el balance delantero, o sea, el 2008 DKR puede casi
“escalar paredes”.
La suspensión de recorrido más largo – 460 mm en lugar de 250 mm – amplía la capacidad del
vehículo sobre dunas, cuestas y absorción de irregularidades, elemento esencial en una
competencia como el Rally Dakar. Otra ventaja que asegura la utilización de ruedas más grandes, es
el sistema que permite el ajuste remoto de la presión de los neumáticos desde dentro del habitáculo,
una táctica que permite ganar un tiempo precioso.
Para explotar por completo estos beneficios, los ingenieros de PEUGEOT Sport colocaron a prueba
su creatividad para lograr un vehículo extremadamente compacto – teniendo en cuenta que un
automóvil pequeño desarrolla mejor rendimiento en las etapas sinuosas del WRC, la solución
adoptada permite aumentar el potencial de los automóviles con ruedas delanteras motrices en
situaciones en que los 4x4 acostumbran a tener ventaja.
Además de la convicción expresada por Red Bull durante los últimos años de que los vehículos con
ruedas delanteras motrices poseen excelentes cualidades, este enfoque técnico tiene mucho sentido
para PEUGEOT Sport. Considerando que el 2008 es un crossover con tracción delantera, equipado
con Grip Control que le permite transitar por cualquier tipo de terreno, es justo que el vehículo que
se deriva de él pueda afrontar los retos impuestos por el Rally Dakar de manera similar.
Formas extremadamente robustas, tracción delantera y motor V6 bi-turbo diesel con 340 caballos de potencia: esa es la “máquina” desarrollada por PEUGEOT Sport en alianza con RedBull y Total, para encarar el rali más desafiante del mundo en enero de 2015.
El equipo PEUGEOT-Total vuelve oficialmente al Rally Dakar 25 años después de su última participación en el año 1990, cuando cerró un ciclo de cuatro victorias consecutivas abordo de los legendarios 205 Turbo16 (1987) y 405 T16 (1988, 1989, 1990). 
Concebido para ser el representante de la Marca en este nuevo reto, el 2008 DRK está dotado delíneas muy audaces, resultado de una estrecha colaboración entre el Centro de Estilo PEUGEOT y elDepartamento de Diseño de PEUGEOT Sport. 
Para corresponder a las expectativas ambiciosas de laMarca, sin embargo, el 2008 DKR está lejos de ser simplemente un ejercicio de estilo: su posturaagresiva está dictada por requerimientos técnicos asociados a la misión que se le ha atribuido.
El bólido está basado en el PEUGEOT 2008, y trasladar el estilo de la versión de paseo a la competencia cross-country fue relativamente simple, exigiendo un trabajo más cuidadoso solamente en la parte frontal, debido a la altura ideal del ángulo de ataque para asegurar buena maniobrabilidad en las condiciones extremas de la competencia.
Técnicamente, la solución encontrada por el equipo PEUGEOT-Total es muy audaz, y sefundamenta en un concepto innovador para este tipo de prueba, en especial en un vehículo deltamaño del 2008 DKR. Tras un estudio detallado, la dirección de PEUGEOT Sport optó por utilizartracción delantera en lugar de integral, por considerar que esa propuesta ofrece beneficios másinteresantes. 
Esta decisión permitirá al equipo algo más que solo luchar por la victoria, le asegurará la primera conquista en el Dakar abordo de un vehículo con tracción en dos ruedas y a diesel.
Con el propósito de equilibrar las posibilidades de los competidores, independientemente de la solución de tracción adoptada, la reglamentación en vigor compensa la ventaja inherente a los vehículos 4x4 con algunos beneficios para los vehículos con tracción en dos ruedas. En el automovilismo, el peso es enemigo del rendimiento. 
Es por ello que automóviles con tracción en dosruedas pueden ser significativamente más livianos, además de la posibilidad de contar con ruedasmás grandes, lo que representa una ventaja frente a los obstáculos asociados a ese tipo de terreno.
Esa característica nos permite minimizar el balance delantero, o sea, el 2008 DKR puede casi“escalar paredes”.
La suspensión de recorrido más largo – 460 mm en lugar de 250 mm – amplía la capacidad delvehículo sobre dunas, cuestas y absorción de irregularidades, elemento esencial en unacompetencia como el Rally Dakar. 
Otra ventaja que asegura la utilización de ruedas más grandes, esel sistema que permite el ajuste remoto de la presión de los neumáticos desde dentro del habitáculo,una táctica que permite ganar un tiempo precioso.
Para explotar por completo estos beneficios, los ingenieros de PEUGEOT Sport colocaron a prueba su creatividad para lograr un vehículo extremadamente compacto – teniendo en cuenta que unautomóvil pequeño desarrolla mejor rendimiento en las etapas sinuosas del WRC, la solución adoptada permite aumentar el potencial de los automóviles con ruedas delanteras motrices ensituaciones en que los 4x4 acostumbran a tener ventaja.
Además de la convicción expresada por Red Bull durante los últimos años de que los vehículos conruedas delanteras motrices poseen excelentes cualidades, este enfoque técnico tiene mucho sentidopara PEUGEOT Sport. 
Considerando que el 2008 es un crossover con tracción delantera, equipadocon Grip Control que le permite transitar por cualquier tipo de terreno, es justo que el vehículo quese deriva de él pueda afrontar los retos impuestos por el Rally Dakar de manera similar.



nov

blog comments powered by Disqus