AutoSemanario


Ford cierra tres fábricas en Brasil


Este es el Comunicado Oficial de la marca:

 

Ford Brasil finalizará la producción en las plantas de Camaçari (BA), Taubaté (SP) y Horizonte (CE) durante 2021, ya que la pandemia Covid-19 expande la persistente capacidad inactiva de la industria y reduce ventas, resultando en años de pérdidas significativas

 

·La empresa mantendrá la sede administrativa de América del Sur, el Centro de Desarrollo de Producto y el Campo de Pruebas en Brasil

 

Ford Motor Company anunció hoy que brindará servicios a los consumidores de América del Sur con una cartera interesante de vehículos conectados y cada vez más electrificados, incluidos SUV, camionetas y vehículos comerciales, de Argentina y Uruguay. y otros mercados, al mismo tiempo que Ford Brasil cierra sus operaciones de fabricación en 2021.

 

Ford prestará servicios a la región con su cartera de productos global, incluidos algunos de los vehículos más conocidos de la marca, como la nueva camioneta Ranger producida en Argentina, la nueva Transit, la Bronco, la Mustang Mach 1, y planea acelerar el lanzamiento de varios modelos nuevos. conectado y electrificado. Ford mantiene una completa asistencia al consumidor con operaciones de ventas, servicios, repuestos y garantía para sus clientes en Brasil y América del Sur. La compañía también mantendrá el Centro de Desarrollo de Producto en Bahía, el Campo de Provas, en Tatuí (SP), y su sede regional en São Paulo.

 

“Ford ha estado presente en Sudamérica y Brasil durante más de un siglo y sabemos que estas son acciones muy difíciles, pero necesarias, para crear un negocio saludable y sostenible”, dijo Jim Farley, presidente y director ejecutivo de Ford. “Nos estamos moviendo hacia un modelo de negocio ágil y esbelto al finalizar la producción en Brasil, sirviendo a nuestros consumidores con algunos de los productos más interesantes de nuestra cartera global. También aceleraremos la disponibilidad de los beneficios que brindan la conectividad, la electrificación y las tecnologías autónomas, satisfaciendo de manera efectiva la necesidad de vehículos más eficientes desde el punto de vista ambiental y más seguros en el futuro ”.

 

La empresa trabajará de inmediato en estrecha colaboración con los sindicatos y otros socios para desarrollar un plan justo y equilibrado para minimizar los impactos del cierre.

 

"Nuestro dedicado equipo de América del Sur ha logrado un progreso significativo en la transformación de nuestras operaciones, incluida la descontinuación de productos no rentables y la salida del segmento de camiones", dijo Lyle Watters, presidente de Ford South America and International Markets Group. “Además de reducir los costos en todos los aspectos del negocio, lanzamos Ranger Storm, Territory y Escape en la región e introdujimos servicios innovadores para nuestros clientes. Estos esfuerzos han mejorado los resultados durante los últimos cuatro trimestres, sin embargo, el continuo entorno económico desfavorable y la presión adicional causada por la pandemia han dejado en claro que se necesitaba mucho más para crear un futuro sostenible y rentable ".

Ford evalúa constantemente sus negocios en todo el mundo, incluida América del Sur, tomando decisiones y asignando capital para avanzar en su plan de lograr un margen de EBIT corporativo del 8% y generar un flujo de efectivo sólido y sostenible. El plan de Ford prevé el desarrollo y la oferta de vehículos conectados de alto valor agregado y calidad - cada vez más electrificados - con servicios accesibles a una gama más amplia de consumidores.

La empresa se mueve rápidamente, con el objetivo de:

Transforme su negocio automotriz - compitiendo de manera desafiante, simplificando y modernizando todos los aspectos de la empresa; y

Crezca aprovechando las fortalezas existentes, desafiando el negocio automotriz convencional y asociándose para expandir la eficiencia y el conocimiento.

"Trabajaremos en estrecha colaboración con los sindicatos, nuestros empleados y otros socios para desarrollar medidas que ayuden a abordar el difícil impacto de este anuncio", continuó Watters. “Quiero enfatizar que estamos comprometidos con la región a largo plazo y continuaremos ofreciendo a nuestros clientes amplia asistencia y cobertura de ventas, servicio y garantía. Esto se hará evidente cuando traigamos al mercado una línea emocionante y robusta de SUV, camionetas y vehículos comerciales conectados y electrificados, tanto dentro como fuera de la región ”.

Watters agregó que además de confirmar la producción de la nueva generación de Ranger, la llegada del Bronco, el Mustang Mach 1 y Transit, Ford también planea anunciar otros modelos completamente nuevos, incluido un vehículo.

Con relación a este anuncio, la compañía prevé registrar cargos extraordinarios antes de impuestos de aproximadamente $4.1 mil millones de dólares, incluyendo $2.5 mil millones de dólares en 2020 y aproximadamente $1.6 mil millones de dólares en 2021. Estos cargos incluirán aproximadamente $1.6 mil millones de dólares de cargos no monetarios relacionados con la baja de ciertos créditos fiscales y con depreciaciones y amortizaciones aceleradas. Los cargos restantes de aproximadamente $2.5 mil millones de dólares serán pagados en efectivo principalmente en 2021 y son atribuibles a despidos, rescisiones, acuerdos y otros pagos.

Sin dudas esto cambia el modelo de negocio en la región y habrá que ver como reaccionan sus concesionarios, ya que el volumen de ventas cambia radicalmente. Definitivamente esta noticia es una bomba y habrá que esperar un poco para ver cómo se acomodan las cosas.

El mayor impacto será en la planta de Camaçari, donde la automotriz empleó a alrededor de 6.500 personas a mediados de 2020, de las cuales 3.500 en proveedores, empresas que desde la apertura de la unidad en 2001, han operado con sus empleados. directamente en la línea de montaje del vehículo. Desde marzo pasado, 1,45 mil empleados estaban en cesantía y ahora sus contratos deben ser rescindidos definitivamente. Con capacidad para producir 250 mil autos / año, la planta bahiana apenas superó los 130 mil en 2020.
En agosto, Ford negoció un acuerdo con el sindicato local que preveía una estabilidad laboral de cuatro años, que ahora obviamente no se puede hacer cumplir. En octubre pasado, se abrió un programa de despidos voluntarios en la fábrica, que preveía una compensación adicional de R $ 28.000 a R $ 93.000 para quienes aceptaran irse.
En la fábrica de motores y transmisiones de Taubaté, Ford emplea a unas 1.000 personas y hace unos años, en 2018, finalizó un programa de inversiones que digitalizó las líneas de producción con sistemas de fabricación 4.0. La unidad finalizará las actividades de producción y despedirá empleados después de 52 años en funcionamiento.
La planta de Troller Ceará en Horizonte, por su parte, emplea sólo a 470 personas, nivel de empleo que se mantuvo debido a las obligaciones legales que asumió Ford al comprar la unidad y su carta de incentivos fiscales en 2007, que comenzó a aplicarse también en Camaçari. régimen fiscal especial que prácticamente exime a la empresa del IPI sobre los automóviles producidos en la Región Nordeste, lo que, ante la decisión de finalizar la producción en ambas unidades, demuestra que no fue suficiente para rentabilizar las operaciones.
Según un comunicado del fabricante, para la instalación de Transit en el país se realizará una inversión conjunta con Nordex de US $ 50 millones, generando 200 empleos directos e indirectos adicionales. En Uruguay, el modelo puede ser ensamblado con la mayoría de componentes importados y contenido local obligatorio del Mercosur menor al 30%, menor al 60% requerido en Brasil o Argentina, y desde allí se exportará a todos los países del mundo. Bloque sin pagar impuesto de importación. Kia lleva 10 años montando la minicamioneta Bongo en la planta uruguaya, así como PSA, que desde 2017 trajo desde allí el Citroën Jumpy y Peugeot Expert, y pronto comenzará el montaje de la pickup mediana Landtrek.

El mayor impacto será en la planta de Camaçari, donde la automotriz empleaba a alrededor de 6.500 personas a mediados de 2020, de las cuales 3.500 en proveedores, empresas que desde la apertura de la unidad en 2001, han operado con sus empleados. directamente en la línea de montaje del vehículo. 

Desde marzo pasado, 1,45 mil empleados estaban en cesantía y ahora sus contratos deben ser rescindidos definitivamente. 

Con capacidad para producir 250 mil autos / año, la planta bahiana apenas superó los 130 mil en 2020.

En agosto, Ford negoció un acuerdo con el sindicato local que preveía una estabilidad laboral de cuatro años, que ahora obviamente no se puede hacer cumplir. 

En octubre pasado, se abrió un programa de despidos voluntarios en la fábrica, que preveía una compensación adicional de R $ 28.000 a R $ 93.000 (desde alrededor de 435.000 pesos argentinos hasta 1.445.000) para quienes aceptaran irse.

En la fábrica de motores y transmisiones de Taubaté, Ford emplea a unas 1.000 personas y hace unos años, en 2018, finalizó un programa de inversiones que digitalizó las líneas de producción con sistemas de fabricación 4.0. La unidad finalizará las actividades de producción y despedirá empleados después de 52 años en funcionamiento.

La planta de Troller Ceará en Horizonte, por su parte, emplea sólo a 470 personas,el nivel de empleo se mantuvo debido a las obligaciones legales que asumió Ford al comprar la unidad y su carta de incentivos fiscales en 2007, que comenzó a aplicarse también en Camaçari,por el régimen fiscal especial que prácticamente exime a la empresa del impuesto IPI sobre los automóviles producidos en la Región Nordeste, lo que, ante la decisión de finalizar la producción en ambas unidades, demuestra que no fue suficiente para rentabilizar las operaciones.

Por otro lado, el hecho de fabricar la Transit en Uruguay ya estaba revelando un cambio de estrategia. Según un comunicado del fabricante, para la fabricación del Transit en Uruguay se realizará una inversión conjunta con Nordex de US $ 50 millones, generando 200 empleos directos e indirectos adicionales. 

En Uruguay, el modelo puede ser ensamblado con la mayoría de componentes importados y contenido local obligatorio del Mercosur menor al 30%, menos del 60% requerido en Brasil o Argentina

Al ser fabricado en Uruguay no va a tener que pagar impuesto de importación en Argentina ni en Brasil.

Kia lleva 10 años montando el vehículo comercial Bongo en la planta uruguaya, así como PSA, que desde 2017 importa desde allí el Citroën Jumpy y Peugeot Expert, y pronto comenzará el montaje de la pick up Landtrek.

En resumen, volviendo a la noticia central la medida afecta a 5.000 empleados. Además, habrá una restructuración muy fuerte en su red de concesionarios (en la actuaidad tiene 282 en Brasil).

Por lo pronto, hoy quedará grabado como un día triste: el adíos al exitoso EcoSport y al KA. Ahora, en Brasil Ford pasa a ser un importador...



ene

blog comments powered by Disqus