AutoSemanario


Planificación del nuevo Vento GLI del 2019


La planificación de un producto es un proceso repleto de complicaciones y facetas. Daniel Shapiro, gerente de productos para Volkswagen Vento (denominado Jetta en Estados Unidos y otros mercados), explica cómo él y su equipo usaron su experiencia profesional para renovar el GLI.

Cuando se trata de crear un vehículo nuevo o de actualizar alguno de los modelos que ya están en el mercado, son muchas las decisiones que deben tomarse. Por ejemplo: ¿deberían bajarse las faldas laterales? Y si es así, ¿cuánto? ¿Cómo deberían funcionar los controles de un sistema de iluminación ambiental? Esas son solo dos de las miles de decisiones, grandes y pequeñas, que toman forma en el totalmente nuevo Jetta GLI del 2019 y que ocupan la jornada laboral de los planificadores de productos, entre quienes se encuentra Daniel Shapiro, un miembro fundamental del equipo de planificación de vehículos.

Al momento de tomar dichas decisiones, dice Shapiro, lo que siempre está presente en la mente de un planificador de productos es de qué manera afectarán esas decisiones los hábitos de conducción de los propietarios de un Volkswagen y de qué manera incidirán en la historia y el legado de cada modelo. Los objetivos del equipo de planificación de productos siempre apuntan a varios niveles: el vehículo debe satisfacer las necesidades, ser asequible y, en resumidas cuentas, ser fiel a su esencia.

Para lograr un resultado final como el totalmente nuevo GLI, Shapiro y el equipo de planificación de productos recurrieron a su experiencia en diversas áreas, como así también a distintos tipos de información y especialización. Echemos un vistazo al universo de planificación de productos.

La trayectoria profesional de un planificador de productos: un derrotero para nada tradicional

Uno podría asumir que un planificador de productos tiene una trayectoria profesional tradicional, digamos, por ejemplo, que parte del diseño industrial y termina en la fábrica. Shapiro nos dice que no es así y su propio currículum es un ejemplo de ello: pasó de obtener títulos en ingeniería mecánica a cursar durante un período en la escuela de arte y también se graduó en administración de empresas.

Independientemente de sus empleos y del bagaje educativo que tengan, dice Shapiro, los miembros del equipo de planificación de productos pueden haber acumulado experiencia en distintos ámbitos de especialización, tales como el de ventas, marketing, desarrollo de software, lingüística, asesoría, finanzas o contabilidad. Por tal motivo, los planificadores de productos están capacitados para lidiar con los desafíos del mercado, los tecnológicos y los del área automotriz, y pueden demostrar su capacidad para desempeñarse cómodamente en áreas de especialización fundamentales: gestión de proyectos, análisis de datos, conducta del consumidor y manejo básico de finanzas.

La planificación de productos no es un proceso lineal.

¿Ven este GLI que presentamos hoy? Ha pasado por muchos cambios y ajustes, dice Shapiro. El proceso debe adaptarse a los cambios del mercado y a la nueva información que obtenemos respecto de los deseos y las necesidades de los clientes. A medida que el proceso avanza, dice Shapiro, se van completando varias etapas importantes, cuyo período de duración varía de unos pocos meses a un año. Dichas etapas abarcan una amplia serie de objetivos, desde establecer una misión y dar forma a un concepto hasta finalizar un diseño e iniciar la producción.

El proceso de planificación de producto aplicado al GLI

En cualquier jornada laboral o año determinado, los planificadores de productos de Volkswagen hacen malabares para encargarse de diferentes tareas y objetivos, al tiempo que trabajan en un proyecto paralelo, como por ejemplo, el nuevo GLI. En general, las nuevas generaciones de un vehículo suelen ser planificadas en ciclos de cinco años. Eso significa que Shapiro ha trabajado en los modelos 2016 y 2019 del GLI, al mismo tiempo.

Integrantes fundamentales de varios departamentos formaron el equipo clave que trabajo en el GLI del 2019. Dichos colegas pertenecían a las áreas de:

Diseño

Gestión de programas

Financiar

Marketing

Ventas

Ingeniería

Adquisiciones

Fabricación

Cuando comenzaron a trabajar en el GLI del 2019, Shapiro y el equipo tuvieron en cuenta varios datos importantes. Analizaron la generación anterior, por supuesto, y también los modelos de la competencia, las métricas de desempeño en ventas, los datos sobre precios de compra, categorías de clientes y tendencias sociales.

A fin de dar la importancia debida al legado del vehículo y a las condiciones del mercado actual, el equipo de planificación de productos tuvo en cuenta varias cosas. En primer lugar, se enfocaron en lo que los fieles amantes del GLI aman de este vehículo: su desempeño. También buscaron opiniones de pequeños grupos de clientes y concesionarios para evaluar las expectativas que los consumidores de hoy en día tienen en cuanto a desempeño y características. La versatilidad en el diseño del bloque de construcción transversal modular del GLI les permitió tomarse mucha libertad de adaptación a medida que el vehículo se desarrollaba y evolucionaba.

El resultado final del proceso de planificación de productos

Varios años después de comenzar con la diagramación y las reuniones, y de ir incorporando datos sobre el GLI, el equipo de planificación de productos de VW presentó el resultado de sus esfuerzos en el Chicago Auto Show, en febrero. Uno de los cambios más significativos fue integrar el diseño del bloque de construcción transversal modular de Volkswagen al GLI.

El GLI da muestras de un hábil equilibrio entre lo conocido y lo nuevo, actualizado para adaptarse a los conductores de la actualidad: ofrece el mismo tren motriz y los mismos frenos que tiene el Golf GTI. Parte del equipamiento estándar es un diferencial electrohidráulico de desplazamiento limitado controlado electrónicamente y un sistema de dirección de proporción variable. La opción de un control dinámico de chasis DCC®. Además, hay más características de Asistencia al Conductor - como consecuencia de los sondeos a consumidores - que son el Monitor de punto ciego, la Advertencia de colisión delantera con Frenado de emergencia autónomo y Alerta de tráfico cruzado trasero estándar, aunque varios de estos equipos no están disponibles en la versión que comenzó a venderse en nuestro país. Todos estos cambios responden exclusivamente a la atención que el equipo de planificación de productos prestó a las opiniones y a su deseo de respetar la esencia del vehículo y de VW.

 

 



may

blog comments powered by Disqus