AutoSemanario


Premio a Matthias Mueller


Importantes distinciones para la marca Porsche en el IAA

Stuttgart/Frankfurt. Porsche es la “Marca del Año” y Matthias Mueller es el “Director de Marca del Año”. El fabricante de autos deportivos y el Director Ejecutivo de Porsche AG recibieron estos galardones en el Automotive Brand Contest de 2013, durante el International Auto Show (IAA), en Frankfurt. El Consejo Alemán de Diseño reconoció “en particular, la administración coherente e innovadora de la marca de Porsche, que, por décadas, ha dado muestras inequívocas de poseer atributos como larga duración, valor y calidad en todos sus automóviles”.

Por cierto, Matthias Mueller se mostró muy complacido con este reconocimiento, durante la ceremonia de entrega de premios. Al mismo tiempo, destacó los altísimos estándares que exige de la marca: “Por encima de todo, Porsche significa primera calidad, que a su vez representa la mejor calidad sin concesiones. Nunca estaremos satisfechos con lo que hayamos logrado, sino que siempre trataremos de mejorarlo un poquito más”. Además de los reconocimientos que merecieron la marca Porsche y el señor Mueller, los nuevos superautos deportivos 918 Spyder, la última generación de los Cayman y el Panamera S E-Hybrid también recibieron reconocimiento por sus exitosos diseños. El nuevo concepto para salones de exposición de los Porsche Centers, los especiales de Porsche para Internet y la revista para clientes Christophorus también obtuvieron reconocimientos.

Además del esfuerzo continuo para progresar, para el presidente es igualmente importante que la marca en sí misma ofrezca siempre confiabilidad. Nuestros clientes esperan automóviles que combinen el estilo deportivo puro con elegancia, la más alta calidad, tecnología innovadora y usabilidad para todos los días”, explica Mueller. “Esta es la única vara que usamos cuando preparamos un cambio de modelo o ideamos nuevos automóviles”.  

Es este punto de vista el que garantizó a Porsche una posición única en el segmento premium en las últimas décadas.  El 911, ícono de los automóviles deportivos que este año celebra su 50.º aniversario, es un importante ejemplo de aquello que se puede lograr cuando la tradición y el progreso se combinan de manera ideal.

El 911 mantiene con éxito su lugar propio en el mercado automotor desde hace cinco décadas, más tiempo que el que haya logrado cualquier otro auto deportivo. Durante todos esos años, se ha mantenido fiel a sí mismo y se convirtió en la cara inconfundible de Porsche en el mundo.  No obstante, para Matthias Mueller esto significa un desafío especial, es decir, el desafío de “trasplantar esos genes exclusivos a nuestras demás líneas de modelos. Hasta ahora, hemos tenido un gran éxito en lograr ese objetivo y estaremos complacidos si se nos sigue valorando por eso en el futuro”.



sep

blog comments powered by Disqus