AutoSemanario


Un nuevo Papamóvil


Mediante la entrega de un nuevo Papamóvil con el Papa Benedicto XVI Mercedes-Benz continúa una tradición que perdura desde hace 80 años. El Dr. Dieter Zetsche, Presidente del Consejo de Dirección de Daimler AG y jefe de Mercedes-Benz Cars, entregó personalmente el Mercedes-Benz Clase M, producido específicamente para el Papa, en el Vaticano.

"Es un honor para Mercedes-Benz acompañar a Su Santidad el Papa Benedicto XVI en sus viajes futuros con nuestro nuevo papamóvil", dijo Zetsche en la entrega del nuevo papamóvil en Roma. "Como tal, estamos continuando nuestra larga asociación con el Vaticano. Durante más de 80 años, los Papas han podido confiar en la calidad, la seguridad y el confort de nuestros vehículos."

El líder de la Iglesia Católica hace uso del Papamóvil en una serie de apariciones públicas, tanto en casa como en el extranjero. Se le da la oportunidad de acercarse lo más posible al público sin tener que renunciar a los más altos niveles de seguridad y confort. Fue posible ver a Benedicto XVI con el nuevo vehículo por primera vez el pasado 8 de diciembre en Roma, donde es tradicionalmente el día de la fiesta católica de la Inmaculada Concepción. 

En comparación con el modelo anterior, la cúpula se ha ampliado significativamente, proporcionando una cantidad mayor de espacio y un acceso más conveniente. 
Al igual que el modelo anterior, el cuerpo del nuevo papamóvil está pintado de blanco diamante.  El trabajo en el nuevo papamóvil comenzó hace unos nueve meses atrás. El vehículo fue diseñado y producido por Mercedes-Benz.

Mercedes-Benz ha sido el suministro de vehículos para los viajes y presentaciones oficiales de la Iglesia Católica durante más de 80 años. El primer Mercedes-Benz para un Papa era un Nürburg 460 Pullman Saloon, utilizado por el Papa Pío XI en 1930. En la década de 1960, el Papa Juan XXIII recibió un Landaulet 300d bajo la apariencia de un cabrio con cambio automático. Posteriormente, el Papa Pablo VI primero hizo uso de un 600 Pullman Landaulet, seguido de un SEL 300. 
Desde la década de 1980, el Papa Juan Pablo II, inicialmente también viajaba en un vehículo designado como un "papamóvil" - una modificación del Clase G - a las celebraciones en la Plaza de San Pedro. Después de que lleguen al final de su vida laboral, los papamóvil pueden ser vistos como parte de las colecciones que se exhiben en el Vaticano y en el Museo Mercedes-Benz en Stuttgart.

 



dic

blog comments powered by Disqus