AutoSemanario


Consejos para cuidar el coche y que la cuarentena no le afecte


Muchos automóviles van a permanecer varias semanas parados, en la calle o en un garaje.

Unas sencillas acciones permitirán que la cuarentena no afecte al estado general del vehículo.

La actual situación en la Argentina, y en prácticamente todos los países del mundo, con millones de personas confinadas en sus casas con motivo de la pandemia por coronavirus COVID-19, ha llevado a que los desplazamientos caigan de manera drástica, circulando únicamente los vehículos de los servicios de emergencia, cuerpos y fuerzas de seguridad y los de aquellos cuyo trabajo es imprescindible. Ello implica que millones de coches estén estacionados, en la calle o en un garaje.

Tener un vehículo varias semanas parado no tiene por qué significar nada negativo, basta con seguir una serie de fáciles consejos para cuidar de él. Uno de los elementos más importantes, sino el que más, es la batería de 12V, aquella que aporta la energía necesaria para que todos los elementos eléctricos del vehículo funcionen, como por ejemplo el motor de arranque.

La mejor forma de conservar la carga en las baterías de 12V es eliminar los consumos eléctricos, para lo que únicamente hay que desconectar el terminal negativo de la propia batería —aflojando la tuerca con una llave fija de 10 mm y retirando el cable para que no haga contacto con el borne negativo—. Así es posible conservar la carga en la batería hasta tres meses, siempre que la batería estuviera en buen estado antes de su desconexión.

Alternativamente, y sólo en el caso de los modelos híbridos eléctricos, de cara a garantizar la carga de las dos baterías, tanto la de 12V como la de alto voltaje que alimenta el sistema híbrido —bien sea de ion-litio o de níquel-metal hidruro, en función del modelo—, es aconsejable poner en marcha el sistema híbrido una vez cada 4 semanas, por espacio de 30 minutos.

Para ello, basta con arrancar el coche pisando el freno y pulsando el botón ‘Power’, con el freno de estacionamiento conectado y la palanca del cambio en posición ‘P’. Una vez comprobado que el coche está arrancado, con el testigo ‘Ready’ visible en el cuadro de instrumentos, se deben desconectar las luces y todos los accesorios eléctricos, como el sistema de climatización, el equipo de sonido, las luces interiores… Manteniendo así el vehículo, en ‘Ready’, durante 30 minutos, la batería híbrida y la batería de 12V estarán perfectamente cargadas.

Esta operación hay que realizarla al aire libre o al menos en un garaje bien ventilado —cerca del sistema de extracción o de la puerta de acceso y salida— ya que durante el proceso de carga el motor de combustión se pondrá en marcha por sí mismo varias veces, originando gases de escape. 

Neumáticos y otros elementos

Además de la batería, o las baterías en los modelos híbridos, otro de los elementos a los que hay que prestar atención son los neumáticos. Lo ideal hubiera sido haber podido sobreinflar los cuatro neumáticos antes de dejar el vehículo definitivamente y dejarlo estacionado durante varias semanas. 

Algo que sí se puede llevar a cabo, especialmente en los coches que se estacionan en un garaje, es desplazarlo unos centímetros cada 2-3 semanas para que el peso no recaiga continuamente sobre el mismo punto de los neumáticos, evitando así que se deformen.

Neumáticos y batería serán dos de los puntos clave igualmente cuando sea posible volver a circular, una vez levantado el actual estado de alarma. Si la batería no ha perdido carga, el vehículo arrancará sin problemas. Los neumáticos sí que habrá que verificar su estado y su presión, fijándola de nuevo en lo indicado por el fabricante.

Además, en el momento en que se pueda volver a utilizar el coche, habrá que revisar otros elementos. Habría que comenzar por el exterior. 

Si el vehículo ha estado en la calle y no dentro de un garaje, habrá que examinar la carrocería, comprobando que se encuentra en buen estado y no ha sufrido ningún desperfecto, más allá de la suciedad que se haya podido acumular tras varias semanas a la intemperie. Sería conveniente realizar un buen lavado del vehículo para eliminar la suciedad, con especial énfasis en los restos dejados por las aves, muy corrosivos con la pintura.

 El sistema de iluminación, los niveles de los líquidos —aceite, anticongelante, limpiaparabrisas…—, los filtros, el sistema de climatización, los levantavidrios eléctricos y en general todos los dispositivos electrónicos del vehículo deberán ser chequeados tras la cuarentena, a fin de comprobar de que todo funciona correctamente.



abr

blog comments powered by Disqus