AutoSemanario


Future Truck 2025 de Mercedes-Benz: la conducción autónoma en camiones es ya una realidad


Para Daimler, la conducción autónoma ha dejado de ser ciencia ficción. La conducción autónoma con camiones en el tráfico de largas distancias será realidad dentro de diez años. El prototipo cercano a la realidad Future Truck 2025 de Mercedes-Benz ha superado ya esta fase de desarrollo. El punto de partida tecnológico es el Mercedes-Benz Actros del año 2014. Este camión acredita la viabilidad futura del líder entre los camiones europeos para el tráfico de largas distancias, que ha definido el estándar de rentabilidad, seguridad y manejo desde su introducción en el mercado en 2011. 

El Mercedes-Benz Actros es la base del prototipo cercano a la serie 

El punto de partida tecnológico del Future Truck 2025 con «Highway Pilot» es el Mercedes-Benz Actros 1845. Su motor desarrolla 330 kW (449 CV) y alcanza un par motor máximo de 2.200 Nm. Para la transmisión de fuerza se utiliza el cambio completamente automatizado Mercedes PowerShift 3 incorporado de serie con doce velocidades. 

El diseño del semirremolque es ya una promesa de futuro. Mercedes-Benz presentó hace dos años el Aerodynamics Trailer como estreno mundial en el Salón Internacional de Vehículos Industriales (IAA). Las medidas de optimizado aerodinámico de este prototipo permiten reducir el consumo del tren de carretera completo en hasta un 5 por ciento. El paquete completo formado por Future Truck 2025 de Mercedes-Benz y Mercedes-Benz Aerodynamics Trailer permite aprovechar las ventajas de ambos conceptos para configurar el tren articulado del mañana. 

Por ahora, todavía camuflado 

Durante los recorridos de prueba por las vías públicas, el Future Truck 2025 circula todavía camuflado, con láminas de color blanco y negro en el exterior que no permiten apreciar su contorno real. En el interior se coloca asimismo una cubierta que desfigura el puesto de conducción y lo protege de miradas indiscretas. No obstante, las pantallas adicionales permiten apreciar ya que el puesto de trabajo del futuro conductor de camión responderá a las necesidades de un gestor de transporte. El nuevo Actros separa ya ópticamente dentro de la cabina el área de trabajo del conductor de la zona dedicada al descanso. En el futuro, la cabina del conductor dispondrá de un puesto de trabajo confortable y funcional para la fase de conducción autónoma. 

Además, la nueva normativa reguladora de la longitud de los conjuntos y trenes de carretera en la Unión Europea permitirá implementar medidas adicionales de optimizado aerodinámico. El Aerodynamics Trailer se beneficia ya de estas medidas. Y también se beneficiará el Future Truck 2025 en su espectacular diseño definitivo. El estreno mundial tendrá lugar en septiembre con ocasión del Salón Internacional de Vehículos Industriales (IAA). 

Buena visión: sensores de radar y una cámara exploran la vía por delante 

Un aspecto decisivo del Future Truck 2025 de Mercedes-Benz como camión para la conducción autónoma es su equipamiento técnico. En la sección inferior del frontal se encuentra un sensor de radar que explora el área de corto y de largo alcance por delante del camión. El sensor de radar frontal con un alcance de 250 metros explora la calzada con un ángulo de abertura de 18 grados. 

El sensor de corto alcance tiene un alcance de 70 metros y un ángulo de abertura de 130 grados. El sensor de radar es la base de equipos ya disponibles en la actualidad, como el sistema de regulación de la distancia y el servofreno de emergencia. 

Una cámara estereoscópica situada por encima del salpicadero, detrás del parabrisas, explora asimismo la zona situada por delante del vehículo. Actualmente se monta en este lugar la cámara 2D del detector de cambio de carril opcional. La cámara estereoscópica tiene un alcance de 100 metros y cubre un área de 45 grados en horizontal y 27 grados en vertical. 
La cámara estereoscópica del Future Truck 2025 de Mercedes-Benz puede identificar de un solo carril y de dos carriles carreteras, peatones, obstáculos estáticos o en movimiento, otros objetos dentro del área supervisada y las características de la calzada. La cámara reconoce todo lo que se distingue del fondo, por lo que puede calcular con precisión el espacio libre disponible. La cámara estereoscópica frontal registra asimismo la información de las señales de tráfico. 

Junto a la detección de objetos y de espacio libre, la cámara estereoscópica se utiliza también para el reconocimiento del carril, una función esencial para el guiado del vehículo en la conducción autónoma. 
Para supervisar el área de la calzada situada a la izquierda y a la derecha del camión se utilizan sensores de radar instalados en los laterales. Estos sensores se montan a ambos lados por delante del eje trasero de la tractora. Su alcance es de 60 metros y los sensores cubren una apertura de 170 grados. 



jul

blog comments powered by Disqus