AutoSemanario


McLaren P1, la revolución del automóvil


 “El McLaren P1 es el resultado de 50 años de experiencia en competición y coches de carretera”, afirma Ron Dennis, presidente ejecutivo de McLaren Automotive. “Hace veinte años, subimos el listón del rendimiento con el McLaren F1, un vehículo fuera de serie, y nuestro objetivo con el McLaren P1 es redefinir el concepto una vez más”.

“No pretendemos necesariamente alcanzar la velocidad máxima absoluta pero sí lograr el coche de producción en serie más rápido y gratificante en circuito”, explica Antony Sheriff, director general de McLaren Automotive. “Es el test definitivo que pondrá a prueba las capacidades de este superdeportivo y una declaración de principios técnicos en toda regla. Queremos que el McLaren P1 sea el coche más emocionante, más poderoso, más avanzado tecnológicamente y más dinámico jamás fabricado”.

Recoge cinco décadas de especialización de McLaren en deportes de motor. Diseñado desde el principio para dar prioridad al rendimiento aerodinámico, ha superado muchas horas de pruebas en túnel de viento y debe su forma aerodinámica al uso de dinámicas de fluidos computacionales, al igual que ocurre con cualquier coche de Fórmula 1.

Cuenta con unos niveles de carga aerodinámica muy por encima de los de cualquier coche de carretera del mercado, llegando a los 600 kg mucho antes de alcanzar la velocidad máxima, lo que representa aproximadamente cinco veces la carga aerodinámica del McLaren 12C. Y su margen sobre la mayoría de coches de gran rendimiento es incluso superior. La carga aerodinámica del McLaren P1 es similar a la de otros coches deportivos de carreras del mercado, incluido el 12C GT3.

A pesar de su enorme rendimiento, es un coche único y muy veloz que se caracteriza por su refinamiento y comodidad. “Está diseñado para llegar hasta el circuito de carreras con comodidad y sofisticación”, afirma Sheriff. “Una vez en el propio circuito, ofrecerá una experiencia que solo los coches de carreras pueden proporcionar”.

“Por supuesto, el McLaren P1 contará con un motor inmensamente potente, magníficos frenos y controles de suspensión de última generación”, afirma Paul Mackenzie, director del programa. La relación potencia-peso será de más de 600 CV por tonelada. “Pero su extraordinario rendimiento vendrá determinado principalmente por su elevado nivel de carga aerodinámica y su excelencia aerodinámica general, que no solo mejorarán su estabilidad, manejo, agarre y capacidad de freno a gran velocidad, sino también su agilidad y la confianza del conductor a velocidades más bajas. Nuestra meta era obtener una gran carga aerodinámica a baja velocidad, y lo hemos conseguido. Con ello, el conductor siente que tiene el control total y disfruta mucho más al volante.

Al igual que ocurre con otros vehículos de McLaren, el coche ha sido creado tomando al conductor como eje central. Nuestro propósito es ofrecer el mejor coche de conducción en carretera capaz de satisfacer al conductor más exigente sin necesidad de que sea un piloto de carreras ni un profesional del volante para disfrutar de la experiencia. Como todos los vehículos de la marca, el McLaren P1 cuenta también con la tecnología más puntera”. Uno de los principales objetivos era ofrecer un coche de carretera que brindara un rendimiento en circuito propio de un coche de carreras. “Cada vez más clientes que hoy en día adquieren un coche capaz de alcanzar velocidades supersónicas lo ponen a prueba en el circuito de carreras aprovechando la celebración de eventos especiales a tal efecto”, explica Mackenzie. “Por eso, queríamos un coche que ofreciera las mismas sensaciones que un coche de carreras, pero que al mismo tiempo resultara cómodo y apropiado para realizar el camino de vuelta a casa. En otras palabras, un McLaren en toda regla con capacidades ampliadas”.

Su sorprendente rendimiento en circuito lo convierte también en un mejor vehículo para la carretera. “Tiene una respuesta más efectiva en curvas a cualquier velocidad”, dice Mackenzie. “Esto también evita sorpresas desagradables”.

Además, la parte frontal es sustancialmente más reducida que la del 12C, cuyas dimensiones tampoco son muy grandes, y también más pequeña que la de cualquier coche deportivo de producción en serie. Por otra parte, el coeficiente de resistencia es de 0,34, un valor muy bajo teniendo en cuenta los enormes niveles de carga aerodinámica.

Aerodinámica activa que incluye un alerón trasero móvil similar al de Fórmula 1

El anterior director de aerodinámica de la división de carreras de la compañía y ahora jefe de tecnología de vehículos para McLaren Automotive, Simon Lacey, fue el responsable de su rendimiento aerodinámico. “La sorprendente carga aerodinámica facilita la conducción y la hace más veloz. Y cuanto más rápido vas, más sensación de control experimentas”, explica Lacey.

“Cada panel de la carrocería, toma de admisión y salida de aire han sido diseñados para conducir el aire desde los lugares más eficientes y maximizar la refrigeración”, continúa Lacey. “Esto explica en parte que la carrocería sea tan compacta y con un aspecto tan ‘comprimido’. Los originales canales de las puertas, fruto de los primeros esbozos de diseño, conducen el aire hasta el circuito de refrigeración. Su baja carrocería favorece el flujo de aire al alerón trasero. La zona del maletero es extraordinariamente baja, al igual que en un coche de carreras. La forma de lágrima de la cabina guía más cantidad de aire de manera más eficiente hacia el alerón trasero”.

El gran alerón trasero se adapta automáticamente para potenciar la carga y optimizar la capacidad aerodinámica. Puede desplazarse hasta 300 mm hacia atrás en el circuito de carreras y un máximo de 120 mm en carretera. El ángulo de elevación del alerón trasero puede aumentar hasta 29 grados. El perfil de este alerón compuesto de dos elementos ha sido concebido utilizando exactamente los mismos métodos y aplicaciones de software que para el modelo de Fórmula 1 actual de McLaren.

El McLaren P1 también dispone de una función DRS (sistema de reducción de resistencia), como en los coches de competición, que ayuda a reducir la carga aerodinámica y aumenta la velocidad en línea recta. Pero mientras que un coche de Fórmula 1 dispone de una pletina móvil en el alerón trasero, el alerón del McLaren P1 tiene un ángulo ajustable.

Además de este alerón trasero ajustable “activo”, el rendimiento aerodinámico del McLaren P1 se optimiza gracias a dos pletinas instaladas bajo el chasis por delante de las ruedas delanteras. Estas también se operan de forma activa y pueden cambiar de ángulo automáticamente para mejorar el rendimiento, potenciar la carga y la eficiencia aerodinámica, e incrementar así tanto la velocidad como la confianza del conductor. Dichas pletinas pueden operarse dentro de un rango que va de 0 a 60 grados.

Tanto el alerón trasero como las pletinas delanteras trabajan conjuntamente para mejorar el manejo del vehículo, la capacidad de freno y su rendimiento en línea recta. La aerodinámica activa garantiza un manejo y comportamiento en conducción completamente coherentes. El alerón trasero también puede hacer las veces de freno aerodinámico una vez desplegado.

Además, los bajos del chasis contribuyen a generar una succión de “efecto suelo” con la que se potencia la carga aerodinámica.

“Sobre la pista de competición, el McLaren P1 podrá ofrecer niveles de rendimiento semejantes a los de un bólido que corra en Le Mans gracias a su forma aerodinámica”, puntualiza Lacey. “Tendrá un nivel de rendimiento en el circuito de carreras nunca visto hasta el momento en un coche de carretera de producción en serie”.

Paneles de carrocería “multiusos” ligeros fabricados en carbono

Al igual que el legendario coche de carretera McLaren F1 de 1992, el McLaren P1 es un diseño con motor central que cuenta con un monocasco de fibra de carbono y techo con estructura de seguridad denominada MonoCage, que es una evolución del MonoCell usado en los actuales 12C y 12C Spider. La estructura del MonoCage, a diferencia del MonoCell del 12C, también conduce el aire al motor a través de una toma integrada en el techo y de conductos de admisión, lo que se traduce en un ahorro de peso. Por su parte, todos los paneles de la carrocería están fabricados en fibra de carbono para reducir el peso. De este modo, se continúa el carácter innovador de McLaren, que fue la primera compañía en sacar al mercado un coche de competición con un chasis completamente fabricado en carbono (en 1981), así como un coche de carretera con la misma característica (el F1).

El sucesor del “coche definitivo” de McLaren

El McLaren P1, siguiendo los pasos del clásico McLaren F1, se presenta como el nuevo “coche definitivo”. Su nombre tiene mucho que ver con los Grandes Premios de Fórmula 1. P1 significa primer puesto –y McLaren cuenta con 180 victorias en Grandes Premios durante los 46 años de historia de Fórmula 1– o primera posición en la parrilla de salida (McLaren ha alcanzado 153 pole positions). También hay una parte de herencia en el propio nombre pues el McLaren F1 llevó inicialmente el nombre de Project 1 o P1.

Hace 20 años, cuando el McLaren F1 apareció por primera vez, fue considerado como el mejor coche de su era. En aquel momento, era el coche más rápido y más avanzado tecnológicamente del mundo.

“Confiamos en que el McLaren P1 continúe esta tradición”, apunta Antony Sheriff.

Planes de producción

El McLaren P1 hizo su debut en el Salón del Automóvil de París el primer día de prensa, el 27 de septiembre. A comienzos de 2013, poco antes de que se inicie su comercialización, se revelarán más detalles, incluidos datos sobre la transmisión y otro tipo de información técnica. La entrega de vehículos se prevé que dé comienzo a finales de 2013, el año del 50 aniversario de la marca.



oct

blog comments powered by Disqus