AutoSemanario


ROLLS-ROYCE DAWN: LUJO DESCAPOTABLE DE GRAN CALIDAD


El nombre "Dawn" (en inglés, "amanecer") refleja a la perfección las nuevas oportunidades del nuevo día: un despertar, una apertura de los sentidos y un brote de rayos de sol. En su estado indefinido, incipiente y anticipatorio, el amanecer es la llegada del mundo a la luz desde la oscuridad etérea de la noche. El frío de las primeras horas del amanecer estremece nuestra piel de manera sensual, despertando así nuestros sentidos y pasiones con el inicio del nuevo día.

 

Al igual que Eleanor Thornton, considerada por muchos como la inspiración del Espíritu del Éxtasis, el nuevo Rolls-Royce Dawn demostrará por sí mismo ser una fuente de inspiración que guiará a su propietario a creer que al inicio del día todo es posible".

 

Tosten Mueller-Oetvoes, Director Ejecutivo de Rolls-Royce Motor Cars.

 

... No aceptamos lo casi perfecto ni lo suficientemente bueno

 

"Comprometer" no es un término recogido en el vocabulario de Rolls-Royce. De hecho, la empresa continúa basándose en el sonido del clarín de su cofundador Sir Henry Royce para "alcanzar la perfección en todo lo que se hace: coger lo mejor y mejorarlo. Si no existe, lo diseñamos. No aceptamos lo casi perfecto ni lo suficientemente bueno".

 

La primera parte de esta máxima (es decir, "alcanzar la perfección en todo lo que se hace") es el motor de cada acción corporativa, especialmente durante la creación de un nuevo vehículo. La segunda parte ("cogemos lo mejor y lo mejoramos") se ha demostrado manifiestamente con el éxito de los vehículos Phantom Series II y Ghost Series II, ya que se actualizaron al detalle en 2012 y 2014 respectivamente. Y cuando Rolls-Royce consideró que era el momento de que regresara al mundo un auténtico Gran Turismo para caballeros, la tercera parte de la máxima de Sir Henry fue su motivación:  "Si no existe, lo diseñamos". Así nació Wraith.

 

Ahora, la última parte de esta máxima ha motivado a los equipos de diseño e ingeniería de Rolls-Royce en su trabajo para crear una nueva era de vehículos descapotables de superlujo. En un sector en el que dominan los "compromisos automovilísticos" (por ejemplo, la configuración de 2 + 2 de los asientos), Rolls-Royce ha decidido "no aceptar lo casi perfecto ni lo suficientemente perfecto".

 

De este modo nace el nuevo Rolls-Royce Dawn, el único vehículo descapotable de superlujo de cuatro asientos en el mundo. 

 

"La noche siempre es más oscura antes del amanecer"

 

En los tiempos más difíciles, la frase "la noche siempre es más oscura antes del amanecer", acuñada originalmente por el predicador de la Restauración Thomas Fuller, representa una señal esperanzadora. Esta oscuridad de las primeras horas de la mañana, en la que la imaginación concibe apariciones como fantasmas y espectros y nuestros propios temores nos acechan, queda en segundo plano debido al potente estallido de luz solar matutina al despertar en un nuevo amanecer ante las infinitas posibilidades de un nuevo día.

 

Este fue el sentimiento en 1952 cuando el mundo finalmente resurgió de un periodo de austeridad económica tras la prolongada guerra. Ese año, el mundo aguardaba esperanzado a que el primer avión a reacción de pasajeros, la aeronave británica, De Havilland Comet, efectuase su primer vuelo comercial. Se formuló por primera vez la teoría del Big Bang sobre la creación del universo, y la reina Isabel II asumió la corona del Reino Unido.

 

Ese mismo año, el Rolls-Royce Silver Dawn descapotable, que sirvió de musa para los diseñadores del nuevo Rolls-Royce Dawn, fue acabado por los fabricantes de Park Ward de Rolls-Royce y entregado a su primer cliente, el Coronel W.A. Phillips en Canadá.

 

Se trataba de un nuevo comienzo para Rolls-Royce: el Silver Dawn original fue el primer vehículo Rolls-Royce que se ofrecía con carrocería de fábrica. Sin embargo, los vehículos Rolls-Royce con la denominación Silver Dawn continuaron fabricándose para clientes individuales, lo cual aseguraba su singularidad y peculiaridad, además de personificar el optimismo de la época, ya que se comenzó a disfrutar de nuevo de la vida y a tratar de alcanzar La Dolce Vita.

 

Esta peculiar y conocida denominación de Rolls-Royce tan solo se aplicó a 28 estructuras descapotables muy especiales entre 1950 y 1954.

 

El nuevo Dawn de Rolls-Royce está inspirado en el Silver Dawn, ofreciendo a su vez una experiencia de superlujo sin precedentes a nivel mundial. Se trata de una interpretación fresca y contemporánea de lo que debería ser en el año 2015 un vehículo descapotable de superlujo y cuatro asientos; es decir, el vehículo de superlujo único, refinado y más social que existe.

 

Al igual que el Silver Dawn de 1952, el nuevo Rolls-Royce Dawn se distingue de otros vehículos similares gracias a un 80 % de paneles de carrocería únicos.

 

De hecho, se ha prestado el máximo cuidado en garantizar que este magnífico nuevo amanecer de los vehículos de superlujo responda a sus promesas, que incluso los vehículos que unen el nuevo Rolls-Royce Dawn al asfalto por el que se deslizará, han sido especialmente desarrollados para ofrecer el conocido "viaje en alfombra mágica" que se espera de cada Rolls-Royce que sale de The Home of Rolls-Royce en Goodwood, Inglaterra.

 

Además, se ha prestado especial atención a la creación de la capota del Dawn durante los procesos de ingeniería y fabricación. La capota del Rolls-Royce Dawn, a diferencia de lo que se ha realizado en el sector automovilístico moderno hasta el momento, ofrece un silencio espectral y funciona en casi absoluto silencio, en tan solo 20 segundos a una velocidad de crucero de hasta 50 kph.

 

DISEÑO

 

2+2 ≠ 4

"En el mundo de Rolls-Royce, las normas matemáticas cotidianas no siempre son aplicables. Por ello, al hablar del nuevo Rolls-Royce Dawn, siempre digo que 2 + 2 no es igual a 4".

Giles Taylor, Director de Diseño de Rolls-Royce Motor Cars.

 

Tras estudiar el sector de los vehículos descapotables, y en particular el nicho del lujo supremo, los diseñadores de Rolls-Royce tuvieron claro que a los clientes no se les estaba dando el producto por el que pagaban. Centrarse exclusivamente en una configuración específica (la configuración 2 + 2) era un compromiso demasiado grande para Rolls-Royce.

 

En términos habituales, la configuración 2 + 2 es una configuración compuesta por un asiento para el conductor y otro para el acompañante en la parte delantera, así como por dos pequeños asientos en la parte trasera para pasajeros ocasionales o niños. El espacio longitudinal para las piernas en la parte trasera es prácticamente inexistente, lo cual reduce la comodidad y funcionalidad del vehículo. En el caso de las estructuras de los descapotables, esta reducción de espacio es el resultado de la incapacidad de los fabricantes de acomodar la capota descapotable con el espacio del maletero y de la zona trasera de pasajeros. Como consecuencia, el sector está repleto exclusivamente de vehículos descapotables que para Rolls-Royce serían comprometidos y "antisociales".

 

"En Rolls-Royce, podemos presumir de ser los creadores de vehículos elegantes que, a su vez, sirven de espacio social", afirma Taylor. "La idea de crear un vehículo como Dawn, el cual puede utilizarse cómodamente en el día a día por tan solo dos adultos, resulta un anatema. Al crear Dawn, hemos aceptado no comprometer la comodidad y el lujo de cuatro pasajeros adultos que deseen viajar juntos en el máximo exponente del estilo".

 

Una combinación sorprendente y seductora

 

"El Rolls-Royce Dawn se siente como en casa en la Ruta de Napoleón. Es un homenaje contemporáneo a toda una vida en la Côte d’Azur. El vehículo supone un enfoque contemporáneo del estilo de vida "casino". Quizás su apariencia externa de caballero está pensada para atraer a las personas que disfrutan de la libertad y la sofisticación", afirma Giles Taylor, Director de Diseño.

 

 

"En Rolls-Royce Motor Cars, diseñamos sin comprometer nada, lo cual nos supone nuevos retos con cada vehículo nuevo", continúa Taylor. "En el caso del nuevo Rolls-Royce Dawn, lo hemos diseñado desde la base para ofrecer una combinación sorprendente y seductora".

 

El nuevo Rolls-Royce Dawn ofrece una bienvenida con un diseño exterior sorprendente a la par que elegante, combinando la apariencia y presencia clásica de Rolls-Royce. Se presenta como el Rolls-Royce más vibrante, con una características encantadoras y atractivas que aportan un nivel de delicadeza, sofisticación y refinamiento a un coupé descapotable. Se trata de un sentido sereno y eufórico de una libertad sin compromisos.

 

Proporciona un nuevo nivel de comodidad y una experiencia sensorial relajada, con una euforia y un dinamismo subyacentes.  Todo esto se logra sin comprometer en ningún momento la comodidad ni el espacio.  Este nuevo Rolls-Royce es la personificación de características dinámicas y sociales, que resultarán atractivas a un público internacional más amplio y joven, y con un sentido social.

 

Al contrario de lo que especulan los medios de comunicación, el nuevo Rolls-Royce Dawn no es un Wraith descapotable. El 80 % de los paneles de la carrocería exterior del nuevo Dawn se han diseñado de nuevo para adaptarse al desarrollo del diseño de Rolls-Royce, y representar una arquitectura descapotable de cuatro asientos y de superlujo altamente contemporánea.

 

El objetivo estaba claro. Hacer lo que ningún otro fabricante de vehículos ha logrado hasta la fecha: conseguir que un vehículo tenga una bella apariencia tanto con la capota como sin ella. Se podría decir que el resultado de los incesables esfuerzos del equipo de diseño ha consistido en fusionar dos coches en uno con el nuevo Rolls-Royce Dawn.

 

Diseño exterior

 

El Rolls-Royce Dawn mantiene los principios atemporales de diseño de Rolls-Royce: 2:1 de altura de ruedas con respecto a la altura de la carrocería, capó largo, vuelo delantero corto, largo vuelo delantero, una luna trasera compacta y un perfil elevado del cuerpo.

 

Un precioso diseño completamente contemporáneo es el resultado de toda esta tradición.

 

Como los atletas, el Rolls-Royce Dawn se muestra equilibrado, formado y listo para la acción. La aceleración y tensión latentes en las superficies, se incrementan gracias a los paneles completamente nuevos que realzan la curvatura que crea una superficie más tensa y una silueta más potente, la cual no es sino un mero indicador de lo que se oculta debajo.

 

El potente y sorprendente extremo delantero del Dawn le otorga una apariencia sensual y provocadora, casi masculina, mientras que el atrevido contorno de su perfil se vuelve más sensual al desplazarse sobre sus ensanchadas ruedas traseras, que posibilitan abarcar una mayor amplitud. Una afilada “línea del amanecer” en el capó, emergente de las alas del Espíritu del Éxtasis, evoca el rastro de vapor de un reactor, haciendo referencia así al dinamismo del vehículo. Con su fino perfil, su robusto pilar C y su estrecha apertura horizontal de las ventanas laterales, el vehículo se asemeja a un ‘hot rod’ de perfil bajo visto desde un lateral con la capota abatida.  

 

En la parte delantera, la rejilla está empotrada unos 45 mm, mientras que el parachoques inferior frontal se ha extendido 53 mm en comparación con el Wraith. Esto se ha llevado a cabo para hacer que la vista se dirija a la entrada de aire y que el vehículo parezca centrado incluso cuando esté parado. El diseño de la rejilla contribuye a acelerar la tensión del vehículo hacia la parte del vehículo situada entre el final de los cristales laterales y las ruedas traseras, realzando una vez más la elegancia exclusiva del Dawn.

 

La rejilla y el parachoques centran la atención en las líneas horizontales del vehículo, en lugar de hacerlo en las tradicionales líneas verticales de otros vehículos de la familia Rolls-Royce. Ahora, el parachoques incorpora el borde de la matrícula y un nuevo desviador de aire inferior. La malla en la faldilla inferior está empotrada y es de color negro para contribuir así a crear un sentido de profundidad en línea con la profundidad de la rejilla. Asimismo, unas "aspas" cromadas actúan como fijación del vehículo, sirven de complemento a las líneas horizontales y aceleran el flujo del ojo en torno al vehículo, lo cual aumenta la sensación de potencia y profundidad.

 

Al contemplar el Rolls-Royce Dawn de perfil, nuestros ojos se fijan de inmediato en su elegancia. La forma de la capota superior es totalmente harmoniosa y homogénea, evitando zonas cóncavas o puntales que se encuentran en los descapotables de otros fabricantes. Asimismo, las nuevas ruedas pulidas de 21" y 21" y pintadas de 20" aseguran la perfecta ejecución del Rolls-Royce Dawn, que no es sino la expresión contemporánea del lujo de la marca.

 

El extremo trasero del vehículo, que se había incrementado en forma de "caderas" femeninas en el Dawn, se estrecha ahora hacia la parte trasera, asemejando el diseño elegante de los primeros descapotables Rolls-Royce en "popa". La inspiración es sin duda el bello lanzamiento del motor de principios del siglo XX.

 

La reducción silenciosa de la suave capota supone la transformación del Rolls-Royce Dawn, lo que conduce a un auténtico amanecer. Gracias a la especificación del exterior Midnight Sapphire y el interior de cuero Mandarin, la noche se ilumina en forma de explosión de rayos de sol. Así, el interior del vehículo asemeja al exterior y unifica este espacio social con un gran mundo de posibilidades.

 

Con la capota abatida, la sensualidad del Rolls-Royce Dawn es aún más evidente.  Desde la pronunciada inclinación del parabrisas, el contorno que fluye por las enjutas traseras y la alta línea de cintura que recorre el perfil dan la impresión de un vehículo de velocidad natural. La propia línea de cintura abraza la cabina de pasajeros trasera de modo similar al cuello alzado de una chaqueta a modo de protección.

 

El acabado de acero inoxidable situado alrededor de la cabina, abarca la capota que cubre la copa cuando está guardada e integra la luz de freno de alto nivel. Este precioso componente metálico actúa en armonía con las empuñaduras de las puertas en acero inoxidable, las ruedas pulidas, los tubos de escape visibles y la joyería de los parachoques delantero y trasero, creando así un aspecto y una sensación inigualables.

 

El propio suelo es un trabajo excelente de artesanía moderna. Revestido en un empanelado con poros abiertos de Canadel que asemeja la forma de herradura de la cabina trasera, demuestra los grandes avances que los artesanos han logrado en la Woodshop de la Home of Rolls-Royce en Goodwood en cuanto a la tecnología y técnicas artesanales.

 

La madera del suelo seleccionada por el cliente para satisfacer su gusto personal, fluye por la "cascada" entre los asientos traseros y alrededor de la cabina, revistiendo así el interior de los paneles de las puertas e incitando al propietario a montarse en el Rolls-Royce Dawn. 

 

Diseño interior

 

Una vez más, las puertas únicas de los vehículos Rolls-Royce se vuelven independientes en una versión descapotable. Las puertas del vehículo son impresionantes y de suma belleza. Las puertas suponen un complemento a las prolongadas alas frontales y las líneas relajadas, lo que crea un prolongado perfil de la carrocería y una cabina cuidada al detalle.

 

Asemejando los perfiles de los deportivos clásicos, facilitan notablemente la entrada al vehículo y la salida de los pasajeros traseros de la comodidad acogedora del Rolls-Royce Dawn. Los pasajeros traseros no se limitan a "salir" de un Rolls-Royce Dawn, sino que se levantan y desembarcan como si se tratara de una lancha motora Riva en un glamuroso muelle privado en Mónaco o en el lago de Como.

 

Huelga decir que, como es de esperar de una marca como Rolls-Royce, las puertas del vehículo también cumplen una función esencial más allá de ser una simple vía de acceso.  Quizás resulta igualmente importante su notoria contribución a la robustez y rigidez de la carrocería, ya que permiten la construcción de un pilar en A sin obstáculos.

 

Al entrar al Dawn, la primera impresión que se obtiene son cuatro asientos separados y ubicados dentro de una honda suntuosa de madera y cuero hecha a medida. El concepto de honda abarca desde el apoyo del conductor en forma de A hasta la parte trasera del vehículo, rodeando los asientos traseros antes de volver al pilar en A del pasajero.

 

Su forma de honda recuerda a la Barchetta, relajada hacia atrás, equilibrada y preparada para lanzar a los ocupantes hacia el horizonte, incluso cuando el vehículo no está en movimiento. El diseño complementa la tensión acelerada percibida en el exterior del vehículo. Su interior complementa a su exterior, un lugar para la opulencia, la seguridad y la presencia.

 

El Rolls-Royce Dawn ofrece cuatro asientos individuales y altamente cómodos. El vehículo es apto para cuatro pasajeros, por lo que en ningún momento la comodidad de cualquiera de estos se ve comprometida. Los asientos han sido diseñados para contribuir a realzar el objetivo y propósito energético y elegante del vehículo, complementados por una consola central que abarca toda su longitud. En la parte trasera superior de los asientos se adentran las correas de los cinturones de seguridad. Estas, junto a una carrocería sin pilares, realzan y enfatizan la honda de madera o cuero sin obstáculos en las líneas. La madera de las superficies de las bandejas está formada por vetas de diferentes maderas, formando un patrón en forma de V hasta el centro de la consola y hacia adelante, proporcionando así una sensación de velocidad.

 

Los diales de los mandos se han sometido a mejoras sutiles con soportes de metal pulido aplicados de manera individual a su alrededor, lo cual evoca al diseño preciso y la fabricación lujosa y artesanal de los relojes de pulsera, mientras que los centros cromados mate "flotan" en el centro de cada mando. Además, se ha introducido un nuevo diseño del reloj que muestra el nombre del nuevo vehículo.

 

 

INGENIERÍA Y TECNOLOGÍA

 

El ballet silencioso

 

Sin duda, el máximo exponente de la ingeniería del nuevo Rolls-Royce Dawn es la nueva cubierta. Para ser un auténtico Rolls-Royce, el nuevo Dawn debe ofrecer una experiencia de conducción silenciosa típica de todos los Rolls-Royce. A su vez, la única elección para un Rolls-Royce era una capota de tejido atendiendo a razones estéticas, románticas e idoneidad para la marca. No hay nada más romántico que conducir un descapotable bajo la lluvia nocturna y oír cómo las gotas golpean la capota. Tras conversar con sus clientes, Rolls-Royce se dio cuenta de que pensaban igual.

 

Al trabajar con una configuración de capota de tejido, el equipo de ingeniería de Rolls-Royce se propuso un reto para el que no estaban dispuestos a hacer concesión alguna: fabricar el descapotable más cómodo del mundo hasta el momento. Esta búsqueda del silencio se aplicó a todos los aspectos de la ingeniería de la nueva capota y, por extensión, al nuevo vehículo.

 

En primer lugar, la experiencia áurea a bordo del vehículo con la capota abierta y cerrada debe ser puramente Rolls-Royce.  El diseño de la capota debe mostrarse elegante, bello y sensual sin dejar de ser una de las capotas más grandes para equipar a un descapotable.

 

Cabe destacar el modo en que la capota abraza los asientos delanteros y desciende por la parte superior de las ventanas del vehículo, reduciendo así la percepción óptica del perfil de la capota del vehículo para contribuir a su apariencia de baja altura.

 

Otro aspecto a destacar es el tamaño reducido del cristal trasero. Se trata de un tamaño evaluado al detalle que vela por la privacidad de los ocupantes y aumenta la sensación de hallarse en un santuario privado durante la conducción con la capota abatida.

 

Se emplearon dos técnicas clave para asegurar que la cubierta no solo tenga un aspecto bello y sensual, sino que también contribuya al funcionamiento silencioso del vehículo. Una superficie completamente suave, en combinación con una costura francesa garantiza que el flujo de aire sobre el vehículo con la cubierta abierta, no genere ruidos perceptibles a causa del viento. En su interior, el Rolls-Royce Dawn es tan silencioso como el Rolls-Royce Wraith, pionero en el sector de los vehículos descapotables.

 

En segundo lugar, la apertura y el cierre del mecanismo de la cubierta debían ser tanto elegantes como discretos. El equipo de ingeniería fue incluso más allá al inventar una frase que reflejase su objetivo en cuanto a dicho mecanismo: el ballet silencioso.

 

Lo que se logró fue un ballet silencioso (Silent Ballet).

 

Con un funcionamiento de tan solo 22 segundos y en completo silencio a una velocidad de crucero de hasta 55 kph, este "ballet silencioso" comprende la mayoría de nuestros sentidos mientras el silencio y la reclusión son sustituidos por sonidos, luces y olores del mundo exterior. Como si se tratara de la apertura de una cámara hermética, el Dawn eleva la capota al mundo exterior y su cabina pasa a ser una parte más grande del espacio social del propietario.

 

Bespoke Audio

 

Para aquellos a los que el silencio no les preocupe tanto y les interese más compartir música y entretenimiento con sus amigos, el sistema Bespoke Audio de Rolls-Royce ha sido calibrado especialmente para la configuración única del Rolls-Royce Dawn. Afinado con esmero por expertos ingenieros de sonido de Rolls-Royce, el sistema Bespoke Audio es el sistema de alta fidelidad diseñado con mayor detalle en el sector automovilístico, y ha sido calibrado minuciosamente para compensar la doble personalidad del Rolls-Royce Dawn.

 

Ya sea con la cubierta abierta o cerrada, el sistema Bespoke Audio garantiza un equilibro y funcionamiento acústicos excelentes. Durante todo el proceso de diseño del vehículo se consultó a ingenieros de sonido sobre el efecto que los cambios propuestos podrían tener sobre el rendimiento del sistema de sonido. Se trata de una práctica sin precedentes en el mundo de los automóviles.

 

16 bafles afinados individualmente con opciones de teatro y estudio para proporcionar una sensación "mayor y en directo". Dos bafles de bajo situados en el maletero complementan a los siete bafles de agudos dispuestos minuciosamente en la cabina. El sistema se sirve de un micrófono de alta sensibilidad para controlar continuamente el ruido ambiente exterior, ajustando sutilmente el volumen y el tono en consecuencia para garantizar la continua perfección de sonido. La tecnología es el complemento a todo esto, con una corrección de frecuencia y fase de los bafles individuales que elimina posibles ruidos y puntos muertos causados por factores externos.

 

Desarrollo de un nuevo descapotable Dawn

 

Además de los indudables avances logrados por el equipo Rolls-Royce en la ingeniería de los vehículos descapotables, el nuevo Rolls-Royce Dawn supone también una serie de innovaciones de ingeniería a medida.

 

El reto de diseñar cualquier vehículo descapotable reside en mantener un alto grado de rigidez a la torsión en toda la carrocería sin aumentar el peso de este. La rigidez a la torsión resulta fundamental para minimizar las vibraciones asociadas a la mayoría de vehículos descapotables y contribuir a mantener el dinamismo del vehículo.

 

Se efectuaron pruebas e investigaciones exhaustivas antes de que los equipos de ingeniería se encontraran completamente satisfechos. Se recorrieron decenas de miles de kilómetros por superficies rugosas para identificar y eliminar posibles problemas. El resultado es un chasis que convierte al Rolls-Royce Dawn en el descapotable de cuatro asientos más rígido actualmente.

 

Una configuración de la suspensión diseñada de nuevo vela por el comportamiento específico de este vehículo descapotable en las zonas de rigidez y distribución de masa, garantizando así la mayor comodidad durante la conducción y el viaje en "alfombra mágica" típico de Rolls-Royce.

 

Una menor cantidad de alturas aerodinámicas delanteras y traseras, y un centro de gravedad más bajo en combinación con muelles neumáticos y soportes de diseño nuevo, proporcionan un manejo sorprendentemente ágil a este vehículo de superlujo.

 

Los sensuales y abocardados flancos traseros del Rolls-Royce Dawn indican que la batalla entre ruedas es 24 mm más amplia en comparación con el Ghost, proporcionando al primero un perfil más bajo y elegante. Asimismo, la ancha cadera del vehículo no solo contribuye a su sensualidad, sino que la amplitud entre el final de los cristales laterales y las ruedas traseras realzan la masculinidad y el vigor del vehículo, apoyado por una distancia entre los ejes 180 mm más corta.

 

El alma de la experiencia de conducción del Rolls-Royce Dawn

 

El aclamado grupo motopropulsor twin-turbo V12 de 6,6 litros es el corazón y el alma de cualquier vehículo Rolls-Royce. Con una potencia de salida de 563 bhp o 420 kW a 5250 rpm y un par de 780 Nm (o 575 lb ft) a 1500 rpm, la experiencia de conducción del Rolls-Royce Dawn es extraordinaria.

Esta experiencia aumenta gracias al pedal acelerador dinámico de ruta, con una mejora del 30% en la respuesta a medio gas.

 

El Rolls-Royce Dawn conserva las características de control típicas de Rolls-Royce, lo que garantiza la satisfacción de los clientes y una conducción sin esfuerzos a la par que precisa. Asimismo, ofrece un gran sentido de seguridad incluso a alta velocidad independientemente de si la capota está o no abierta.

 

El resultado convierte al Dawn en el vehículo descapotable de cuatro asientos más potente de Rolls-Royce hasta el momento. Gracias a su avanzada ingeniería, es un vehículo más ligero y presenta un mayor ahorro de combustible que la mayoría de vehículos descapotables con configuración 2 + 2 en el mercado.

 

La adherencia la proporcionan los neumáticos Run Flat, con un diámetro de 540 mm (20 pulgadas). Estos neumáticos posibilitan que el Rolls-Royce Dawn se desplace con un neumático desinflado al menos unas 100 millas/160 km a velocidades de hasta 50 mph/80 km/h antes de precisar su cambio. Perdura el excelente nivel de control, incluso con un neumático completamente desinflado. También están disponibles ruedas de 21” montadas sobre llantas de 10 radios. La incorporación de esta tecnología de neumáticos suprime la necesidad de disponer de una rueda de repuesto y de un actuador, lo cual libera espacio en el compartimento de equipajes.

 

Tecnología sutil para una conducción sin esfuerzos

 

Al igual que el resto de vehículos de Rolls-Royce, el nuevo Dawn se sitúa a la   vanguardia del diseño y la tecnología automovilística. El nuevo Dawn ofrece a los conductores una serie de tecnologías sutiles, que les garantizan una experiencia de superlujo y sin esfuerzos en el vehículo. La clave consiste en la localización sutil de las funciones tecnológicas del vehículo. Por ello, Dawn dispone del regulador rotatorio Espíritu del Éxtasis, una solución intuitiva y rápida que permite acceder sin esfuerzo a las funciones de comunicación y navegación.

 

Por ejemplo, los caracteres para los datos de navegación o búsquedas de comunicación pueden hacerse arrastrando el dedo por la superficie, lo cual es un reflejo de la funcionalidad sin interrupciones de los smartphones.  Un botón de acción instantánea situado estratégicamente en el volante permite a los usuarios acceder a las funciones del vehículo mediante órdenes de voz. Ambas características suprimen la necesidad de botones innecesarios, asegurando así una total comodidad de uso. Por ejemplo, basta con pulsar el botón y decir: "Navegar a St. Tropez", y el sistema de navegación por satélite del vehículo calculará la ruta más rápida posible.

 

El regulador rotatorio del Espíritu del Éxtasis presenta un tablero táctil (en lugar de una pantalla táctil, que podría dejar huellas antiestéticas al nivel óptico del conductor y de los pasajeros) que permite escribir los caracteres con los dedos, además de buscar las funciones de los menús girando el dial cromado y pulsándolo para realizar la selección.

 

El sistema reconoce caracteres, latinos y árabes, así como chino.

 

El tablero táctil del regulador rotatorio también permite realizar funciones de "extender y pellizcar", asemejándose así a la funcionalidad intuitiva de los smartphones. Estas funciones ayudan al usuario a precisar o ampliar áreas de la pantalla.

 

Una nueva y actualizada interfaz multimedia y el sistema de navegación muestran información de manera elegante en una nueva pantalla de alta definición de 10,25", mientras que los cambios de software y hardware han mejorado la velocidad de procesamiento para calcular las rutas con mayor rapidez.

 

Un sistema de control de crucero automático ayuda a reducir los pequeños y continuos ajustes de distancia y velocidad, reduciendo así los desplazamientos lentos, las frenadas y las puestas en movimiento. Ahora, el conductor puede desplazarse entre el tráfico urbano de manera relajada al poder confiar en el sistema que controla las condiciones y reacciona a los cambios en el tráfico (p. ej., al entrar en una nueva carretera o vía resbaladiza).

 

El nuevo software del radar y de la cámara, situados respectivamente en la faldilla del parachoques delantero y en el centro superior del parabrisas, facilita tiempos de respuesta más rápidos, incluyendo un diagnóstico más rápido del estado de los frenos para prever la presión de emergencia.

 

En caso de empeoramiento de las circunstancias, el Rolls-Royce Dawn hará uso de un sistema de protección antivuelco oculto desde las sujeciones traseras en tan solo una fracción de segundo. A continuación, un sistema de trinquete de parada procede a su bloqueo. Este sistema de protección antivuelco también comprende toda la parte circundante al parabrisas del vehículo.

 

Transmisión asistida por satélite

 

El práctico dinamismo del Rolls-Royce Dawn se incrementa gracias a la implementación del sistema asistido por satélite, una tecnología que se puso en práctica por primera vez en todo el mundo en el Wraith.

 

La transmisión asistida por satélite utiliza datos de GPS para permitir al vehículo ir más allá de la visión del conductor, anticipando así su siguiente movimiento en función de su ubicación y conducción.

 

Esta información se emplea para seleccionar la marcha más adecuada de la transmisión ZF de 8 velocidades del Rolls-Royce Dawn, lo que garantiza al conductor poder sacar el máximo rendimiento a la potencia del grupo motopropulsor twin-turbo V12 de 6,6 litros. Gracias a ello, la experiencia de conducción sin esfuerzos ni interrupciones está asegurada.

 

Por ejemplo, al acercarse a una curva de gran envergadura, el vehículo anticipará la conducción con la que se desea atravesarla. Cuando el conductor levante el acelerador, el vehículo mantendrá la marcha más corta para asegurar la máxima potencia al acelerar a la salida de la curva. 

 

La transmisión asistida por satélite forma parte del equipamiento estándar del Rolls-Royce Dawn.

 

Del atardecer al amanecer: tecnología luminosa para mostrar el camino 

 

Los últimos desarrollos en la tecnología luminosa LED también se han aplicado en el Rolls Royce Dawn. El modo de controlar estas luces se mejora notablemente gracias a una tecnología adaptable. Los reflectores controlados de manera electrónica se desplazan en el sentido de la conducción según el movimiento de las ruedas para conceder una mayor profundidad visual a la hora de girar, mientras que una luz más brillante garantiza una conducción cómoda y segura en carreteras oscuras, contribuyendo así a reducir la fatiga.

 

Además, la inmersión automática de las luces delanteras largas se ha sustituido por una tecnología revolucionaria sin brillos. Así, cuando otro vehículo se aproxima, la luz se desvía para garantizar que el conductor que se aproxima no es deslumbrado. Por tanto, los conductores del Rolls-Royce Dawn disfrutarán de los beneficios de seguridad de una visibilidad constante. Durante el día, una barra continua enmarca los contemporáneos faros delanteros del Rolls-Royce Dawn, lo que otorga al vehículo una seña distintiva a la vez que aumenta su seguridad.

 

La seguridad durante la conducción nocturna aumenta gracias a la pantalla de aviso y al sistema de detección térmica que detecta formas animales y humanas gracias al calor desprendido por estas y emite una señal acústica alertando al conductor de un posible peligro.

 

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Dimensiones

 

Longitud del vehículo

5285 mm / 17,34 ft

Anchura del vehículo

1947 mm / 6,39 ft

Altura del vehículo (sin carga)

1502 mm / 4,93 ft

Distancia entre ejes

3112 mm / 10,21 ft

Círculo de la curva

12,7 m / 41,7 ft

Volumen del maletero (DIN)

244 l – 295 l / 8,6 ft3 – 10,4 ft3

 

 

Peso

 

Peso sin carga (DIN)

2560 kg / 5644 lb

 

 

Motor

 

Motor / Cilindros / Válvulas

V / 12 / 48

Control de combustible

Inyección directa

Salida de potencia a la velocidad del motor

563 bhp / 420 kW / 570 PS a 5250 rpm

Par máximo a la velocidad del motor

780 Nm / 575 lb ft a 1500 rpm

Combustible

10:1 / Premium sin plomo1

 

 

Rendimiento

 

Velocidad máxima

250 kmh / 155 mph (controlado)

Aceleración 0 – 100 km/h

4,9 s²

 

 

 

 

Consumo de combustible

 

Vía urbana

21,4 l / 100 km / 13,2 mpg (Imp.)

Vía no urbana

9,8 l / 100 km / 28,8 mpg (Imp.)

Consumo combinado / rango

14,2 l / 100 km / 19,9 mpg (Imp.)

Emisiones de CO2

330 g/km



jun

blog comments powered by Disqus