AutoSemanario


Audi y su Tecnología de Visión


Los vehículos que la marca ha preparado para competir este año en las míticas 24 horas de Le Mans contaron con un innovador sistema de micro cámara que proyecta la imagen que recopila sobre una pantalla AMOLED de definición y luminosidad muy superiores a una pantalla LCD convencional.

"El trabajo de nuestros pilotos en la cabina es verdaderamente un trabajo pesado", dice el Director de Audi Motorsport Dr. Wolfgang Ullrich. A la tensión física y mental que se experimenta en carreras de resistencia se suman las complicaciones y limitaciones relacionadas a la visión. El extremadamente bajo, asiento central grafica claramente este obstáculo.  Además - a diferencia del modelo de competición A5 DTM - los vehículos de Le Mans no tienen ventana trasera. El concepto y la estructura monocasco más la configuración del motor central en el Audi R18 no dejan lugar para una ventana trasera.

 "Por lo tanto, en el pasado, nuestros pilotos han tenido que guiarse estrictamente con los retrovisores exteriores para mirar hacia atrás," explica el Dr. Ullrich.

Por todas estas razones han desarrollado una solución que, gracias a la tecnología AMOLED de avanzada, produce un efecto sorprendente.

Una cámara ultraliviana y de sólo unos pocos milímetros se sitúa en el techo del R18.

Captura imágenes en la parte trasera y transmite la información a la cabina de manera digital. Todo lo que sucede detrás del vehículo se muestra en una pantalla que se encuentra en el lugar donde normalmente se ubica el espejo retrovisor interior.
 "Esto nos da muchos beneficios", destaca Ullrich. "La proyección no está atada a determinadas situaciones climáticas ni a momentos del día que tengan que ver con el grado de luminosidad exterior, ofreciendo buena visibilidad nocturna. Incluso cuando se aproxima un rival desde  la parte trasera con los faros de luces altas la imagen es impecable y no solo se ve un punto deslumbrante".
Excelente calidad y corto tiempo de respuesta son las propiedades más positivas del AMOLED.

"Por lo tanto, incluso a 330 km / h se está logrando un flujo de transmisión de imagen en tiempo real", dice el Dr. Ullrich orgulloso. A esa velocidad, el R18 cubre una distancia de 92 metros en un solo segundo.

Además, se utiliza este dispositivo para mostrar datos de otros competidores también. La información sobre la marcha que está llevando a cabo, el nivel de deslizamiento de los neumáticos y las luces de advertencia específicos se han integrado en el instrumento central.

Por el momento, no hay anuncios de cuando esta tecnología estará disponible para un automóvil de calle, pero sin dudas la carrera de Le Mans es uno de los mejores lugares para comprobar el buen funcionamiento de nuevas tecnologías.

 




jul

blog comments powered by Disqus