AutoSemanario


Conducción automatizada en ciudades


Bosch y Daimler serán suministrados con los procesadores y software de Inteligencia Artificial de la plataforma ‘Drive Pegasus’ de la compañía informática estadounidense Nvidia

La arquitectura de sistemas para una conducción urbana totalmente automatizada y sin conductor debe de ser versátil, redundante y a prueba de fallos

Los métodos de aprendizaje automáticos de Bosch y Daimler generarán algoritmos de conducción para vehículos.

La red de unidades de control para la conducción urbana automatizada maneja cientos de trillones de operaciones por segundo.

Stuttgart – Los vehículos automatizados son ordenadores complejos sobre ruedas. Además, necesitan aún más potencia de cálculo si quieren negociar el tráfico de la ciudad de forma automática, con entradas de datos provenientes de una variedad de sensores de entorno dispares. En su alianza para poner vehículos altamente automatizados y sin conductor en las calles de las ciudades, Bosch y Daimler han precisado la potencia de cálculo necesaria para su sistema. Ambas compañías han seleccionado y firmado un acuerdo con la empresa informática estadounidense Nvidia como proveedor de la plataforma de inteligencia artificial (IA) que necesitan. La IA es un pilar importante para una red de varias ECUs individuales (unidades de control electrónico) de vehículos totalmente automatizados y sin conductor. Según este contrato, Nvidia proporcionará su plataforma ‘Drive Pegasus’ accionada por procesadores automotrices de IA de alto rendimiento, junto con un software de sistema que procesará los algoritmos de conducción de vehículos generados por Bosch y Daimler, utilizando métodos de aprendizaje automático. Como resultado, la red de ECUs alcanzará una capacidad de computación de cientos de trillones de operaciones por segundo. Esto es similar al rendimiento suministrado por, al menos, seis estaciones de trabajo informáticas sincronizadas y altamente avanzadas. Bosch y Daimler también podrán aprovechar la experiencia de Nvidia para ayudar a desarrollar la plataforma.

Los datos de los sensores son procesados en fracciones de segundo

Se necesita una arquitectura de sistemas versátil, redundante y a prueba de fallos para hacer que la conducción automatizada en las ciudades sea una realidad. La banda de rendimiento para las ECU en red no es menor, ya que la navegación del tráfico en ciudad es una cantidad de trabajo tremenda. Esta red maneja toda la información reunida y transmitida por diferentes sensores de radar, video, lidar y ultrasonidos. Un único sensor de video, como la cámara de video estéreo de Bosch, genera 100 gigabytes de datos en solo un kilómetro. La red ECU combina datos procedentes de todos los sensores de entorno en un proceso llamado fusión de sensores. En fracciones de segundo, evalúa esta información y planifica la trayectoria del vehículo. Esto lo hace tan rápido como la sensación del tacto, que necesita entre 20 y 500 milisegundos para llegar al cerebro humano. Bosch y Daimler aportan muchos años de experiencia al desarrollo de sistemas de seguridad funcional. Para lograr la máxima seguridad y confianza, las operaciones informáticas necesarias se realizan mediante una serie de circuitos en paralelo. En el caso improbable de un mal funcionamiento, se puede acceder a los resultados de estos cálculos paralelos en un instante.

La red ECU se integrará en el circuito de refrigeración de las celdas de batería

La alta capacidad de cálculo y la gran cantidad de operaciones que se realizarán suponen que la red ECU debe enfriarse. Bosch y Daimler han desarrollado un concepto eficiente basado en refrigeración líquida. En este sistema desarrollado conjuntamente para la conducción altamente automatizada y sin conductor en las ciudades, Mercedes-Benz tiene la intención de implementar vehículos eléctricos. Estos automóviles cuentan con un sistema de refrigeración a bordo, por lo que los ingenieros pueden aprovechar al máximo esta tecnología heredada mediante la integración de la red ECU al circuito de refrigeración avanzado de las celdas de batería.

Los empleados de Bosch y Daimler trabajan codo con codo

En abril de 2017, Bosch y Daimler anunciaron que unirían fuerzas en un esfuerzo por colocar vehículos altamente automatizados y sin conductor en las calles de las ciudades. Esta alianza está desarrollando un sistema de conducción para utilizar en vehículos que podrán maniobrar sin trabas por el tráfico urbano. La tecnología aumentará para la producción en masa a principios de la próxima década. Bosch y Daimler están trabajando juntos en el área metropolitana de Stuttgart y en Silicon Valley. Los empleados de ambas compañías comparten ubicación y trabajan prácticamente en escritorios contiguos. Esto les permite compartir información entre disciplinas de trabajo inmediata y eficientemente y tomar decisiones rápidamente.



ago

blog comments powered by Disqus