AutoSemanario


El proceso de diseño en un auto


Desde la idea hasta el modelo final: 

Tecnología de vanguardia y acabado artesanal

Al principio tienes una idea brillante; al final, un producto armonioso y fascinante. El proceso de diseño refleja la conexión entre la idea y el producto. Audi aúna lo mejor de dos mundos en sus automóviles: el diseño combina vanguardistas técnicas de visualización digital con una soberbia precisión en el trabajo manual. El proceso C3 es el elemento clave en este nuevo flujo de trabajo. Gracias a una visualización foto realista en tiempo real, los diseñadores pueden evaluar el diseño ya en la pantalla. 

Audi está desarrollado constantemente nuevos modelos y tecnologías. Por ello, el desafío para los diseñadores es convertir más y más conceptos de diseño en modelos de producción, y cada vez en menos tiempo. Con más de 400 empleados, Audi Design tiene ahora el doble de personal que en el año 2000. Al mismo tiempo, el equipo lleva a cabo cinco veces más proyectos y afronta unos requerimientos técnicos cada vez mayores. Las presentaciones de diseño y los conjuntos de especificaciones técnicas se deben coordinar a través de varias disciplinas. Por esta razón, el equipo de Audi Design ha desarrollado un nuevo proceso de diseño, que combina CAD (diseño asistido por ordenador), visualización 3D y la tradicional fabricación de maquetas y modelado en arcilla. El resultado es un proceso altamente fiable, un concepto de diseño coherente y una mayor flexibilidad para las ideas creativas.

Porfolio y fase inicial

El proceso de diseño en Audi normalmente comienza unos cinco años antes del lanzamiento de un nuevo modelo. Al principio, los estilistas crean el lenguaje de diseño básico y las características de una familia de modelos completa. Una matriz de tecnologías conjuntas sirve de base para las decisiones en la fase inicial de porfolio. En esa fase los diseñadores, junto con los equipos de ventas y desarrollo técnico, están profundamente implicados en la estrategia de planificación de producto de la compañía.

¿Cómo encajaría un SUV compacto en un modelo existente de tamaño medio? ¿Qué derivados son concebibles y cuáles de ellos tendrían sentido? Esta matriz de diferentes parámetros (segmento, configuración, diseño, requerimientos del cliente y del mercado) da lugar a varios modelos en la gama. En estos modelos a escala 1:10 las subsiguientes proporciones todavía juegan un papel secundario. Inicialmente proporcionan una primera impresión sobre el diseño en varios tipos de vehículos, como una berlina, un coupé o un SUV. Posteriormente, evolucionan a partir de los datos CAD mediante fresado de plástico Ureol o en una impresora 3D gracias al rápido proceso de fabricación de prototipos. 

El proceso de diseño de un modelo de producción comienza con una fase inicial que dura entre tres y cuatro meses. Los diseñadores de Audi trabajan estrechamente con los ingenieros  de estudio, los de desarrollo de conceptos y con los expertos en ventas. Como resultado, se traslada una disposición técnica básica a una maqueta a escala 1:1. Está centrada en las variables que determinan el volumen y las proporciones como, por ejemplo, la distancia entre ejes, la altura del capó o la dotación básica de tecnologías y componentes, como la posición de los sensores del vehículo. 

La maqueta a escala 1:1 está fresada a partir de una espuma de poliuretano densa, y se somete después a un proceso de pintado. El diseño exterior final no es relevante en esta fase, pero proporciona a los diseñadores una comparación previa de sus ideas de diseño con el futuro producto. Esta maqueta también permite que se evalúen modificaciones cuando es necesario por requerimientos técnicos. 

Las valoraciones sobre la maqueta suponen para los diseñadores una base fiable de cara a la siguiente fase: la de bocetos. Como tales, las especificaciones técnicas exactas no restringen la creatividad de los diseñadores, sino que los guían en la dirección de lo técnicamente factible. Una vez que se han determinado los requerimientos técnicos, llega la hora de dar rienda suelta a la creatividad. Gracias a la precisión de esas especificaciones técnicas, los diseñadores pueden crear conceptos adecuados desde el principio. En consecuencia, el diseño en el que trabajan se hace realidad antes y su calidad es aún mayor.

Fase de bocetos

En las posteriores reuniones de estilo, los diseñadores y los expertos en ventas desarrollan conjuntamente un hilo conductor de palabras e imágenes. Esto conduce a un ajuste preciso de toda la información y del conocimiento básico que se ha logrado hasta ese momento. Los equipos de ventas, que analizan el mercado, la competencia y las expectativas de los clientes, proporcionan una información importante. En la fase de bocetos, que dura unos dos meses, los diseñadores normalmente utilizan lápiz y papel por un lado y, por otro, mesas digitales de dibujo. Varios trabajan entre sí con un espíritu de sana rivalidad. Un equipo de entre ocho y nueve se centran en el exterior, mientras que otro equipo de siete hace lo propio con el interior. La mejor idea exterior pasa a la siguiente fase: el proceso C3. 

Fase de diseño digital

La fase de diseño digital está hecha a medida del nuevo Centro de Diseño de Audi. Consiste en tres componentes: CAD, concepto y modelado en arcilla, (CAD, concept y clay o “C3”). Este proceso traza una nueva forma de colaboración entre los que trabajan en los modelos CAD y los diseñadores externos. La arquitectura CAD del modelo desde la fase de diseño proporciona la base para nuevos conceptos de estilo. Las creaciones en CAD aparecen en tiempo real en escala 1:1 sobre pantallas LED con calidad fotorrealista, se puede comprobar su coherencia y son rápidamente transferidas a maquetas físicas a escala 1:1. 

 “Con la vanguardista visualización del proceso C3, sé que ya podemos llevar a cabo un diseño digitalmente”, explica Marc Lichte, Jefe de Diseño de Audi AG. La gran capacidad del sistema informático permite calcular las últimas versiones de los diseños y presentarlas de esta forma en cuestión de segundos. La transferencia directa de la imagen digital a un modelo físico de referencia hace posible comparar continuamente la representación fotorrealista del modelo digital con la del modelo físico a escala 1:1. El modelo de referencia en arcilla también sirve como una base física para el diálogo entre quien modela en CAD y el diseñador, como si fuera un "cuaderno de bocetos en tres dimensiones”.

La conexión entre el modelado digital y el fresado de arcilla en el proceso C3 facilita un desarrollo más rápido del concepto de diseño final, sin comprometer la calidad del detalle o la fiabilidad en la toma de decisiones. Este proceso también hace posible cambios en los requerimientos de manera flexible y rápida. De esta forma, el nuevo proceso de diseño constituye una contribución importante a la estrategia corporativa en términos de digitalización y sostenibilidad.

La capacidad de procesamiento actual hace posible representaciones fotorrealistas en tiempo real, y permite que los conceptos de diseño se lleven a cabo digitalmente. El nuevo Centro de Diseño de Audi ofrece unas condiciones óptimas: cinco paredes LED con una superficie de presentación desde 5,5 hasta 11 m de anchura, con una resolución muy alta, muestran los nuevos modelos con gran precisión en cada detalle. El sistema informático lo usan conjuntamente Audi Design, Desarrollo de Superficies (la interfaz entre diseño y construcción) y el control de datos de los modelos (DCM), lo que permite simulaciones visuales de los datos de diseño en tiempo real. Este equipo consiste en 480 nodos interconectados y su capacidad de procesamiento equivale a las de unos 4.300 ordenadores portátiles. 

El software de visualización para la representación en las paredes LED trabaja de acuerdo con el principio de trazado de rayos. Con este proceso basado en vectores, los efectos ópticos como la luz, la sombra, la reflexión y la refracción se calculan y se muestran correctamente desde una perspectiva física. Ya sea en Barcelona un día soleado de septiembre a las 7:00 pm o en Ciudad del Cabo en enero alrededor del mediodía con cielo nublado, este software muestra los nuevos modelos de Audi en cada situación de luz requerida y con cualquier fondo posible. Reproduce nítidamente la profundidad de la pintura y el grado de brillo de las superficies. 

Con esta gran capacidad de procesamiento, los modelos se pueden ver de forma fotorrealista en tiempo real, presentarlos desde varias perspectivas o “conducirlos” en varios ambientes en una animación corta. Gracias a este sistema informático, los diseñadores pueden –por ejemplo– añadir estribos más anchos para una nueva versión e inmediatamente ver el efecto en el modelo digital. Los cambios en términos de proporciones, proyecciones y sombras se pueden visualizar casi instantáneamente; cualquier discrepancia se descubre mucho antes de ser integrada en el modelo físico. Como resultado, la fiabilidad del proceso se incrementa sustancialmente. 

La visualización 3D también proporciona imágenes del coche en movimiento que simulan la conducción. Para este propósito se crean los vDEV (virtual Design Experience Vehicle). Gracias a su nivel de detalle, estos modelos animados de movimiento ya proporcionan una impresión virtual de la coherencia de un modelo de diseño y su apariencia en un escenario virtual de conducción. Los modelos vDEV pueden, por ejemplo, recorrer la pista de pruebas de Audi en Neuburg. Todas las condiciones físicas se incorporan a esta simulación, como las irregularidades de la carretera o los movimientos de la carrocería. De esta manera, es posible comprobar la coherencia de todos los detalles del diseño en un modelo en movimiento, desde la reflexión al pasar de sombra a luz, hasta diferentes condiciones climatológicas.

También en el interior, incrementar las simulaciones visuales hace posible una valoración más precisa de los materiales, como pinturas, cuero o tejidos. Una calidad de representación aún mayor también hará posible en el futuro las evaluaciones finales con un modelo digital. 

El proceso C3 de Audi combina lo mejor de dos mundos: la máquina para el fresado CAD es más rápida que su contrapartida humana, trabaja con una precisión inferior a una décima de milímetro y no necesita descansos. Quien realiza el modelo CAD lo lleva a cabo en un ordenador y la máquina de fresado transfiere sus especificaciones al modelo de arcilla. El nuevo Centro de Diseño cuenta con 20 de estas máquinas con cabezas de fresado articuladas. De acuerdo con el proceso C3, los ojos y las manos de los diseñadores y modelistas realizan el acabado final, el aporte decisivo de emoción. Su habilidad manual es indispensable en la fase de diseño artesanal en Audi. 

Fase de diseño artesanal

La comparación permanente entre los modelos informáticos y los de arcilla ayuda a que la creación artesanal constituya una base más sólida. Al margen de todas las modificaciones, el modelo de arcilla sirve como una referencia física y sirve como base para el diálogo entre los modelistas y los diseñadores. De esta forma es posible contrastar en un plazo corto las nuevas versiones del diseño en los modelos digital y físico, para eventualmente incorporar los cambios. De forma recíproca, los cambios requeridos se pueden transferir rápidamente del modelo de arcilla al de CAD. 

En la siguiente etapa, los modelistas en CAD y en arcilla de Audi transforman el diseño confirmado en el proceso C3 en un modelo artesanal. La estructura invisible de los modelos de arcilla consiste en un bastidor de acero con una suspensión de altura ajustable, paneles de madera y una carrocería realizada en espuma rígida. La capa exterior de plastilina industrial es de unos 30 ó 40 mm de grosor. Mientras esta arcilla está almacenada en el horno del laboratorio, es blanda como la mantequilla caliente. Se endurece rápidamente en el ambiente de la sala de modelado y se puede trabajar con distintas herramientas. Los elementos adicionales, desde la parrilla Singleframe o las ruedas, hasta los grupos ópticos, se crean mediante estereolitografía a partir de resina sintética líquida. 

El flujo de trabajo está concebido como un proceso recíproco entre el modelado CAD y el clásico modelado en arcilla para combinar perfectamente las ventajas de los dos mundos. La síntesis de modelado manual y CAD también está presente en la formación de los empleados. Los modelistas de Audi aprenden tanto el modelado físico como en el ordenador, y adquieren la capacidad necesaria para realizar modelos mediante CAD y manualmente.

Interior y dimensiones

El interior es una tarjeta de presentación especial de Audi Design. La síntesis de estilo, lenguaje de diseño y los materiales del interior son una de las principales motivaciones para los clientes de Audi en todo el mundo. De esta manera, la combinación de las características del diseño interior, la selección de materiales de calidad y conceptos de manejo innovadores, subrayan el deseo de calidad de la marca de los cuatro aros. 

Dentro de un Audi todo el diseño interior obedece a una temática central, que se repite desde la forma básica hasta cada detalle singular. El hilo conductor se extiende desde la arquitectura del salpicadero hasta los detalles cromados individuales.

El proceso de diseño de Audi juega un papel clave en un concepto coherente de estilo interior. Aquí, Audi Design realiza un procedimiento único en el sector del automóvil: los creativos acompañan al diseño interior desde la fase de ideas en el tablero de dibujo hasta la producción en serie. Esto asegura una gran calidad en el concepto de diseño desde los bocetos iniciales hasta la fabricación. Durante todo el ciclo de desarrollo, los diseñadores del interior trabajan en un marco de equipos multidisciplinares y multitécnicos. Están implicados con los que proyectan el vehículo, como sus compañeros de desarrollo técnico, con los de control de calidad y con los creadores de las herramientas para la producción.

Después de una reunión coordinada con los equipos de exterior, de iluminación y de la interfaz gráfica de usuario (GUI), se crean tres maquetas de espuma en escala 1:1. Sobre la base de estos modelos sin techo que anticipan la estructura, los departamentos técnico y de diseño comprueban las proporciones, la ergonomía y las dimensiones. El objetivo es alojar los numerosos componentes del interior, como el aire acondicionado, los airbags o iluminación de guía mediante LED. Hasta 50 departamentos especializados están implicados en este proceso.

Al principio del proceso, siete diseñadores, que son al mismo tiempo competidores y jugadores de equipo, comienzan con los bocetos principales del interior con dibujos lineales. Aquí, las ideas más claras marcan la pauta: aquellos conceptos con un interior uniforme, donde estén todos los elementos con relación a su volumen y proporciones. Desde los bocetos, la siguiente etapa produce diferentes renderizaciones. Con ellas, los diseñadores  desarrollan los elementos individuales; por ejemplo, el estilo del revestimiento de las puertas. 

En el siguiente paso se utiliza la cinta de diseño. Esta tiras se adhieren a los dibujos a escala 1:1 para marcar las líneas claves. Al mismo tiempo se construye el interior en CAD. Una vez que está finalizado en modelo digital, comienza el trabajo de fresado en los modelos de arcilla. Los diseñadores, los especialistas en CAD y los modelistas crean conjuntamente la escultura final, desde los volúmenes principales hasta los detalles más pequeños. La armonía en la imagen general del interior de un Audi emerge desde la suma de detalles coherentes, que siguen de forma sistemática la idea implementada. El último 20 por ciento del acabado final en el diseño ocupa el 80 por ciento del tiempo de trabajo.

Muchos de los diseñadores de interior en Audi son especialistas; por ejemplo, de los asientos, de los elementos de control o de iluminación. Se desarrolla una maqueta separada a escala 1:1 para implementar la iluminación. También aquí, la digitalización del proceso ofrecerá un gran potencial para transferir más rápidamente los conceptos de diseño desde los bocetos hasta la producción en serie. Como en el exterior, se utilizan diseños clave para consolidar y seleccionar el modelo final. Los diseñadores se adaptan a las proporciones establecidas en las comprobaciones de viabilidad del modelo exterior definitivo. 

Los encargados del departamento de viabilidad crean un modelo consecuente con los diseños particulares exterior e interior. Después, confirman su viabilidad en términos de producción, servicio, seguridad y calidad a largo plazo. La Congelación del Diseño (Design Freeze, DF) para el exterior y el interior tiene lugar unos dos años antes del comienzo de la producción. Desde ese momento, el diseño está en fase de implementación y recibe los toques finales en conjunción con el departamento de superficies. Ubicado también en el nuevo Centro de Diseño, este departamento forma un puente entre los equipos de diseño y de fabricación. En la convergencia final del proceso, sus especialistas presentan todas las superficies en una representación digital geométrica con una precisión inferior a una centésima de milímetro. 

Diseño GUI

Un área especial en el diseño interior de Audi es la interfaz gráfica de usuario (GUI, graphical user interface). En los nuevos Audi A7 Sportback  y A8, el diseño de la interfaz gráfica de usuario ha sido aún más importante dada la especial configuración, que incluye dos pantallas MMI touch. El diseño de la interfaz se aplica a la integración de las pantallas en el salpicadero y en el concepto de uso. Con la llegada de sistemas de manejo plenamente digital, el diseño gráfico de los niveles del menú y de los iconos requiere una integración con el diseño exterior e interior. 

En primer lugar, el diseño gráfico debe combinar sus tonos con el lenguaje de diseño interior y la selección de materiales. El diseño del menú y los iconos también debe estar configurado de tal forma que asegure la lógica y la fiabilidad del manejo. Con una complejidad cada vez mayor, cobra más importancia la visualización de las funciones del vehículo, como los sistemas de asistencia. En este sentido, la interfaz GUI se apoya en la experiencia del cliente.

En unas instalaciones específicas, los diseñadores de la interfaz GUI en Audi trabajan estrechamente con el departamento de desarrollo técnico, sobre dos facetas que crean el concepto básico de manejo. Ahí se dilucidan cuestiones básicas: ¿Cómo estructurar el árbol de menús? ¿Qué funciones se deben colocar? ¿Cuál es el tamaño adecuado de un icono para que se pueda activar de forma fiable y, al mismo tiempo, encaje con el concepto de diseño? 

La disposición de la estructura de menús está basada en un wireframe o representación general semejante a un árbol genealógico. Los diseñadores de la interfaz GUI, junto con quienes desarrollan la electrónica, sitúan en el árbol toda la estructura de menús, desde la página de bienvenida hasta el último nivel de operación. Los especialistas de Audi diseñan entonces en el ordenador cientos de widgets, botones, etiquetas o pantallas con una precisión de un píxel. En conjunto, diseñan y programan hasta 500 módulos individuales. 

La nueva imagen de la interfaz GUI es plana, distintiva y, al mismo tiempo, muestra una meticulosa atención por los pequeños detalles para que sea agradable de manejar. En el menú principal, por ejemplo, todos los iconos están sutilmente animados, y el símbolo de ondas para la radio oscila ligeramente. Audi también ha buscado un lenguaje de diseño más simple con un aire de gran calidad en el diseño gráfico: las pantallas MMI, claramente organizadas y con transparencias, muestran al usuario los sistemas del vehículo y los dispositivos funcionales con animaciones inteligibles. Las animaciones del vehículo, como las del menú del Audi drive select, se han reducido deliberadamente a las principales líneas del contorno, e ilustran claramente las funciones seleccionadas; por ejemplo, al ajustar el asiento. 

Audi ha transferido la sensación de calidad del antiguo mundo de botones e interruptores convencionales al nuevo universo digital. Hay una respuesta táctil de dos fases: un clic inicial al tocar la interfaz del usuario y un segundo clic cuando se ejecuta un comando. Junto con esta respuesta, unos iconos de gran calidad y diseño simple inspiran la característica excelencia de la marca.

Colores y materiales 

Una vez que las primeras maquetas de espuma del exterior y el interior se han puesto juntas, los diseñadores de colores y acabados se embarcan en un nuevo proyecto y empiezan a trabajar en los conceptos de colores y materiales. ¿Qué grado de brillo en las barras de la parrilla Singleframe combina mejor con cada línea de equipamiento? ¿Los recubrimientos decorativos, las molduras y la tapicería de cuero crean un ambiente general armonioso? En las áreas donde convergen muchos elementos, como las puertas, ¿están estos adecuadamente combinados?

El departamento de colores y materiales también produce modelos a escala 1:1 para los componentes mayores,  como el salpicadero, la consola central o los asientos. Estos últimos, en particular, tienen incorporados los detalles de las costuras, el patrón, las perforaciones y las combinaciones de colores. Las nuevas y vanguardistas herramientas de Audi para la visualización también hacen más fácil poner todos esos elementos en conjunto. Sin embargo, las herramientas más importantes siguen siendo los ojos y dedos que, altamente sensibles, pueden apreciar hasta el más mínimo matiz en el color en términos de brillo y profundidad. Se tarda años en entrenar completamente estas habilidades. 

Los modelos de color y guarnecidos siguen las usuales fases de diseño. La definición final emerge unos dos años antes del comienzo de la producción, y constituye el comienzo de la intensa colaboración con Control de Calidad y con los proveedores. Estos últimos reciben la capacitación para cada proyecto con objeto de que los interiores de Audi siempre satisfagan los requerimientos de precisión y calidad.

Realidad virtual

En el proceso de diseño de Audi, la vanguardista visualización en las paredes LED es el presente; la realidad virtual (VR) es el siguiente paso. Quienes la desarrollan en el departamento de diseño crean herramientas especializadas y métodos que utilizan gafas VR y unos cascos especiales HMD, que visualmente transportan por completo al observador al entorno representado. Los diseñadores de interior en particular pueden usar esta tecnología ya desde la fase de concepción para experimentar las proporciones y las variables espaciales, asegurando así su exactitud. Estos HMD permiten visualizar los conceptos espaciales y las proporciones del diseño interior. Con este fin, quienes desarrollan la realidad virtual tienen su propio laboratorio VR donde coordinan las nuevas herramientas, en colaboración con los diseñadores.

El diseño requiere precisión en la representación de la calidad: ¿Las reflexiones y refracciones de la pintura y las sombras virtuales coinciden con la realidad? El sistema informático también proporciona esta calidad en las gafas VR. Genera rápidamente imágenes de alta resolución calculadas previamente y proyectadas por potentes HMD. Esto permite que el usuario se mueva en un espacio virtual y señale objetos. La representación realista de los modelos de diseño es así aún más verídica. En los próximos tres a cinco años, las aplicaciones de la realidad virtual se convertirán en la herramienta estándar del proceso de diseño. Las herramientas de realidad aumentada mejorarán el proceso actual de diseño digital con otras aplicaciones virtuales.

Los siguientes pasos ya se están dando: herramientas que permitirán al observador añadir marcas a la simulación, o diferentes herramientas para tocar y mover virtualmente elementos individuales. La realidad aumentada sitúa sobre el mundo real las representaciones creadas por ordenador, y traza el camino para una nueva aproximación en el examen visual: solamente aquellos objetos en los que se fije el usuario se mostrarán nítidamente, todo lo demás estará borroso para reproducir el comportamiento de la vista de forma natural. 

En un futuro previsible, las gafas VR también facilitarán las reuniones de diseño entre distintos continentes y serán una ayuda sustancial en el proceso. Entonces, los diseñadores de Audi, por ejemplo en Ingolstadt, Pekín o Los Ángeles, podrán trabajar juntos en un estudio virtual para tratar y aprobar un diseño digital. Esto elimina el engorroso transporte del modelo o el tiempo de viaje. Cada participante ve en tiempo real el mismo modelo virtual y percibe a los otros participantes en la reunión como avatares. Estos avatares se asignan a cada participante en las reuniones virtuales como representantes individuales. 

Los guantes de datos también están en la cartera de proyectos y permitirán un “tacto digital” de los modelos mediante una respuesta táctil. Las reuniones virtuales reemplazarán a las videoconferencias y ofrecerán oportunidades completamente nuevas. 

Amplitud, transparencia e interacción: Espacios para un diseño fascinante

Un edificio transparente inundado de luz, que reúne el mundo de Audi Design bajo un único techo. Audi se traslada a su nuevo Centro de Diseño en su cuartel general, en Ingolstadt. En la nueva sede trabajan alrededor de 600 empleados y se promueve la colaboración en red con nuevas tecnologías diseños de espacio integrado. 

Concepción

El nuevo Centro de Diseño de Audi está situado en la esquina noroeste de la planta de Ingolstadt, y establece un nuevo criterio arquitectónico con su fachada de cristal. Ocupa una extensión de 107 x 71 metros, el tamaño de un campo de fútbol. Las cinco plantas y el sótano, parcialmente por debajo del nivel del suelo debido a la ligera pendiente, proporcionan un espacio de 37.180 metros cuadrados. El Centro de Diseño de Audi tardó en construirse tres años. Alrededor de 600 personas trabajan en el edificio, incluyendo también a los empleados del Concept Design, que anteriormente se encontraba en Múnich, y del departamento de Superficies, la interfaz para el Desarrollo Técnico. 

En todas las plantas, el edificio se divide en tres áreas, en función de la longitud: el sector A es el más grande, con una superficie de 10.000 metros cuadrados, y es en el que se ubican las oficinas. Resulta particularmente brillante con su acristalamiento exterior y tres patios interiores terminados con escaleras. En la zona de modelado, en el sector B, es donde se desarrollan los modelos físicos en estudios de medición y fresado. La planta baja y el cuarto piso, ambos iluminados con luz ambiental, albergan dos grandes áreas de presentación con un total de 1.300 metros cuadrados. El sector C está revestido con paneles metálicos en su exterior, y es donde se ubican los talleres y las zonas de almacenamiento y montaje. Además de los patios interiores, distintas escaleras y ascensores, así como dos montacargas para automóviles, conectan los distintos pisos. La entrada está diseñada como zona de exposición, y es accesible para todos los empleados de Audi. 

Concepto de construcción

El nuevo Centro de Diseño de Audi facilita los procesos de trabajo entre diseñadores, modeladores e ingenieros. En el nuevo cuartel general, el concepto del edificio se integra en el propio proceso de diseño. Las pantallas LED se encuentran situadas junto a las estaciones de trabajo de modelado con fresadoras, lo que permite comparar directamente los modelos 3D con los modelos de referencia realizados en arcilla, que se convierten en el punto de encuentro para modeladores y diseñadores. Con su diseño amplio y abierto, el nuevo Centro de Diseño de Audi promueve la creación de redes y la comunicación. Las paredes de cristal proporcionan una vista sin obstáculos entre las oficinas y las zonas de modelado. En estas áreas existen zonas especiales para promover el debate y crear las condiciones ideales para el proceso C3 entre diseñadores, expertos en CAD y modeladores. La gran área de las oficinas no tiene paredes divisorias, las estaciones de trabajo se agrupan en cuatro zonas a lo largo de la fachada exterior acristalada. 

Los denominados ‘cubos’ son estancias extraordinarias en el nuevo Centro de Diseño de Audi. Estas 24 grandes cajas abiertas realizadas en madera, aluminio y metal expandido recuerdan a contenedores industriales, y forman islas en la rutina diaria. Los cubos tienen una estructura modular, están configurados en dos tamaños y se distribuyen libremente por todas las plantas. Juegan un papel importante en el proceso, al proporcionar al equipo de diseño la libertad necesaria para desarrollar su creatividad.

 

 



dic

blog comments powered by Disqus