AutoSemanario


Michelin y el control de presión de los neumáticos


LA EMPRESA TECNOLÓGICA FIT2GO, BAJO LICENCIA OTORGADA POR MICHELIN, COMERCIALIZA UNA NUEVA GENERACIÓN DE SISTEMAS DE CONTROL DE PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS (TPMS) DISEÑADA PARA FACILITAR EL MANTENIMIENTO DE LOS NEUMÁTICOS DE VEHÍCULOS DE DOS Y DE CUATRO RUEDAS, ASÍ COMO AUTOCARAVANASY REMOLQUES LIGEROS.

 

El sistema MICHELIN TPMS está diseñado para prevenir el mal mantenimiento de los neumáticos, que constituye uno de los problemas más frecuentes en los vehículos y contribuye a los accidentes de circulación.

 

Con este equipamiento “plug&play” se ofrece unos sensores TPMS en función del número de ruedas del vehículo (turismos, 4x4, motocicletas, furgonetas, autocaravanas) que sustituyen a los tapones originales de las válvulas. Se puede combinar además con un pack para remolque que incluye cuatro sensores adicionales, permitiendo así a los conductores supervisar hasta ocho neumáticos en un mismo vehículo.

 

En palabras de Gary Broadfield, director gerente del grupo Fit2Go TPMS: «Por sus características, estamos ante el mejor dispositivo TPMS para el consumidor hasta la fecha. Además, la ventaja es que cualquiera puede instalarlo en apenas unos tres minutos, no hay cables que estorben en el salpicadero y no hay que sustituir baterías».

 

Así funciona MICHELIN TPMS

El sistema inalámbrico cuenta con una pantalla LCD alimentada por energía solar que muestra automáticamente la presión exacta de los neumáticos en bar. Se instala en el vehículo utilizando un soporte magnético, no necesita programación ni conexión por cables y puede retirarse fácilmente en cualquier momento. Si el dispositivo detecta que algún neumático tiene problemas de pérdida de presión, pérdida rápida de aire o aumento rápido de la temperatura,  que suele ser indicativo de un reventón inminente, alertará al conductor e identificará el neumático afectado en la pantalla.

La tecnología «plug & play» proporciona avisos de baja presión por medio de un testigo luminoso que parpadea en la pantalla cada 20 segundos si un neumático tiene una pérdida de presión del 15%. Si la falta de presión alcanza el 25% o si el neumático tiene un exceso de presión del 35% o más, se añade una alerta acústica. En caso de pérdida rápida de aire (al menos 0,14 bar por minuto), se avisa mediante luces intermitentes acompañadas de un pitido para indicar al conductor que debe parar.

El sistema también permite al conductor comprobar la presión de todos los neumáticos con solo pulsar un botón, y sin necesidad de bajarse del vehículo. Además, incluye un modo nocturno exclusivo que avisa al conductor antes de salir de viaje si falta presión en alguno de los neumáticos.

Fit2Go ha incorporado en este producto su tecnología patentada de búsqueda y asignación, que permite a los conductores conectarse a un remolque o a una caravana con sensores TPMS del mismo tipo sin necesidad de tener que realizar una reprogramación. También es posible instalar sensores adicionales en vehículos comerciales ligeros con ruedas gemelas en el eje trasero, lo que asegura la supervisión de todos los neumáticos.

La falta de presión en los neumáticos es un problema global que hace aumentar el consumo de carburante, las emisiones de CO2 y las distancias de frenado, provoca un comportamiento dinámico menos preciso del vehículo y aumenta el riesgo de aquaplaning . También reduce la duración de los neumáticos, aumentando el desgaste del dibujo y haciéndolos más susceptibles a daños y a eventuales pérdidas rápidas de presión.

En los vehículos remolcados, como las caravanas, la falta de presión puede ser especialmente peligrosa y hacer perder el control del vehículo incluso a los conductores más experimentados, con consecuencias potencialmente catastróficas.

También para vehículos de dos ruedas

El sistema MICHELIN TPMS también está disponible para motocicletas, ciclomotores y scooters, ofreciendo nuevos niveles de seguridad para los usuarios de este tipo de vehículos, en los que el mal estado de los neumáticos es crítico.

Unos neumáticos con poca presión pueden afectar gravemente a la maniobrabilidad de la motocicleta, deformándose, reduciendo el contacto con la carretera y creando el peligro de que el neumático se salga de la llanta. Además, los neumáticos serán más susceptibles al sobrecalentamiento y a sufrir daños por piedras. Por su parte, un exceso de presión puede provocar un desgaste desigual y reducir la maniobrabilidad y la comodidad de la marcha.

En este sentido, Gary Broadfield comenta: «Cuando conduces una motocicleta, un ciclomotor o un scooter, necesitas una confianza absoluta en tus neumáticos; y hay pocas motocicletas que ofrezcan de serie sistemas TPMS integrados. Nuestro sistema supervisa continuamente ambos neumáticos y proporciona lecturas de presión precisas, a diferencia de los sistemas indirectos, que generalmente solo ofrecen valores estimados a través de los sensores de frenado de la moto».

MICHELIN TPMS tiene 12 meses de garantía y es adecuado para el uso en neumáticos con presiones de hasta 6 bar. También se puede instalar en vehículos con distinta presión de los neumáticos en los diferentes ejes.

El producto se puede comprar directamente en la página web www.fit2gotpms.com, que está disponible en inglés, francés y español. También se puede adquirir a través de Ebay y Amazon.

 Algunos datos sobre la presión de los neumáticos

  • Por lo general, un neumático que circula con una falta de presión del 20%, tendrá una duración un 20% menor. Eso significa una pérdida de alrededor de 8.000 km en un neumático que ofrezca un kilometraje potencial de 40.000 km.
  • Los neumáticos con una falta de presión de alrededor de 1 bar provocan un consumo de carburante-combustible un 6% mayor.
  • Conducir con neumáticos con poca presión reduce su duración y provoca un deterioro que puede resultar en una pérdida rápida de presión. Una falta de presión de 0,5 bar o más se considera peligrosa.
  • El vehículo se vuelve menos preciso si los neumáticos tienen poca presión. Una curva que se pueda tomar a 100 km/h con una presión en los neumáticos de 2 bar se podrá tomar a sólo 87 km/h si la presión es de 1 bar.
  • Si la presión de los neumáticos está un 30% por debajo de la recomendada, el riesgo de aquaplaning aumentará considerablemente.
  • La distancia de frenado típica para pasar de 90 km/h a 70 km/h es de 40 m con 2 bar y aumenta alrededor de 5 m si la presión es de 1 bar.

 



nov

blog comments powered by Disqus