AutoSemanario


Porsche Cayman S


Ver slides con 18 fotos.


A FAVOR

Comportamiento dinámico increíble

Diseño

Frenos

Motor

Placer de conducir al máximo nivel

Practicidad con dos baúles

Prestaciones

Terminación

EN CONTRA

El radar anticolisión, los airbags de rodilla y el sistema de visión nocturna deberían ser de serie

Presentación interior desactualizada

No tiene rueda de auxilio

Los alertas por cambio involuntario de carril, el sistema que mide el cansancio del conductor y el control del ángulo muerto se encuentran en la lista de los faltantes de serie

Precio alejado del mundo

Sin modo Drift

 

 

A fines de la década del 90 las principales marcas alemanas Premiun comenzaron a crear un nuevo sub-segmento de convertibles y coupés muy especiales.

Allí nacieron los Porsche Cayman y Boxster, Audi TT, BMW Z4 y Mercedes-Benz SLK.

En los casos de Porsche y Mercedes-Benz la tendencia era muy clara: había que crear nuevos autos para admirar y soñar más allá de los clásicos e inmortales 911 y SL, respectivamente.

A diferencia de Mercedes, Porsche prefirió hacer el convertible (Boxster) y el coupé (Caymán) por separado.

Al no utilizar la técnica del techo de metal retráctil esta decisión también fue adoptada por Audi, que también optó por tener un modelo convertible separado del coupé, aunque en este caso sin cambiar de nombre.

En cambio, BMW, que comenzó con el Z4 con opciones convertible y coupé, luego paso a ofrecer el techo retráctil rígido y en su última generación se quedó con el convertible con un techo tradicional de tela.

Es un segmento de vehículos de capricho, nacidos para darse el gusto. En general, sus propietarios son usuarios apasionados por el automóvil y el placer de conducción… y es justamente en eso en dónde no deben fallar para llevarnos a un nivel de manejo inolvidable.

Esta vez, viajamos a Miami para probar en exclusiva al nuevo Porsche Cayman S, capaz de entregar una potencia de 350 CV y en donde te podes convertir de conductor a piloto... una vez que hayas aprendido a manejar todos sus secretos.

Las ventas en el mundo

El año pasado Porsche logró un récord histórico vendiendo más 280.800 unidades. No existe una marca premiun deportiva que se acerque a estos números.

Sin embargo, es interesante resaltar que la gran mayoría de sus ventas corresponde a los SUV; de hecho el modelo más vendido suele ser el Macan, llegando a patentar en 2019 nada menos que 99.944 unidades, logrando un incremento del 16% con respecto a 2018.

El segundo lugar es ocupado por el Cayenne, logrando que 92.055 usuarios lo eligieran en todo el mundo, y en este caso robustecido con la nueva versión Coupé, el incremento con respecto al 2018 fue de un 29% más.

En promedio, se suelen vender por año alrededor de 36.000 unidades del 911, 40.000 unidades del Panamera, sumando la versión Sport Turismo y el 20.000 restante se lo llevan el Boxster y el Cayman.

El día de mañana todas las fichas de crecimiento apuntarán al Taycan eléctrico. ¡Esperaban una producción inicial de 20.000 por año y parece que van a necesitar 40.000!

El test en 10 puntos

 

1 Diseño.

Nacido para seducir.

 

Los modelos Boxster y Cayman nacieron para seducir a todos. El nuevo Cayman tiene más carácter que nunca.

En su última generación los dos adoptan el número 718; una caricia a la historia por los Porsche que ganaron la carrera Targa Florio en 1959 y 1960.

Sus proporciones se han perfeccionado de forma moderada con el fin de acentuar el carácter del coupé deportivo.

Detalles como la distancia entre ejes más larga, un ancho de rodadura mayor y una carrocería rebajada, le confieren a la nueva generación un aspecto mucho más ancho y alargado.

Otros de los rasgos distintivos visuales del aumento de la dinámica de conducción son las llantas de nuevo diseño, con diámetros de 19 y 20 pulgadas (en la versión probada).

Han logrado un diseño espectacular. Es de esos autos que hacen girar las cabezas

Gracias a la innovadora carrocería de construcción ligera de aluminio y acero se pudo reducir el peso del chasis.

Porsche utiliza preferentemente metales ligeros en aquellos puntos en los que es posible y acero sólo en aquellos donde resulta imprescindible.

De este modo, se emplea fundición a presión de aluminio, chapa de aluminio, magnesio y aceros de alto límite elástico que se adaptan perfectamente a las diferentes zonas de la carrocería y, al mismo tiempo, proporcionan unos valores de rigidez muy elevados al tiempo que se minimiza el uso del material.

Aproximadamente el 44% de la carrocería es de aluminio, por ejemplo la parte delantera, la parte inferior y la parte trasera, las puertas y ambas tapas de los dos baúles.

2 Posición de manejo.

Listo para las calles o el autódromo.

 

Al volante del Cayman S los genes de la marca ya se perciben al sentarse. La posición de conducción baja, una condición ineludible en los deportivos, el tablero de instrumentos con el cuentarrevoluciones en el centro y el arranque a la izquierda del lado del volante en recuerdo a las épocas de las carreras de Le Mans son indicadores claros que estamos sentados en un Porsche.

Por supuesto, una de sus premisas fundamentales es lograr una gran sujeción al cuerpo sin importar las condiciones de manejo. Con regulación eléctrica en 14 posiciones el asiento parece estar hecho a la medida de tu cuerpo.

Por otro lado, calefacción y ventilación en los asientos son algunas de sus sutilezas, pero forman parte de una larga lista de opcionales, aunque esto puede variar de acuerdo a la configuración del modelo en cada país.

3 Interior y capacidad de carga.

El auto con dos baúles.

Por calidad de materiales, ensamblaje, y un nivel de terminación exquisito la presentación interior es de una gran calidad. El Cayman se percibe sólido, bien hecho.

Sin embargo, con el paso del tiempo, hay algunas cosas para mejorar. El tablero no es 100 por ciento digital (brindaría la posibilidad de configurar diferentes opciones de visualización muy atractivas), el head up-display ya tendría que ser de serie y la pantalla multimedia debería tener un mayor tamaño.

No hay muchos lugares para colocar pequeños objetos, pero en líneas generales conductor y acompañante tendrán una buena estadía.

Además, falta una carga de los teléfonos móviles inalámbricos y la iluminación ambiental con varios colores a elección.

Al tener ubicado al motor en posición central tiene la particularidad de tener dos baúles. En el trasero ofrece 162 litros y en el delantero 150. Una practicidad mayor a la de otros autos del segmento que puede ser muy apreciada en ciertos viajes. Lo malo, es que no tiene rueda de auxilio. Lleva un sellador de neumáticos y un compresor eléctrico de aire.

Otro hecho particular de esta construcción es que no podes ver el motor; solamente quedan a la vista los cuidados básicos, como el acceso para rellenar el agua del limpiaparabrisas. Como los magos, el Cayman S esconde su magia…

 

4 Equipamiento.

Un auto hecho a medida, pero con algunos opcionales que deberían ser de serie.

 

Las marcas de lujo tienden a seducir por la exclusividad. El hecho de armar el auto a tu gusto no lo exime de algunas ausencias que llaman la atención.

Por ejemplo, a esta altura el sistema Apple Car Play debería ser de serie, pero en Estados Unidos es opcional, al igual que los mencionados asientos con calefacción y ventilación o el equipo de climatización bi-zona.

Lo básico que uno desea lo tiene.

En la página de Porsche se puede configurar el auto a medida calculando los distintos opcionales disponibles. Con una gran cantidad de opciones podes entretenerte un buen rato hasta armar tu Cayman ideal.

 

5 Motor.

Prestaciones dignas de su linaje.

Los valores hablan por sí solos: Con el motor de 350 CV alcanza una velocidad máxima de 285 kilómetros por hora, acelera de 0 a 100 en 4,5 segundos y en sólo 3,6 segundos pasa de 80 a 120 kilómetros por hora.

Los consumos son contenidos y la insonorización es a gusto del conductor. Con el sistema sound symposer se puede elegir el sonido del motor que entra al habitáculo.

6 Caja y tracción

Con sistema de doble embrague y 7 marcha, siempre dispuesto para tener el mejor agarre.

Con tracción trasera el modelo puede elegirse con la caja manual de 6 velocidades y con la automática PDK de doble embrague y 7 marchas. 

Nosotros lo probamos con la caja automática que tiene como única contra el tamaño de sus levas (para mí gusto deberían ser más altas y grandes para facilitar su uso) para cambiar de marchas manualmente.

7 Freno y dirección.

¡Una parte de la magia y leyenda de la marca están aquí!

Los frenos, una vez más, han logrado la excelencia a la cual estamos habituados con la marca.  En innumerables pruebas, a través de test drive realizados en todo el mundo los Porsche demuestran tener uno de los mejores sistemas de frenado de toda la industria del automóvil. La herencia de las carreras se ve reflejada por la resistencia a la fatiga. Tiene reservas de sobra.

Por las distancias de frenado, la dosificación y el recorrido del pedal es una referencia. Por ejemplo, se detiene por completo en menos de 54 metros circulando a 120 kilómetros por hora.

 

8 Comportamiento dinámico.

El mayor placer de conducir.

En Miami no pude ir a ningún autódromo, por lo cual fue ideal para chequear su uso diario, en ciudad; pero tengo una experiencia inolvidable con el mismo vehículo y con un 911 en el mítico circuito de Nürburgring. Con el Cayman S vas a disfrutar del mayor placer de conducir del segmento.  

En curvas de mediana velocidad es aún más ágil que el mítico 911.

El comportamiento dinámico de este auto es excelente. Es el Rey de las curvas. Puede dibujarlas y trazarlas de la manera que uno quiera.  Su tamaño compacto, la disposición del motor central, el excelente trabajo de sus suspensiones, y la dirección directa y precisa se unen para lograrlo.

Sin dudas, aquí Porsche puso “toda la carne al asador” para demostrar que tiene a un auto que es la referencia del segmento en deportividad y agarre al suelo.

A través de los diferentes programas de conducción, que se pueden controlar fácilmente desde un botón en el volante, el Cayman S te permite experiencias de manejo inolvidables.

En cuanto al progreso técnico, hoy hay que exigirle que ofrezca la opción de manejo Drift, modo deriva. Para utilizarlo en un autódromo hace que el auto sea aún más seguro de manejar sin perder diversión, porque es una forma de hacer un derrape controlado que te llena de adrenalina.

9 Seguridad

Se olvidaron de los ángeles guardianes y las “ADAS”

En seguridad tiene los elementos que uno desea, pero ya es hora que agregue equipos que son opcionales como el radar anticolisión y me gustaría que adopte de serie el sistema de visión nocturna con reconocimiento de peatones. Son dos adelantos que toda la industria está demorando mucho tiempo en colocarlos de serie y aquí el Cayman no es la excepción.

Por supuesto, tiene airbags (frontales, laterales, y de cabeza), ABS, sensores de presión de neumáticos y los controles de tracción y estabilidad de serie, entre otros.

Pero, faltan los airbags de rodilla y los ángeles guardianes, más conocidos como ayudas a la conducción (ADAS, en inglés).

El control crucero adaptativo tiene nombre propio en la marca: Adaptive Cruise Control “ACC” con función de seguridad Porsche Active Safe “PAS”, que es el elemento que nosotros mencionamos siempre como radar anticolisión.

El “ACC” se basa en un sensor de radar que registra el carril situado delante del vehículo hasta una distancia de 200 metros.

El equipo mantiene una distancia programable en cuatro niveles (en función de la velocidad) con un vehículo precedente y adapta la velocidad del vehículo automáticamente, si es preciso hasta detenerlo.

Además, faltan los alertas del cambio de carril, cansancio del conductor y el control del ángulo muerto.

 

10 Precio y garantía

Los impuestos distorsivos nos alejan del mundo.

En nuestro país tenemos una cantidad impresionante de impuestos por los cuales lamentablemente los autos tienen unos precios ridículos.

¿Es caro un Porsche? Como cualquier automóvil tiene su valor de mercado que lo da sus características de construcción, la calidad de sus componentes, el valor de la marca, etc.

En el caso del Cayman S probado podemos ver razonable un precio entre 80.000 y 95.000 dólares, dependiendo del  nivel de equipamiento.

Esta franja es el precio promedio en el mundo real; es decir valores por los cuales se lo puede adquirir en Estados Unidos, España, Chile, y en la mayoría de los países del mundo.

Nosotros tenemos que desembolsar más de 200.000 dólares para tener el mismo auto… ¿Cambiará algún día? Ojalá.

En cuanto a la garantía la marca ofrece 2 años sin límite de kilometraje. No es mala, pero yo prefiero que me den más años de cobertura con menos kilómetros.

 

Conclusión

Con su tercera generación en las calles el Cayman ya gano un lugar entre los modelos emblemáticos de Porsche; especialmente por su comportamiento dinámico. Yo no puedo saber hasta dónde llegará el progreso de este modelo con el paso de los años (algunos rumores dicen que la próxima generación será puramente eléctrica), pero sí te puedo asegurar que si estás buscando el mayor placer de conducir el Cayman S actual va a cumplir de sobra con tus expectativas. Además, hay algo que no debes olvidar. Si lo compras vas a tener entre tus manos al ¡Rey de las curvas!

 

Prestaciones

Velocidad máxima  285 km/h

Aceleraciones y elasticidad en segundos

Aceleración de 0-100 km/h 4,5

Aceleración 0-400 metros    13,6 

Aceleración 0-1000 metros          23,7 

80 a 120 km/h en Drive 3,6 segundos

Frenada en metros

60 Km/h a 0       13,1

80 Km/h a 0       23,6

100 Km/h a 0     33,2

120 Km/h a 0     53,7

Consumos en litros cada 100 Km

A 90 km/h.         7,1                     

A 120 km/h.       8,4    

Ciudad                12,7

 

FICHA TÉCNICA

Porsche Cayman S

Motor: Naftero, bóxer de cuatro cilindros refrigerado por agua; bloque motor y culatas de aluminio; cuatro árboles de levas, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa, turbo e intercooler.

Cilindrada 2.497 cm3

Potencia máxima         350 CV a 6.500 r.p.m.

Par motor máximo      420 Nm entre 1.900-4.500  r.p.m.

Peso en orden de marcha     1.460 Kg

Tracción: Trasera

Suspensión delantera: Brazos de suspensión (tipo McPherson, optimizados por Porsche) con brazo de guiado de la rueda y suspensión independiente de las ruedas mediante brazos transversales y longitudinales; amortiguadores de dos tubos y gas presurizado; barra estabilizadora; dirección asistida electromecánica.

Suspensión trasera: Ruedas guiadas individualmente por brazos transversales con brazos longitudinales, barras de acoplamiento y brazos de suspensión (tipo McPherson, optimizados por Porsche); muelles helicoidales cilíndricos con amortiguadores interiores en disposición coaxial; barra estabilizadora.

Fabricado en: Zuffenhausen, Alemania

Coeficiente aerodinámico Cx: 0,31

Capacidad depósito de combustible:    64 litros

Capacidad del baúl: 150 litros adelante y 162 atrás

Longitud   4.379 mm

Ancho       1.801 mm

Alto  1.284 mm

Distancia entre ejes     2.475 mm

Neumáticos        235/35 x 20¨ adelante, diseño Carrera S

                            265/35 20” atrás

Garantía    2 años sin límite de kilometraje

Precio en Argentina: 203.000 dólares

Precio en Estados Unidos: 88.750 dólares (versión probada)

Precio en España: desde 82.872 Euros



ago

blog comments powered by Disqus
Test Drive

Objeto de deseo

Con un diseño creado para sorprender la coupé Veloster de Hyundai busca aumentar la imagen de la marca y consolidar su presencia en el segmento de las coupés.