AutoSemanario


Camión Volvo con dirección automática


Volvo Trucks ha aprovechado las tecnologías aplicables a la conducción autónoma para diseñar un nuevo camión con dirección automática que puede aumentar significativamente la productividad de los productores de caña de azúcar brasileños. El camión, que permite transportar la caña de azúcar recién recogida, se conduce con gran precisión milimétrica, evitando que se desvíe más de 25 mm lateralmente por los campos, para evitar dañar las plantas jóvenes que formarán la cosecha del año que viene. Actualmente, se pierde en torno al 4% de la cosecha, ya que las plantas jóvenes son arrolladas y el terreno se compacta debido al paso de los vehículos. Esto se puede traducir en considerables pérdidas de dinero por camión cada temporada.

En Maringá, municipio situado a una hora de vuelo de São Paulo, el Grupo Usina Santa Terezinha produce azúcar y etanol a partir de sus propios cultivos de caña de azúcar. Durante la temporada pasada, los enormes campos de la empresa han servido de superficie de prueba para el prototipo con dirección automática de Volvo Trucks. El objetivo del desarrollo de este camión era analizar el modo en que la conducción autónoma podía evitar dañar el terreno y los cultivos, y así aumentar los ingresos. Las posibilidades de conseguir mayores cosechas son significativas: hasta diez toneladas por hectárea cada año.

 

"Gracias a la solución de Volvo Trucks, podemos aumentar la productividad, no solo para una única cosecha sino para todo el ciclo de vida de la planta de caña de azúcar, que puede durar hasta seis años", explica Paulo Meneguetti, Director de Finanzas y Contratación de Santa Terezinha.

 

Actualmente, la caña de azúcar se recoge de los campos de cultivo con cosechadoras y camiones que se controlan manualmente, desplazándose uno al lado del otro a baja velocidad. Cuando un camión está totalmente cargado y se desvía para vaciar su carga, el siguiente avanza hasta colocarse al lado de la cosechadora para repetir el proceso. El gran reto de los conductores de estos camiones es mantener la velocidad de la cosechadora y, al mismo tiempo, concentrarse por completo en seguir la ruta establecida para no estropear las plantas cercanas que darán la cosecha del próximo año.

 

Volvo Trucks ha resuelto este problema con un sistema de asistencia al conductor que automatiza la dirección. Garantiza que el camión se mantendrá siempre en la ruta adecuada al acercarse, separarse y alejarse de la cosechadora, de manera que las plantas no resulten arrolladas y dañadas. Con la ayuda de receptores de GPS, el camión sigue un mapa basado en coordenadas por todo el campo de caña de azúcar. Dos giroscopios garantizan que no solo las ruedas frontales sino todo el vehículo se conduce con gran precisión para evitar que el camión se desvíe más de 25 mm lateralmente del recorrido establecido. Durante la carga, el conductor puede optar por regular la velocidad con la ayuda del programador de velocidad del vehículo o bien acelerar y frenar manualmente. Dado que el conductor se libra de la agotadora tarea de mantener una dirección precisa, le resultará más sencillo centrarse y trabajar de una manera más relajada y segura durante todo el turno.

 

"Con esta solución, pronto podremos aumentar significativamente la productividad de nuestros clientes en el sector de la caña de azúcar. Al mismo tiempo, mejoraremos la seguridad y las condiciones de trabajo de sus conductores. Esto, a su vez, hará que el trabajo sea más atractivo y resulte más sencillo contratar y mantener conductores", afirma Wilson Lirmann, Presidente del Grupo Volvo Latinoamérica.

 

Este verano, el proyecto de investigación pasará a la fase de desarrollo de producto y se probarán más vehículos sobre el terreno. Después, se espera que la solución salga a la venta en un futuro inmediato.  Este mismo año Volvo Trucks ofrecerá a sus clientes un avanzado sistema de lectura de mapas basado en GPS que ofrecerá al conductor una visión mucho mejor para mantener un rumbo predeterminado, incluso en el caso de que la dirección se siga manejando manualmente.

 

Este camión con dirección automática para el transporte de caña de azúcar es uno de los proyectos de investigación y desarrollo de vehículos automatizados de Volvo Trucks. En este momento se están realizando pruebas sobre un camión autónomo para operaciones de minería en la Mina de Kristineberg, en el norte de Suecia, y se está probando un camión de recogida de basura autónomo en Gotemburgo, Suecia. El objetivo es evaluar el modo en que sistemas con distintos grados de automatización pueden contribuir a lograr una mayor productividad, un mejor entorno de trabajo y una mayor seguridad.

 

Datos

 

Vehículo: Volvo VM con dirección automática configurado para el transporte de caña de azúcar.

Automatización: sistema con funciones como receptores GPS, giroscopios dobles (IMU), motor de pasos para la dirección y pantalla del conductor.



jun

blog comments powered by Disqus